opinion.ignacio-suarez.cruz-azul-un-botin-de-cemento-y-goles-segunda-entrega
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Cruz Azul, un botín de cemento y goles (Segunda entrega)

2021-01-20 | Ignacio Suárez
Comparte en:
Este fin de semana, en un reportaje espléndidamente documentado por el semanario Proceso y escrito por mi colega Raúl Ochoa, no solo ratificó lo escrito por este reportero la semana pasada sobre un desfalco a la cooperativa por 43 mil millones de pesos. Sino además, presentó como primicia nuevas evidencias como fue la exhibición del Fideicomiso, en donde señalan que fue un robo siete veces más grande que la escandalosa 'estafa maestra' del sexenio de Peña Nieto. 
 

A medida que empieza a salir todo a la luz y a documentar tan abominable estafa se confirma el modus operandi, en lo que algunos consideran una célula delictiva. El clan del poder de los Álvarez Cuevas, fue además de evidente, muy sólido, pues tenían el control absoluto de la cooperativa: Billy, la presidencia; Alfredo, la dirección comercial; y Víctor Garcés, cuñado de los Álvarez, la dirección jurídica. Fueron al mismo tiempo miembros del Consejo de Administración y también del de vigilancia. Es decir, fueron juez y parte, ellos se aprobaban todo: compras, ventas y auditorías. Hicieron y deshicieron a su antojo con todo el dinero de la cooperativa, incluidos sus activos.  

Como lo relate en mi primera entrega de este gigantesco desfalco, el equipo Cruz Azul es la parte más pequeña del fraude, aunque se hable de los siete u ocho mil millones de pesos en los últimos 23 años. Las auditorías al interior NO terminan, se van sumando algunas pasadas a las actuales para cruzar información y detectar los modus operandi.  

DOBLE Y TRIPLE NÓMINA  

Por tratarse de un delito continuado por la misma administración de Billy Álvarez durante más de dos décadas es que algunos de los actos delictivos NO prescriben, por tanto, en el juicio que se les hará a los directivos seguirán vigentes muchas auditorías de pasado. Es el caso concreto de las realizadas a la administración del equipo durante los años 2009, 2010 y 2011, cuya auditoría la realizó el despacho de Sánchez Barbosa, detectaron graves anomalías, ya que encontraron que existió una doble y en ocasiones una triple nómina. 

En su reporte, el despacho fiscal detectó que aparte de la nómina NORMAL (sic) del equipo que se pagaba en forma mensual, existía otro pago realizado a través de la empresa Alta Dirección Empresarial S.A. de C.V., donde se pagaba otra nómina a los jugadores del primer equipo.

Esa doble nómina o contabilidad es clara con los documentos que aquí exhibimos, donde se establece que del mes de enero a diciembre del 2009, la nómina conformada por 36 jugadores superaba los 34 millones de pesos. Es decir, dos millones 893 mil 693 pesos mensuales. A esta cifra deben sumarse otros pagos a jugadores del primer equipo, como los realizados en mayo de ese mismo año, y que suman siete millones 759 mil 977 pesos. Tener gastos anuales superiores a los 42 millones de pesos en jugadores, sin contar los honorarios del cuerpo técnico, la logística y los viajes, en aquel tiempo era una bestialidad. Con facilidad superaban los 50 millones, que al tipo de cambio de 2009 (13.49) significarían 3.7 millones de dólares anuales, a los que habría que sumarle los costos de las contrataciones, donde se despachaban con la cuchara grande. 

LOS MEJOR PAGADOS  

En aquel momento y según la auditoría, en la nómina mensual 'normal', Fausto Pinto era el mejor pagado de plantel con dos millones 950 mil pesos, seguido de Jaime Lozano con dos millones 512 mil pesos, y Joel Huiqui con dos millones 457 mil pesos.  

Este esquema de una doble y hasta triple facturación en la nómina, en lugar de extinguirse, se ha mantenido hasta por lo menos el 2019, fecha en la que van los auditores, quienes nos confiesan que el cambio de razón social del equipo a denominarlo Cruz Azul FC fue una estrategia fiscal muy probablemente de evasión para extinguir las conductas ilegales de otras razones sociales de outsourcing. 

