opinion.blog.christian-martinoli.la-apuesta
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

La apuesta

2021-07-16 | CRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Vamos tranquilos, Funes Mori está aprovechando sus oportunidades dentro de un torneo endeble y ante rivales flojos, incluido el amistoso contra una selección nigeriana C. Lo está haciendo como tantas otras generaciones de delanteros mexicanos lo hicieron en el mismo torneo y frente a los mismos amistosos de dudosas procedencia (algunos jugadores penosamente no consiguieron sacar jugo a dichos eventos). Entonces su mérito es la explotación de las chances que le ofrece ser nueve de la Selección Nacional.

Lleva tres juegos y su participación es Interesante no porque pueda llegar a anotar, sino que es capaz en la medida de sus posibilidades de darle continuidad a algunos ataques, saliendo de su posición natural, no mucho, y distribuir con inteligencia al compañero más cercano. Juega básico, sencillo, pero de manera útil.

Me decía el Dr. García, un tipo que jugó la misma posición, antes de que se confirmara la llegada del atacante del Monterrey a la Selección, que éste se cansaría de anotar por su inteligencia para participar en la elaboración del juego y no sólo por moverse correctamente dentro del área.

Falta mucho y deberán venir, esperamos, mejores exámenes no sólo para que el nuevo delantero del Tricolor muestre su potencial, sino para que todo el equipo siga macerando la idea futbolística del Tata con un '9' y gente ligera, habilidosa, desequilibrante alrededor que incluso tiene libertad de movimiento como son Corona y Lozano, cuando se recupere.

El entrenador lanzó su apuesta y la tiene en la mesa, sabemos bien que Martino, como 99 por ciento de los entrenadores del mundo, morirán con la suya y quizá los que están molestos con la presencia de Funes Mori, sólo dejarán de estarlo si se llega al famoso quinto partido, mientras tanto y como todo de momento es una utopía, disfrutemos y suframos de los juegos del seleccionado nacional porque tenemos todavía casi 500 días para que llegue el Mundial y ahí si dinamitar odios
o amores deportivos a diestra y siniestra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LAS FINALES