opinion.blog.christian-martinoli.las-finales
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Las Finales

2021-07-09 | Christian Martinoli
Comparte en:

Europa y Sudamérica buscan campeón y cuatro equipos que llegaron a levantar la Copa FIFA van por la gloria continental.

En Inglaterra se vive una revolución emocional sin precedentes porque a pesar de que los creadores del futbol que hoy conocemos siempre presumen esa invención, increíblemente viven alejados de la gloria deportiva con su selección nacional. Suena paradójico que la Premier League domine el mundo desde hace varios lustros y que el Equipo de la Rosa no pueda trascender, por más que generalmente tenga buenos elementos vistiendo su camiseta.

Muchos dirán que la Premier tiene semejante trascendencia por la calidad de los no nacidos en la isla británica; sin embargo, los futbolistas de esa región suelen tener una raza competitiva impresionante y, al mismo tiempo, compiten contra lo mejor del mercado internacional semana a semana, lo que tarde o temprano se tenía que ver reflejado en la escuadra nacional.

Southgate, que de tragedias deportivas sabe y bastante, ha logrado compaginar un equipo ligero y veloz en ataque con la suficiente, sólida y muy británica forma de defender su área, sobre todo por arriba y con laterales extremadamente rápidos. Mezcla, hasta el momento, exacta. Hace 61 años que Inglaterra buscaba llegar a una Final de Europa y hace 55 que no levanta un título en selección mayor.

El domingo, en casa con esa ilusión y presión a la vez, se encargará de enfrentar a un tetracampeón del mundo que en poco tiempo pasó de la tragedia de no asistir al Mundial de Rusia a recomponer el camino y arrancar de manera disruptiva la forma de juego histórica de Italia. Todo el crédito para Mancini.

El experimentado neerlandés Kuipers deberá ser quirúrgico en su trabajo arbitral y más luego de que los mismos daneses se quejaron abiertamente del penalti que les cobraron en contra para que Inglaterra avanzara a la Final a del certamen. El pronóstico es reservado por más que Wembley pueda pesar a favor del local.

De este lado del planeta, otro templo de este deporte en Río de Janeiro albergará uno de los Clásicos más calientes que tiene el futbol.

Messi regresa a Maracaná donde olió la gloria máxima y un zapatazo de Götze a seis minutos de los penaltis le arrancó la ilusión de seguir aspirando por la Copa Mundial en 2014. Ahora en otra Final y contra el favorito Brasil intentará levantar un título con la Albiceleste.

Contra todo pronóstico, el inexperto Scaloni acumula 19 juegos consecutivos sin derrota como entrenador de Argentina, la última que tuvo fue precisamente ante el Scracth du Oro. Su equipo tiene potencial, pero las maneras no terminan de convencer a sus más recalcitrantes críticos.

El cuadro rioplatense juega de manera explosiva 15 minutos y generalmente consigue hacer diferencia en el marcador, pero después afloja, especula y sufre

con una defensa central lenta. Su figura arriba está claro que es Messi, y abajo, Scaloni le dio la alternativa a Emiliano Martínez, considerado el mejor arquero de la Premier League en la última temporada. Guardameta alejado del protagonismo

y los reflectores al ser utilizado como suplente eterno en el Arsenal hasta que lo vendieron al Aston Villa.

Juego aéreo, recorrido de área y personalidad le sobra, muestra de ello fue la tanda de penaltis ante Colombia, donde generó una polémica importante que dividió incluso a muchos argentinos que debatían que si lo que hizo antes de cada penalti que cobraban los cafeteros fue 'viveza criolla' o actitud antideportiva. Muy concentrado deberá estar para detener los ataques de Neymar, Paquetá, Richarlison y Everton, un póquer que luce poderoso y quizá imparable para la Final de mañana.

Brasil, lejos fue el mejor equipo de la Copa y si bien pasó momentos complejos por jugar contra 10 ante Chile en Cuartos de Final, recuperó las formas y dosificó esfuerzos contra Perú para llegar sin contratiempos y con un día más de descanso a la Final que podría darle su décima Copa.

Será el Clásico 108 entre estas dos escuadras de abolengo. Argentina es el equipo que más le ha ganado a Brasil en la historia con 40 triunfos, pero es la tercera selección que más ha perdido ante la Verdeamarela, al caer en 42 ocasiones, nueve menos que Chile (51 derrotas) y cinco menos que Paraguay (47 caídas).

Desde 1937 que Argentina no le gana una Final a Brasil, mientras que los locales en ese lapso ya derrotaron dos veces a la Albiceleste en Copa América (Perú 2004 y Venezuela 2007) y una en la Confederaciones de Alemania 2005.

Clásico al fin, donde las diferencias actuales y las estadísticas no juegan, porque entra el sentimiento y el orgullo. Neymar contra su amigo Messi, que es ahora o nunca si desea ganar algo con su país porque el Mundial de Qatar para Argentina hoy, a año y medio, luce en árabe.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: OLÍMPICA