sambueza-no-me-arrepiento-de-nada-de-la-final-con-america-ante-tigres

Sambueza: 'No me arrepiento de nada de la Final con América ante Tigres'

Rubens Sambueza en la Final contra Tigres
Rubens Sambueza en la Final contra Tigres | MEXSPORT
El jugador de Toluca charló a detalle con RÉCORD sobre aquella Final donde salió expulsado
2020-12-26 | FELIPE MORALES
Comparte en:

Rubens Sambueza, mago de la pelota, atiende a RÉCORD y rebobina la cinta. Rubens regresa hasta su último partido con el América. Detalla cómo lo vivió; rememora una expulsión en la que el árbitro “se dejó llevar” y puntualiza el dramatismo que orilló su salida del Nido. 

Sambu aún desabrocha agujetas con aquella pericia reservada para los distintos. En esta charla, Rubens expone francamente y desde otra óptica todo lo que no se contó de su adiós, así como el ‘complot’ para que el América no fuera Campeón en su Centenario.

¿Cómo viviste tu último partido con el América, expulsado en los vestidores?

Me voy al vestuario, estaba ahí con los utileros, escuchaba por una radio cómo iba el partido; al poco tiempo, veo a Paolo que estaba al lado mío. Le dije: ‘¿Qué pasó, Paolo?’. Me contestó: ‘Me echó, me echó este también, no sé qué’. No te lo puedo creer. Momentos de rabia, impotencia, se caen muchas lágrimas. Imagínate que es una Final, siempre es linda ganarlas. Ahora, si la pierdes con un rival que te pasa por arriba, que te pegó un baile bárbaro, mis respetos, pero esas Finales fueron muy parejas. Por equivocación del juez, nos lleva a penales y lamentablemente perdemos. Sí fue de mucha amargura y los compañeros que fallaron un penal también porque a nadie le gusta errar. 

Doblemente dramático, escuchándolo por el radio…

Son momentos dramáticos cuando escuchas el gol de Tigres, la gente se vuelve loca a lo último, porque ya está por terminar el partido, ahí es donde más amargura te agarra, pero uno tiene que ser fuerte mentalmente. Y yo lo soy.

 

 

¿Fueron excesivas las críticas?

La gente siempre te va a señalar para bien o para mal, siempre tienen sus opiniones.  A veces, molesta cuando hablan de más sin saber lo que realmente pasó o pasa por la mente del jugador, lo que pasa en los entrenamientos o en los partidos. Eso es lo que molesta, algunas críticas quedan.

La Volpe dijo que sentiste mucha presión en redes sociales, que Peláez y él trataron de convencerte de quedarte, pero que la presión de los aficionados fue demasiada y que por eso te fuiste del América, ¿es cierto?…

Sinceramente, no me fui del América por esa presión, porque la tuve desde que llegué. Imagínate que llegué al club descendido. Se vive una presión más grande que todas esas Finales que me tocó ganar, otras perder. Simplemente, me quise ir, porque sentía como que le había fallado al grupo. Preferí, como capitán, dar un paso al costado, que el equipo se renueve. Esa fue la plática que tuve con los dos Ricardos, no fue por lo otro. 

¿Te arrepentiste de esa jugada en la que te expulsan, que desata todo?

No me arrepiento de nada. Si me dices que fui y pegué una patada o fue una falta muy grave para que el árbitro me saque amarilla, sí te diría: ‘la verdad, la cagué’, pero fue una falta normal, que creo que el árbitro se dejó llevar por toda la presión de la gente y de los mismos jugadores de Tigres y reaccionó de esa manera, que se le hizo lo más fácil, porque cuando expulsa a Paolo Goltz, también, después sale a reconocer que se había equivocado, pero ya era tarde, ya hablamos perdido la Final, lamentablemente.

¿Pesó la localía?

Imagínate la presión que podía llegar a tener el árbitro, porque eran los 100 años del América y todo, habían muchos que querían que el equipo no ganara; nosotros veníamos del Mundial de Clubes, entonces, a veces, parece una tontería, pero esa presión también la la absorben esa gente,  los árbitros, los banderas, los que están en ese partido…

El momento de la expulsión del volante

¿Y del América? ¿Te arrepentiste de haber salido?

No, porque, al margen de eso, después hubo un nuevo comienzo; se fue Ricardo, se fueron compañeros. Lo hice y había entregado lo mejor de mí. Lo había hecho, bien, regular, muy bien excelente, como lo quieran llamar. Era tiempo de cambiar. A veces pasa, a veces los jugadores sienten eso, porque sienten que necesitan un cambio, agarrar nuevos aires para buscar su mejor nivel. Esa fue la decisión que tomé, sinceramente, te lo digo acá, no es por el tema de la presión.

¿Recientemente, se te acercaron para volver ?

Cuando estaba en Pachuca y tenía que volver al León, porque se terminaba el préstamo, que me tocó hablar con Miguel (Herrera), tuvimos algunas charlas por teléfono, pero me fue sincero diciéndome que el club necesitaba otras cosas, en otra posición, que necesitaba gente más joven para que se renovaran esos aires dentro de la institución. Uno lo respeta eso. Se dio la posibilidad de venir a Toluca. 

¿Te imaginas un Estadio Azteca lleno con un homenaje del América?

Sería muy lindo, porque ese apellido o ese nombre ‘Sambu, Sambu’ lo han coreado en muchos partidos. El tema del homenaje, ojalá pueda esperar un poco, porque siento todavía que tengo pilas para jugar, tengo un sueño por cumplir, que es jugar con mi hermano, no sé si en la Liga MX o en otra, pero jugar con él antes de retirarme. Ojalá que eso que sería lindo para mí, porque jugué muchos años en el América, pueda esperar un poco más.

¿Te ha pasado por la mente retirarte en las Águilas?

No, no me ha pasado por la mente, sería lindo. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PIOJO HERRERA: 'FUE INJUSTA MI SALIDA DEL AMÉRICA'