opinion.blog.christian-martinoli.italia-vs-italia
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Italia vs Italia

2021-06-18 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Hace más de 80 años que la selección italiana maneja con orgullo el catenaccuo,(cerrojo) un sistema ultra defensivo que por supuestos ha tenido sus variantes dependiendo las épocas, las características de los jugadores y el toque de los entrenadores, pero que nunca dejó de lado el valor primordial, su esencia, la de esperar, aglomerarla, distribuir, apretar, marcar y jugar en contragolpe en velocidad o perfeccionar la táctica fija.

Juego ideado por el austriaco Karl Rappan, introducido al fútbol suizo que Nereo Rocco, adquirió para el Calcio y poco más tarde el mítico Helenio Herrera (considerado entre los mejores 10 entrenadores de todos los tiempos)  potenció el sistema mundialmente.

La leyenda urbana cuenta que la mayoría de los niños italianos soñaban con ser defensas en lugar de grandes creativos o goleadores monumentales, que preferían el músculo y la táctica al juego artístico y decorativo.

Los tifosi quizá reprochaban tanto sufrimiento  en la grada viendo a su equipo defender, sin embargo cuando ese estilo le puso cuatro estrellas al escudo nacional, ningún insulto podría encontrar justificación alguna. Obvio, que siempre se puede jugar “mejor” o más “lindo”, pero si la historia construyó gloria de la mano del esfuerzo colectivo y los ataques quirúrgicos al frente, pues es difícil ir contra marea.

Quizá Italia por la idea impregnada en la camiseta sacrificó o amarró a muchos talentosos pero el fin justificaba los medios, porque hasta hace no mucho la Squadra Azzurra, logró ser campeón del mundo con un partido que le venía dando la espalda en Berlín y que consiguió ganarlo en penales frente a la Francia del último Zidane.

Muchos dirán que Italia no siempre defiende a ultranza y tendrán razón, pero el aroma por lo general es el mismo  y las tradiciones en los equipos de abolengo suelen respetarse lo más apegados posible a los anales.

Pero un día lo que solía pasar casi en automático, no sucedió. Apareció lo impensado  e Italia acostumbrado a los trámites burocráticos en el campo que constantemente los resolvía de manera favorable, se vio fuera de una Copa delMundo.

Los insultos a las formas y el amarre tuvieron efecto colateral y justificado. El Calcio tantas veces cimbrado por la corrupción de su Liga, se estrelló contra sí mismo viendo al equipo di tutti fuera del torneo que levantó cuatro veces y del que no se ausentaba desde 1958.

Desde aquel golpe que ruborizó a todos en la península itálica, Roberto Mancini, un ofensivo que supo hacer época como jugador en la Sampdoria y la Lazio,  arribó a la selección con trece títulos como entrenador en la espalda y con la misión de recuperar el lugar que Italia perdió.

Hoy no solo trata de recobrar esa plaza sino que de manera insospechada lo está haciendo con un giro radiante que no solo sorprende a la gente en su país sino al mundo entero. Porque la Italia de Mancini propone los partidos, todos, 25 metros más adelante que lo que solía hacer esta selección.

Tratando de romper los propios paradigmas que estableció durante décadas el fútbol de la bota y que en este momento cuando se juega la Eurocopa le ha entregado dos contundentes  resultados de 3-0 contra Turquía y Suiza.

Italia ataca y ataca siempre, distribuye jugadores arriba, juega y propone los mano a mano por las bandas y luce pleno, sin ataduras, en libertad de acción.

Da gusto ver a este equipo, no sabemos hasta dónde les alcance pero luego de la penumbra quieren encontrar la luz contradiciendo sus propios pergaminos, es decir, Italia luchas contra Italia y eso es una lección fuerte no solo para los italianos sino para el mundo del fútbol entero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EN BUSCA DEL 'DIFERENTE'