opinion.ignacio-suarez.ni-caballeros-ni-pacto

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Ni caballeros... ni pacto...

2017-10-11 | Ignacio Suárez
Comparte en:

La Asociación Sub 40 vs el disfraz del Pacto de Caballeros

Apariciones….

La foto de la presentación de la Asociación Mexicana de futbolistas lucía apantalladora. Ahí estaba el pleno de la legión extranjera: Chicharito, Guardado, Ochoa, Moreno, a quienes sólo les faltó poner en el avatar de sus redes sociales un 'Pray for them'. Sin duda alguna, se aplaude ese enorme gesto solidario, pero a la distancia parece difícil apoyar, o ese apoyo se diluye en cuanto a peso específico. Bien dice aquel dicho: "amor de lejos es de pen...sarse".

En esa misma fotografía estaban los que se quedarán a dar la cara y que, por el momento, tendrán más voz que votos. Era toda una sub 40: Oribe Peralta de 33 años, Carlos Salcido de 37, Chaco Giménez de 36 y, aunque NO podía estar en esos momentos por la circunstancia de todos conocida, también estaba el respaldo moral e intelectual del gran capitán, Rafa Márquez, de 38 años.

Por supuesto que debemos aplaudir el nacimiento. Deseamos que este —enésimo— intento se consolide. Evidentemente que es mucho mejor intentar y tener algo, que no tener ni intentar absolutamente nada. Pero la experiencia nos dice que una cosa son los deseos y otra, muy diferente, las realidades. En un país como el que vivimos, no hay muchas posibilidades para el optimismo de los buenos deseos.

El discurso de la asociación fue políticamente correcto: "NO venimos a pelear, venimos a sumar; no queremos confrontar, etcétera, etcétera"; hagan de cuenta que era el de un político buscando candidatura. No podía ser de otra forma o Doña Fede hubiera abortado el proyecto antes de nacer.

Lo cierto es que si esta asociación quiere trascender, madurar y servir, ese discurso servirá de poco o nada. Hay muchas cosas por cambiar de ambas partes y aunque son de la misma familia futbolística, como en todas las familias, hay polos opuestos que no estarán dispuestos a ceder. Lo que es bueno y justo para uno, no necesariamente lo será para el otro.

Unos ponen el dinero, otros ponen el futbol. Lo cierto es que se complementan, no puede existir el gran negocio del futbol sin una de las partes. Sé que unos nos parecen victimarios; otros, víctimas, pero también estoy seguro de que no es así.

Así como hay dueños mezquinos, prepotentes, ignorantes, tan pobres que sólo tienen dinero; también hay infinidad de jugadores ególatras, irresponsables, egoístas, poco profesionales, sin ética, que sólo van por la suya y sólo se acuerdan del resto cuando el final de su carrera está al final y no en la cúspide, cuando ya hay poco o nada que perder, cuando sólo se pone en riesgo la saliva.

Peralta, Salcido, Giménez, Márquez, que hoy están al frente de esta asociación, están en el final de su carrera. En términos económicos —por así decirlo— son y serán sacrificables para los dueños. Hay mucho pasado, poco presente y menos futuro, ya no serán muy redituables en términos de negocio y tribuna. Eso, aunque duela, lo harán valer cuando se vean afectados sus intereses.

¿Que son líderes? Sin duda ¿Que han mostrado temperamento para defender sus ideales? De acuerdo ¿Que tienen probada calidad moral para exigir y pelear por sus derechos? Nadie lo discute. Sólo que a veces nos da amnesia o somos de memoria corta. Si había dos jugadores que se caracterizaron por su temperamento, por su liderazgo dentro y fuera de la cancha, por su inteligencia emocional, eran Javier Aguirre y Alfredo Tena; ellos eran el estandarte del intento de asociación o sindicato a mediados de los 90s, que peleba por acabar con el draft.

¿Saben qué pasó? Nada. Aguirre y Tena buscaron ser técnicos, necesitaban estar bien con Doña Fede y abandonaron el proyecto, dejándolo en manos del 'Chema' Huerta, un gran tipo, bien intencionado, que luego de una lucha de años, logró conseguir el registro del sindicato en 2004 y terminó por suspender actividades en 2007 por falta de quórum. A las reuniones de aquel sindicato, que tuvo más de 645 miembros, al final no iban ni 20.

