opinion.david-medrano.18-mdp-no-alcanzan-para-cubrir-deudas-de-veracruz
Opinión

David Medrano

Uno de los comentaristas más respetados de México. Cuenta con información de primera mano sobre los temas que mueven el mundo del balompié y no duda en ponerla al servicio de los lectores de RÉCORD.

18 mdp no alcanzan para cubrir deudas de Veracruz

2019-10-19 | David Medrano
Comparte en:

Veracruz es, junto a Bravos, el plantel más barato de la Liga MX; la nómina mensual, incluyendo todas sus categorías, ronda los 10 millones de pesos por mes. 

No hay sueldos superiores a 600 mil pesos mensuales. La mayoría gana entre 200 y 400 mil pesos y solamente algunos extranjeros y un mexicano cobran arriba de esas cantidades.

La nómina del Veracruz es de casi 150 personas, ya que aparte de los planteles de Liga MX, Sub 20, Sub 17 y femenil, hay que pagar al personal administrativo y de mantenimiento del estadio. No hay que olvidar que tienen que pagar a Matías Cahais alrededor de 26 millones de pesos antes de diciembre, ya que es fallo de FIFA y no hay vuelta de hoja. 

Con toda esa problemática, los 18 millones que aparecieron no alcanzan para todas las deudas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: JUGADORES DE VERACRUZ, DESILUSIONADOS DE ARIAS
 

NO LO TIENEN 

Varios jugadores del Veracruz no tienen copia del contrato privado que firmaron con la directiva, por ello dicen que su acuerdo es verbal, ya que no podrán acreditar ante la Comisión de Controversias la cantidad de dinero que acordaron en su momento y se tendrán que conformar con pelear lo firmado en el contrato federativo, que ronda los 20 mil pesos mensuales, pues la Federación no les puede pagar algo de lo que no tienen comprobante.

Algunos sí tienen copia del privado y lo podrán ingresar para aspirar a cobrar. 

SE PUEDE

El hecho de que el contrato privado no esté registrado en la Federación no impide que los jugadores no lo puedan presentar en Controversias y cobrar. 

El ejemplo más claro es el de Guillermo Vázquez, quien fue registrado por el Veracruz en la Liga MX con un contrato por muy poco dinero y cuando fue despedido el estratega ingresó el compromiso privado, donde se establecían las condiciones y cantidades.

La Federación checa que el contrato privado tenga las mismas firmas que los contratos federativos y al comprobarlo el Veracruz le tuvo que pagar lo señalado.