¿Qué es el flat white y por qué Google le dedica un Doodle el 11 de marzo?

Foto Especial
El flat white es una bebida de café originaria de Melbourne, Australia en los años 80, que se ha vuelto muy popular en las cafeterías especializadas | Foto Especial
El flat white es una bebida de café originaria de Melbourne, Australia, en los años 80 y se ha vuelto muy popular
m.alcantara
Comparte en:

Google cambió su imagen este 11 de marzo para dedicar su doodle al flat white, un café inventado en Australia en la década de 1980. El doodle muestra las letras de la palabra Google en una estética marrón y amarillo, con una taza de café que se llena y dos canastas de filtro representando las "o". También se muestra una lecherita con leche y semillas de café. 

El doodle de Google es un cambio en el logotipo de la página principal que celebra eventos, logros o personas importantes en el mundo por un día. 

Foto Especial

¿Qué es un flat white? 

Un flat white es una bebida de café originaria de Australia y Nueva Zelanda que consiste en una mezcla de espresso y leche vaporizada, similar a un latte pero con menos espuma y una proporción de café más alta. Es una bebida suave y cremosa que se ha vuelto popular en todo el mundo.

Diferencias entre un latte y flat white 

Aunque ambos cafés tienen ingredientes similares, el flat white se caracteriza por tener una capa fina de leche vaporizada que se mezcla con el café, creando una superficie uniforme y suave.

Por otro lado, el latte se diferencia del flat white por tener una mayor cantidad de leche. Normalmente se sirve en un vaso y combina uno o dos shots de espresso con una generosa cantidad de leche vaporizada. Esto hace que sea una bebida más suave y cremosa en comparación con el flat white.

Foto Especial

¿Cómo se prepará un flat white? 

Calienta alrededor de 150 a 200 ml de leche a unos 65 °C sin que llegue a hervir. Mientras tanto, prepara un espresso doble utilizando aproximadamente 18 a 20 gramos de café molido fino para obtener unos 60 ml de café.
Vierte el espresso en una taza de cerámica previamente calentada. Luego, añade la leche caliente vaporizada. A medida que llenas la taza, vierte desde cierta altura al principio y luego acerca la jarra para crear una fina capa de espuma en la parte superior.
El objetivo es lograr una proporción equilibrada entre el café y la leche, resaltando el sabor del espresso y añadiendo la cremosidad de la leche. 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NINTENDO ANUNCIA UNA SECUELA DE LA PELÍCULA 'SUPER MARIO BROS' ¿CUÁNDO SE ESTRENA?