opinion.joshua-maya.atole-con-el-dedo
Opinión

Joshúa Maya

Uno de los fichajes más recientes de RÉCORD pondrá a prueba su conocimiento para ayudarte a ser un maestro de las apuestas.

Atole con el dedo

2019-11-18 | Joshúa Maya
Comparte en:

La NFL nos dio atole con el dedo. Tras lo sucedido en el partido de campeonato en la NFC el año pasado, la NFL en sus juntas anuales en las que revisan la aprobación de nuevas reglas, aceptó -ya lo había hecho el comisionado la semana previa al Super Bowl- el grave error de los oficiales en ese partido, mismo que privó a los Saints de tener la oportunidad de vencer a los Rams y ganar un boleto a Atlanta.

La comisión de competencia decidió que se le daría la posibilidad a los coaches de lanzar un pañuelo para desafiar llamadas evidentes, en donde no se haya marcado una interferencia ofensiva o revisar una interferencia defensiva. ¡Bravo! Todo sea por acercarnos más a la justicia, desafortunadamente, fue atole con el dedo.

A los oficiales no les gusta que desafíes su criterio y, a menos de que sea algo realmente grotesco y en un partido importante (como sucedió el año pasado), no cambiarán sus decisiones en el campo.

En los últimos 33 desafíos, se ha cambiado solamente 1, el 3%, muchos de ellos con fundamentos de ser claros y obvios, palabras que menciona la regla, pero aun así los oficiales se quedan con su decisión en el campo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LA COLUMNA: JUGADAS DE LA SEMANA

Ayer domingo, el partido que más llamaba la atención era el Texans y Ravens; Houston, en su segunda serie ofensiva cuando aún el partido estaba 0-0, desafiaron una clara interferencia en las diagonales sobre DeAndre Hopkins, más clara y obvia, imposible, después de la revisión se quedó como se marcó de un inicio.

NFL, si no la vas a respetar tu propia nueva regla, quítala, es mejor que un par de oficiales se equivoquen en el campo a lo que está sucediendo ahora, se revisa, se dan cuenta del error y no lo corrigen.

Pasando a un lado el tema polémico, Lamar Jackson y los Ravens siguen luciendo incontenibles, la victoria ante los Texans fue imponente, mandando un mensaje claro al resto de la AFC: 'somos el mejor equipo de la conferencia', se los creo a toda ley.