Por décadas, el futbolista mexicano ha hablado mucho, se ha quejado más y ha actuado poco; es el más apático, el menos solidario con los suyos. Nuestros futbolistas son socialistas en la miseria y neoliberales en la opulencia. Muy diferente a lo que sucede en el gremio arbitral, donde pueden ser muy malos, pero son unidos, solidarios, menos dóciles y hay menos judas. No por nada pudieron parar una semana la Liga, algo que los jugadores ni siquiera han intentado.

La asociación de futbolistas NO sólo nace para hacer partidos de beneficencia, ni reunir fondos con fines altruistas y ayudar a compañeros en desgracia. Nace con el fin de sentar precedentes, de poner límites, y enfrente tienen dos retos mediáticos y visibles: el draft y el pacto de caballeros.

Y como aportación periodística a esta asociación, les contaré aquí cómo opera administrativamente en Doña Fede el llamado 'pacto de caballeros'. ¿Ustedes creen que ese pacto era simplemente en confiar en la palabra de un dueño a otro? Ilusos, por supuesto que NO es así, porque una y mil veces muchos han demostrado que NI son caballeros, NI respetan su palabra, ¿o usted, Alejandro Irarragorri, qué piensa al respecto?

El 'pacto de caballeros' se ejecuta a través de un simple candado cibernético que instaló Doña Fede en el SIID (Sistema Integral de Inteligencia Deportiva), al que sólo acceden los clubes afiliados por medio de una contraseña y los empleados de nivel alto. El 'pacto de caballeros', en este territorio cibernético, tiene el nombre de P.O.C., que significa Primera Opción de Contratación.

En uno de los logros de Doña Fede —que sí tiene varios— está el haber integrado a su sistema de cómputo un censo de jugadores de todos los clubes del máximo circuito, desde las categorías de 13 años hasta los del primer equipo. En este censo se registra cada jugador, de cada categoría y evita que algún vivo de algún equipo se pueda 'piratear' jugadores de fuerzas básicas tan fácilmente como en antaño —saludos 'Coca' González—. Es decir, hoy en día, en teoría, se puede dar seguimiento a un jugador joven para incluso, en el futuro, poder reclamar derechos de formación deportiva si el niño destaca en algún equipo diferente.

El caso es que antes de cada draft, los equipos en su sitio del SIID reciben una actualización de todos sus jugadores, incluidos obviamente los del primer equipo. Cada club, con base en este censo, incluye la lista de sus jugadores a trasferir; delante del nombre y posición de cada jugador, aparece una casilla donde se incluye las siglas P.O.C. Esto significa que el jugador en cuestión, aunque NO tenga contrato vigente, para ser transferido a otro equipo debe liberar la papeleta del P.O.C. del club con el que tuvo su último contrato. Si NO esta liberado, NO puede ser negociado. Es el candado del 'pacto de caballeros'.

Pensemos que un club es buena onda con un jugador y quiere regalarle los derechos federativos: Monarcas, con Cirilo Saucedo, por ejemplo. Morelia, en su portal en el SIID, 'borra' las siglas P.O.C. de la casilla donde aparecía el arquero y esto le indicará —internamente— a los interesados que el jugador es 'libre' y que pueden negociar directamente con él, sin necesidad de arreglarse con su último club.

Así, cuando un jugador que, sin contrato, se marcha al extranjero —como sucedió con Omar Bravo o recientemente con Aquino o Pulido—, al querer regresar NO pueden ser registrados con otro equipo, pues en cuanto entran al portal para registrarlo aparecerán con las siglas P.O.C., las cuales obligarán al club interesado a negociar con el club de origen.

Como pueden notar, ese famoso 'pacto de caballeros' es sólo de nombre, porque en el fondo ellos se conocen bien y saben que de caballeros… tienen muy P.O.C.o.

P.D. SERVICIO A LA COMUNIDAD: ¿Se acuerdan que hace tiempo escribí que Doña Fede, en su reglamento del Ascenso MX, desapareció el artículo 38? Quiero informarles que éste ya apareció 'sano y salvo', lo mismo que la cláusula de renovación automática de derechos de televisión, que estaba perdida desde hace 8 años. Dios escuchó sus oraciones.

Este es el artículo que había desaparecido

“Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos” - Apuleyo