futbol.futbol_nacional.seleccion_mexicana.potro-gutierrez-sobre-el-tri-campeon-sub-17-de-2011-toco

Potro Gutiérrez sobre el Tri Campeón Sub 17 de 2011: 'Tocó enseñarlo a jugar de local'

El Potro Gutiérrez en los festejos del título de 2011
El Potro Gutiérrez en los festejos del título de 2011 | MEXSPORT
A diez años del título, el DT charló con RÉCORD sobre cómo se gestó el campeonato
2021-07-10 | JONATAN PEÑA
Comparte en:

El Estadio Azteca vivió una momento épico el domingo 10 de julio del 2011 y fue testigo de la supremacía de un grupo de auténticos guerreros y ‘niños héroes’ valientes que, de la mano del entrenador Raúl Gutiérrez, libraron todos los obstáculos y lograron ser ‘profetas’ en su tierra con un futbol mágico y voraz.

Todo comenzó como un sueño que a paso veloz se fue volviendo realidad con tesón y ahínco. Así la confianza creció partido a partido y, al final del camino, México no decepcionó y pudo conquistar su primer título mundial de FIFA en casa ante Uruguay. A diez años de aquella proeza, el Potro comparte a RÉCORD las claves de aquel campeonato Sub 17 que ya quedó grabado con letras de oro en la historia del balompié azteca.

-¿Qué pensabas hace diez años antes de iniciar el proceso con la Selección Mexicana Sub 17 que terminó en una historia de éxito?

 “Primero con cierta incertidumbre e ilusión porque inicialmente cuando llegué a selecciones me dijeron que estaba este equipo y que querían que yo lo entrenara. Que si se hacían bien las cosas y andaba bien yo podría tener la oportunidad de dirigirlo en el Mundial organizado en México en año y medio. Cuando es así no te dan garantía absolutamente de nada y en lo que te enfocas es en trabajar, tratar de preparar el equipo e ir sumándole cosas”.

 -Al principio de la justa tenían pocos reflectores, pero terminaron con la atención de todo México…

 “Fue una situación gradual porque el equipo se vino preparando bien, lo más complicado que nos tocó fue enseñarlo a jugar de local. Se plantaba en cualquier lugar: Argentina, Japón, Europa y siempre tenía buenas actuaciones y resultados. También hicimos un buen ejercicio de tres meses con algunas giras en México y preliminares. Fue un equipo que se fue graduando y cuando empezó el Mundial ya sabía a lo que se podía enfrentar y lo asumió con mucha responsabilidad”.

 -También eran inevitables las comparaciones con la Selección Sub 17 que ya había conseguido el título mundial en el 2005. ¿Cómo lo tomabas?

 “A todo mundo nos había llenado de orgullo lo del 2005, pero era otra historia, otro tipo de equipo y jugadores. Con nosotros mucha gente decía que éramos locales y después tú les contestas que chequen cuántas selecciones locales han sido campeonas a lo largo de los Sub 17 que ha habido y son pocas. Entonces para nosotros este campeonato del 2005 era algo a lo que queríamos aspirar y al final lo escribimos a nuestra manera”.

 

 

 -¿Cuál fue la fórmula para ganar el título mundial en el 2011?

 “Se conjuntaron muchas cosas, yo creo que se dio un cambio en el proyecto muy importante que inició Néstor de la Torre con su llegada a selecciones, la reorganización de toda una estructura fue fundamental para que se fueran dando las cosas. Después la preparación de los equipos que también se conjuntó con los múltiples torneos que se empezaron a hacer en las distintas categorías Sub 20, Sub 17, sub 15, ahora ya hay hasta Sub 13. Eso también fue importante para que los muchachos tuvieran una competencia nacional. Y después una internacional que se dio con los partidos de práctica y las giras; esos ingredientes se unificaron además de la parte metodológica que se empezó a vivir con selecciones y entrenadores que dieron su punto. Por eso se tuvo ese éxito y en el 2011 se quedó Campeón en Sub 17, tercer lugar en Sub 20, el siguiente año quedamos Campeones olímpicos”.

