opinion.blog.christian-martinoli.la-copa-se-ahoga
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

La copa se ahoga

2021-06-25 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Cada vez está más descompensado el futbol mundial, y si siempre existieron niveles muy marcados entre competencias continentales, ahora es alarmante observar y comparar lo que se juega en la Eurocopa y lo que se ve de la Copa América.

Hoy el nivel de la mayoría de las selecciones de Conmebol está más cerca de la Concacaf que de la UEFA; obvio, no faltarán aquellos que aseguren que siempre fue así y que cómo es posible que ahora uno se dé cuenta; sin embargo, en esta oportunidad es muy notorio el bajón futbolístico global de los sudamericanos, que de vez en vez pueden dar una mejor presentación a la anterior, pero que en estricto sentido de regularidad y estándares de calidad van a la baja.

Salvo Brasil que intenta lucir a sus figuras “europeas” ya sin el brillo de generaciones pasadas, las demás selecciones vienen con tumbos o en descenso. Argentina tiene potencial, pero no juego y mucho menos maneja una idea táctica clara que haga lucir a sus mejores elementos en ataque. Se dedica a apretar los primeros minutos de los partidos y si consigue ventaja, defiende más que si lo dirigieran Helenio Herrera, Bilardo y Simeone juntos.

Siguen dependiendo de un hombre como Messi, hoy de 34 años, que frote la lámpara y con un técnico totalmente novato como Scaloni que no tiene blasones de ningún tipo para ocupar ese lugar, es cierto, su escuadra pierde poco, pero no arriesga nada en ofensiva y sufre por sacar los resultados, así no pasa mucho y aburre a la mayoría. Si Messi quiere en Qatar ser aspirante al título, el camino está minado.

El nivel total de esta Copa, también tiene que ver por la extensión de gloria que tanto Chile como Uruguay buscan darle a sus jugadores emblema de los últimos 10 años. Claramente, generaciones importantes que marcaron época sobre todo del lado de los andinos, pero que hoy viven del recuerdo y de algún chispazo, así y sin cambio de nombres importantes se van apagando de a poco las piernas y, por ende, las luces, de dos cuadros que llegaron a competir lindo en el concierto mundial y que con su inconsistencia le restan calidad a un torneo que en su momento supieron liderar.

De Colombia siempre se espera más y aunque dio un muy buen partido contra Brasil (también perdió ante Perú), para nada este grupo de jugadores, incluso hasta hace no mucho con James dentro del plantel, solía ser animador contra cualquiera, hoy sigue siendo una sombra del conjunto que se esperaba desde el Mundial 2014 pudiera hacer olvidar a la selección del 90, los cafeteros siguen sin consolidar un proyecto y el futuro pinta con pocos brotes estéticos.

Ecuador compite en la zona físicamente, pero saliendo de Quito en eliminatorias es un equipo común; Perú parece que llegó a su cenit calificando a Rusia 2018 y hoy no puede sostener dos partidos al mismo nivel de calidad.

Paraguay no deja la lucha como estandarte, pero carece de nombres importantes, incluso en defensa que era su gran escuela. Sobre Bolivia y Venezuela, pues siguen estancados en los últimos lugares. De estas dos escuadras salvo el arquero Fariñez de la Vinotinto que juega en el Lens y ha lucido, los demás son jugadores que divagan en la parte baja del certamen.

Caótica Copa hecha al vapor dentro de una nueva sede, sin gente y con campos en terrible estado, todo mal para un torneo legendario, el más viejo de todos a nivel de selecciones que hoy se estrella ante la medianía de sus participantes y en el que si Brasil no levanta el título sería una verdadera sorpresa. Parece que tendremos que esperar algunos años para que esta zona futbolística rica de talento histórico pueda resurgir en un mediano plazo. Por ahora poco y nada. Triste.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ITALIA VS ITALIA