opinion.carlos-ponce.libertad-de-lider-falta-la-chispa-de-campeon
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Libertad de líder, falta la chispa de campeón

2020-02-17 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

La portada fue Pumas. Pero si ganó América y se afianzó en la parte de arriba a pesar de tantas bajas. Y también triunfó Cruz Azul, resucitado, con tremenda ofensiva, y en Guadalajara, ante unas Chivas que alargan una crisis que dentro del Rebaño aún se niegan a llamar ‘crisis’. Con todo eso, la portada del sábado fue de Pumas, pues decidimos dar reconocimiento a un grande que la pasó mal, pero que gracias a que se mantuvo fiel a su filosofía, resurge al grado de liderar la Liga MX. 

Es la Ley de Murphy aplicada a la redacción de cualquier periódico: cuando no hay portada, el universo se conjura para dificultar el desarrollo de temas o información valiosa, pero cuando está lista la ‘tapa’ con un tema identificado desde temprano, caen en cascada otras posibilidades que bien pudieron ser la nota principal de cualquier día.

¿Qué cambió en el Club Universidad? Poco, lo necesario: ya no tienen a un presidente que les esté gritando y diciendo qué y cómo deben hacer su trabajo; hoy está un mandamás que se mete más en la remodelación que en la chamba de los demás. Hay libertad. Una bocanada de aire necesaria en un club que se estaba ahogando con la presión innecesaria que ejercía su anterior cabeza.

Se marchó Ares de Parga y todos respiraron. Llegó Polo Silva y no se entromete en los asuntos del club. La gestión fue de un extremo al otro: de estar sujeta a los intestinos del jefe a ser totalmente responsables de las decisiones en sus áreas.

Así, Jesús Ramírez tomó control de la administración deportiva y ha gestionado lo que necesita Míchel para hacer que un equipo con presupuesto modesto tenga herramientas necesarias para brillar.

Primero, el entrenador y el presidente deportivo acordaron limpiar el vestidor, quitar aquellos que eran nocivos y dividían al grupo: Martín Rodríguez, Felipe Mora y Juan Manuel Iturbe, a quienes costó, pero al final encontraron su acomodo lejos de CU. Después, logrando traer a jugadores sin gran renombre, de costo nulo o muy bajo, pero bien identificados con el potencial de solventar las necesidades del entrenador.

¿Quién pensaría que en la MLS habría opciones de bajo costo? Favio Álvarez y Sebastián Saucedo arribaron para ser titulares de inmediato y respondieron. Aún con Carlos González en ataque, el jugador mejor cotizado del club, encontraron en Juan Ignacio Dinenno a un goleador inmediato. Y los juveniles: rescataron a talento de selecciones inferiores como Alejandro Mayorga y Johan Vásquez.

La apuesta por los canteranos sigue, del 'Pollo' Saldívar a Mozo, Quintana e Iniesta, además de Barrera, que retoma un nuevo aire y está como nunca: líder en participaciones en jugadas ofensivas de la Liga MX. Vaya cosa.

El gran ‘pero’, y guarden mis palabras para revisarlas y que me las restrieguen al final del torneo, es que estos Pumas sí van a calificar entre los líderes, pero en Liguilla saldrán a las primeras de cambio. La diferencia de planteles se marcará en la Fiesta Grande como normalmente pasa: cuando enfrenten a uno de los millonarios, las individualidades marcarán la diferencia.

Por eso, a este Club Universidad no le muevan por ahora, pero a mediano plazo necesitarán a un presidente que busque las inversiones correctas, con patrocinadores o un realmente jugoso contrato de televisión, a fin de encontrar al menos un par de fichajes que hagan soñar, ahora sí, con otra estrella.

Por ahora, tremenda labor en Pumas, con libertad y respeto a la histórica filosofía, que dará como recompensa un brillante torneo regular, pero aún no con el ansiado título. Para eso necesitan a una cabeza que ya se ponga a trabajar en lo que requiere el equipo, en el ingreso necesario para no sólo sanar realmente las finanzas, sino que busque ese diferenciado que los puede acercar a otro título. Veamos. 

SE TENÍA QUE DECIR...
El problema de Chivas no es sólo Luis Fernando Tena, sino el plantel que sigue dormido. La directiva no correrá aún al Flaco, le darán otra oportunidad, pero ya empiezan a buscar opciones al banquillo. Eso sí, olvídense por ahora de los grandes nombres, sólo hasta el verano podría venir una ‘bomba’.
...Y SE DIJO