 -Llegar al título no fue fácil, la fase de grupos se superó, pero poco a poco en las rondas de eliminación directa se vivieron batallas muy importantes como la de la Semifinal contra Alemania que fue como una Final adelantada…

“Creo que ahí el equipo ya había venido teniendo sus pruebas, la primera gran prueba fue contra Holanda en el Volcán y haber ganado contribuyó muchísimo a la confianza de lo que queríamos. Después el segundo punto fuerte mucha gente piensa que fue contra Alemania, pero fue ante Francia y al vencerlos el equipo se dio cuenta de su potencial y jugar contra Alemania fue esa respuesta a la confianza de que las cosas se podían hacer; ese partido fue memorable por las formas y a todos nos deja esa vivencia que muy pocos entrenadores tienen la fortuna de vivir”.

 -¿Qué ha pasado con varios de los campeones Sub 17 en 2011 como Julio Gómez, Marco Bueno, Giovani Casillas, Carlos Fierro u otros jugadores que a lo mejor se esperaba una carrera más exitosa y no ha podido ser posible?

 “Es muy complejo hablar de ese tema porque cuando estos muchachos pasan por un proceso Sub 17 son prototipos, no son jugadores destinados a jugar en Primera División. Esto pasa a nivel mundial, no es caer en la frase de ‘mal de muchos, consuelo de tontos’, se me hace una situación que se da en todos lados y son factores. Si al jugador ya maduro, que está en Primera División, que juega un Mundial se vuelve loco, imagínate un equipo novato que queda Campeón del Mundo, se tiene que enmendar esos jugadores la parte deportiva, familiar, los proyectos de los equipos, los entrenadores con respecto a esos proyectos, el mismo jugador la tenacidad, la resiliencia que pueda tener y creo que es un tema que cada muchacho tiene sus porqués de llegar o no. Sería muy interesante encontrar la ruta para que este talento no se pierda”.

 -¿En este sentido qué mensaje darles a diez años del campeonato?

 “Siempre les comenté que cuál era su plan ‘B’ porque uno los quisiera ver en Primera División o simplemente en un equipo profesional y sería lo adecuado, pero espero que si ese plan ‘A’ no les resultó como quisieran, que el ‘B’ sí les resulte y sigan siendo esas buenas personas y seres humanos que nosotros tratamos de aportarles desde nuestro sentido algo diferente y que ellos lo repliquen para su vida”. 

La generación que hizo historia con el título de 2011

 

 -Saliste de selecciones menores poco después de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016. ¿Crees que se trató injustamente a pesar de todo lo que diste?

 “Yo me quedo con el ejemplo que dejamos, personalmente hablando quedar Campeón mundial en 2011 y Subcampeón mundial con otra generación en el 2013, quedar Campeón centroamericano y del Preolímpico, Subcampeón panamericano, es una ruta exitosa. Al final el trabajo y todo lo que hicimos con selecciones ahí se quedó documentado, cosa que no pasó en el 2005. El futbol ha cambiado, me quedo tranquilo y siempre di lo mejor de mí para el proyecto. La historia ahí está”.

 -Ahorita estás dirigiendo al Real España en Honduras. ¿Te gustaría regresar en algún momento a Selecciones de México? 

“Siempre he sido un creyente de que el futbol te va colocando en los diferentes lugares que necesita. Tenemos esa experiencia que muy poca gente tiene a nivel de Selecciones. Yo quería ser un apoyo en el 2018 para la Selección de México, que bastante falta le hizo, y no fue así. Así que hay que esperar esa rueda de la fortuna para que se vuelva a presentar y cooperar para la causa. Hoy el estar aquí en Honduras simplemente es un panorama distinto, una experiencia que muy pocos entrenadores se pueden dar el lujo. Se dice que es muy fácil, pero no veo entrenadores presumiendo la Universiada mundial o el campeonato nacional que gracias a Dios también quedé campeón en ese rubro. Entonces venir aquí es dejar también tu huella en un futbol que es muy distinto al de México y crecer como entrenador”. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: POTRO GUTIÉRREZ: 'LA SELECCIÓN QUE VA A PARTICIPAR EN TOKIO TIENE UN PERFIL EXTRAORDINARIO'