fantasma-figueroa-aseguro-que-america-evito-su-regreso-a-mexico

Fantasma Figueroa aseguró que América evitó su regreso a México

Fantasma Figueroa aseguró que América evitó su regreso a México
Marco Antonio Figueroa como técnico del Morelia | MEXSPORT
El exdelantero chileno tuvo que esperar dos años para volver a jugar en nuestro país con Morelia
2020-04-08 | REDACCIÓN RÉCORD
Comparte en:

Marco Antonio Figueroa es el máximo anotador en Primera División de Morelia, logro que consiguió en ocho años en dos etapas, interrumpidas por su paso por América y Cobreloa de 1990 a 1993.

Y es precisamente esa etapa en las Águilas de la que el famoso Fantasma recuerda como la directiva azulcrema le impidió volver a jugar en México tras fracasar en Coapa.

"Hugo Enrique Kiese y Panchito Hernández (q.e.p.d.) no me dieron la oportunidad ni la confianza como se la brindaron a otros extranjeros. Yo tenía dos años de contrato y al salir del club me transfirieron a Chile. Por contrato, pues ahí había una cláusula, me prohibieron regresar a México hasta que pasaran dos años", reveló el andino.

El Fantasma en su etapa como jugador de Morelia

"Fue injusta la forma en que me sacaron. Tuve que estar todo ese tiempo fuera del país y hasta el 93 volví, porque don Nicandro Ortiz le llamó a mi señora y le dijo que me compraría de nuevo para jugar en Morelia", añadió.

Entonces en América el técnico era el yugoslavo Dragoslav Sekularac, quien no le dio la oportunidad a Figueroa.

"Ese señor no hablaba el idioma y era difícil entender lo que quería. Yo era el más joven en el plantel y creo que fui el refuerzo más caro en ese año (1990). Decidí encararlo y me echó a mí la culpa del Mundial del 62, imagínense, yo en el 62 nací. Me dijo que por culpa de los chilenos no ganaron el tercer lugar, que le habíamos robado. Nosotros quedamos terceros en esa Copa del Mundo y justamente vencimos a Yugoslavia. Todo se me venía encima y yo ni idea tenía (risas)", confesó el ahora técnico del Cobreloa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TOM BRADY: 'QUIERO VER QUÉ TAN GRANDE PUEDO SER'