OUTSOURCING, NEGOCIO DE FAMILIA 

Sobre este esquema de pagos, hay una conducta muy grave y delictiva en la que también está involucrada de manera directa la familia Álvarez Cuevas. Por principio de cuentas la Ley General de Sociedades Cooperativas establece con claridad que está prohibida la contratación de trabajadores, con la excepción de que estos sean especializados o temporales. Que una cooperativa utilice un outsourcing equivaldría a que en un convento existiera un burdel, así de incongruente e ilegal.

Pero eso desde hace años, le importó un comino al Director General de la Cooperativa, quien junto con su hermano Alfredo, Víctor Garcés, Víctor Vargas y Juan Oviedo, crearon un outsourcing con el nombre de Asesoría y Servicios Profesionales Grupo Azul S.C., en donde desde hace años agrupan a dos mil 900 'empleados', que facturan entre 120 y 130 millones de pesos mensuales. Por ese servicio la empresa de la familia Álvarez, cobra una comisión.

Es decir, Grupo Azul SC se fondeaba del dinero de la cooperativa, con ese dinero les pagaba a los trabajadores, que con este esquema NO recibían ningún beneficio social (IMSS, Infonavit, etc.), sin embargo, la comisión de entre un 10 y 15 por ciento del monto mensual de 120-130 millones de pesos iban como ganancia para la 'sagrada familia'. De esos ingresos, NO existen, hasta el momento ningún reporte a favor de la cooperativa.   

EL CHEQUE DE CHUY CORONA 

Volviendo a la auditoría del despacho Sánchez Barbosa sobre el equipo, a este le llamo sobre manera un detalle; un pago millonario, en una sola exhibición, en mayo del 2009 a uno de los integrantes, y dice a la letra: “es importante aclarar que el jugador Corona Rodríguez José de Jesús recibió este mes un cheque por tres millones 140 mil pesos, desconocemos porqué se le pagó ese importe". Cabe destacar que en la nómina 'normal' del equipo, en el 2009 el arquero fue reportado con un ingreso de un millón 676 mil pesos. Es decir en aquel año obtuvo casi cinco millones de ingresos.  

¿CÓMO PAGARON AL ARQUERO? 

Y es que en el tema de Corona hay mucha incertidumbre desde cómo llego a Cruz Azul desde los Tecos. Hablamos con quien en aquel momento (2009) fue un hombre muy cercano a Alfredo Álvarez Cuevas, en ese momento Director Comercial, y quien nos autorizó reproducir unos audios que nos compartió vía whatsapp. Este personaje, el cual (por el momento) omitiremos su nombre, nos confesó que él, trabajando para Concretos Cruz Azul, estuvo muy cerca de la negociación del arquero. 

 

 

 

 

 

“Me estoy acordando ahorita que cuando Cruz Azul compró a Jesús Corona, los dueños de los Tecos, los Leaño, tenían una constructora y le debían millones a concretos, y yo le dije al licenciado Alfredo que era buen momento para cobrarles lo que nos debían con la compra de Jesús Corona, para que de ahí se los descontaran. Y lo que hizo Billy, no aceptó eso, sino que además les condonó la deuda ¿Cómo ves? Es más, yo recuerdo que para protegerme yo pedí una carta que me firmara Billy, en donde se autorizaba la condonación de la deuda, y SÍ mandó la carta y si no mal recuerdo esa carta se quedó Fabiola con ella”  

Este exejecutivo de Concretos Cruz Azul se refiere a Fabiola Carrillo Ramírez, una ejecutiva quien fue o es aún el brazo derecho de Alfredo Álvarez. Si cómo asegura este personaje, se le condonó la deuda de Cementos a los Leaño ¿en dónde quedó el dinero de la negociación del arquero tapatío? Hasta el momento los auditores no tienen respuesta ni fiscal, ni administrativa sobre el tema.  

La trama parece de una serie de Netflix, y entre más nos adentramos en el tema y lo documentamos, más estamos seguros de que la realidad supera a la ficción muy fácilmente en algunos casos.  

Es por ello, que de nueva cuenta se nos acabó el espacio y no la historia, hay tanto por contar, hay una inmensidad de estiércol guardado sobre la alfombra azul, que ha dañado inmensamente el patrimonio de la cooperativa más grande de Latinoamérica. Así que nos leemos en otra entrega.  

“¿Y cuál es el gran mal del mundo? Lo tengo clarísimo: la ambición de poder y de dinero. Es la madre de todas las desgracias que han sucedido y que sucederán”: Quino.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CABECITA RODRÍGUEZ, A DISGUSTO EN CRUZ AZUL DESDE ANTES DE LA 'FIESTA'.