renato-ibarra-saco-la-ira-de-la-directiva-aguila
Opinión

Jonatan Peña

Apasionado del deporte y la vida misma. Aquí encontrarás información fresca y detallada del América, la Selección Nacional y el futbol mexicano. En RÉCORD desde el 2007, actualmente colaborador del mejor diario de México.

Renato Ibarra sacó la ira de la directiva águila

2020-07-04 | Jonatan Peña
Comparte en:

La telenovela de Renato Ibarra con América llegó a su punto final al ser cedido al Atlas y, aunque no se fue de la mejor forma, deberá aprovechar la oportunidad que le dio el Grupo Orlegi de seguir con su carrera en México a pesar del escándalo en el que se vio inmiscuido por violencia familiar en contra de su ex pareja Lucely Chalá.

Tras lo sucedido en marzo con el ecuatoriano y de que llegó el anuncio de su separación definitiva de las Águilas, ambas partes se sentaron y, sin querellas, acordaron su venta para que nadie perdiera. Aunque trataron de sacarle el mejor jugo pensando en 5mdd, nunca llegó una oferta atractiva y con la pandemia, el panorama terminó por ser desalentador.

Debido a los nulos ofrecimientos atractivos y de que varios clubes, al ser ofrecido, no estuvieron convencidos de tenerlo por la situación extracancha que había vivido, en Coapa sí llegaron a pensar en la posibilidad de quedarse con Renato y retractarse.

Atlas fue de los equipos que no le habían cerraron las puertas, pero una compra era imposible y además los casi 100 mil dólares que percibe el jugador mensualmente, eran otra traba que complicarían su llegada.

La directiva americanista no estaba muy convencida de un préstamo y de perder económicamente, por lo que a finales del mes pasado, le solicitó a Ibarra que diera una entrevista a la televisora de casa para ofrecer una disculpa pública por sus actos, explicar qué había sucedido de manera ‘acomodada’ y apagar un poco los ánimos, pero éste se negó y argumentó que con un video que hiciera era suficiente. 

Esto encendió la ira de la alta plana azulcrema y más cuando observaron que sí dio una entrevista a la cadena ESPN tratando de ‘hacer de su parte’. La decisión de prestarlo llegó rápidamente, accedieron en cierta medida en el plano económico y la negociación con los Rojinegros se cerró en pocas horas al establecer nuevamente contacto.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: ATLAS, EL OFRECIDO

La cesión es por un año y compartirán parte del sueldo del futbolista. Sin embargo, luce complicado que vuelva a vestirse de amarillo pese a que tiene contrato con la institución hasta el 2023.