opinion.blog.christian-martinoli.olimpica
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Olímpica

2021-07-02 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Extraño, incómodo y hasta ridículo fue observar la banca mexicana con dos cuerpos técnicos sentados en el juego ante Panamá sin dirigirse la palabra. Scoponi y Martino juntos en una esquina y a metro y medio Lozano con su grupo de trabajo.

Claro está que no es un distanciamiento personal o laboral, sino que las circunstancias los obligaron a estar reunidos en un sitio que originalmente era para el 'Tata', pero que el mismo entrenador de la Selección Mayor cedió hace semanas para que el choque contra Panamá sirviera de preparación rumbo a los Juegos Olímpicos.

Digamos que los que pusieron el dinero sintieron que "le veían la cara" al público vendiendo en su publicidad a la Mayor y que vendría en su lugar la olímpica, por eso obligaron a Martino a que trajera a un par de elementos que no jugarían y que él personalmente estuviera presente.

Dicho sea de paso, esos mismos organizadores le han visto la cara decenas de veces al público mexicano en los Estados Unidos y nunca se ruborizaron, raro fue que lo hicieran ahora. Aclarando que la mayoría de los espectadores que asisten a los juegos de México en el vecino país, pocas veces exigen espectáculos garantizados con protagonistas anunciados previamente. Ellos van a la fiesta y poco o nada les interesa el fondo o los actores, sino que la camiseta con el escudo nacional obtenga la victoria.

Ya en el campo, Panamá fue menos de lo que se esperaba dentro de una selección que en su cambio generacional va a sufrir y bastante, apenas logró disparar arriba del travesaño un tiro libre y colocó un centro que descolgó Ochoa, convengamos que esa fue la única ocasión en la que el arquero mexicano todo la pelota con las manos.

En lo colectivo, México tuvo posesión constante, buscó la amplitud y tuvo escasa profundidad. Lainez por el momento es el que más quiere pero necesita encontrar socios por la derecha como lo que a veces logran realizar por izquierda Vega y Aguirre.

Montes puede ser una garantía en el juego aéreo y eso ayudará de vez en cuando, el tema principal es que Lozano tiene que trabajar mucho en estos 22 días previos al debut olímpico ante Francia para que Romo y Córdova sean desequilibrantes y puedan lograr que la pelota le llegue con mayor frecuencia al centro delantero.

Henry Martín tiene voluntad y la pelea fuera del área, pero necesita balones dentro de los 16 y medio para pesar en el campo; fue hasta el minuto 91 que le dejaron una pelota real dentro del área para que fuera rematada, la única que el Tricolor consiguió darle a su atacante más adelantado. Digamos que si van a jugar con un punta tienen que provocar que más veces pueda tener protagonismo en los últimos 20 metros de cancha con el esférico, de lo contrario como decía Jorge Campos en la transmisión, “México si no encuentra juego para un centro delantero, necesita jugar con dos atacantes pero sin un ‘nueve' fijo”.

El debate básico hoy en día en la Selección Mayor y en la olímpica va con el asunto de si los centros delanteros existentes tienen o no gol y la verdad es que no podemos hacer una evaluación al respecto, porque la bola les llega una vez por encuentro con posibilidades reales de contacto frontal contra el portero rival.

Así es imposible saber cómo andan en fineza los atacantes, tengan el nombre que tengan. Ya que con esa simpleza entonces podemos decir que contra Panamá, Henry estuvo impecable porque la única que le dieron la metió y no es tan así.

México tiene problemas reales de volumen y construcción, es en eso donde se debe centrar Lozano, porque si el debate está en quién mete los goles, primero se deberían de enfocar en cómo crear las ocasiones. “Peccata minuta”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA COPA SE AHOGA