opinion.blog.luis-garcia.lionel-messi-invulnerable
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Lionel Messi, invulnerable

2020-02-26 | Luis García
Comparte en:

Sé perfectamente que soy uno más de tus devotos súbditos, y decidí dedicarte unos párrafos aprovechando que ayer visitaste un sitio sagrado para los argentinos; Nápoles es un paraje que encumbra a otra deidad como tú, al enorme Diego Armando Maradona, con quien torpemente se te ha querido comparar a cada paso, y que tú con una envidiable sabiduría e inteligencia emocional has desterrado cualquier conflicto o bulla alrededor de ello. 

Siempre he admirado tu enorme capacidad para asumir responsabilidades durante todo el transitar de tu carrera, desde que eras niño fuiste puesto bajo tal presión que supongo ya te hiciste inmune a los ataques. Debido a tus múltiples e inverosímiles habilidades con la pelota, estamos en permanente espera de que resuelvas todo, y que de paso ni te esfuerces en hacerlo. 

En la actualidad con todos los avances científicos, tecnológicos, de metodología del entrenamiento, médicos, nutricionales, psicológicos, y demás, destacar en un deporte individual es sumamente bravo, hacerlo en uno colectivo aún más, ya que dependes de otras voluntades, mentes y estilos que están lejos de tu control. 

Así que lo tuyo es fascinante, llevas años revolucionando el deporte, cuando creemos que hemos visto todo lo que puedes ofrecer, te encargas de enarbolar un truco más para volvernos locos, y hacer lo propio con quienes te pretenden maniatar, ya sea en un campo de juego, desde una grada, desde una redacción, o desde la burda trinchera de reventarte sin medianos argumentos.

Aparte de ser un fiel seguidor de tus maneras con el balón, soy un brutal admirador de tu facilidad para no meterte en laberintos de los cuales sabes no saldrás bien librado. Que seas parco en tus declaraciones, no habla más que de tu inteligencia, a diario somos testigos de personajes que hablan sin parar, y por esa misma razón suelen tropezarse con su lengua de forma grosera. 

A ti eso no te pasa, no eres de los que guste parlotear, eso sí, cuando lo haces, propios y extraños ponemos mucha atención porque ninguna de tus palabras tiene desperdicio. 

Por cuestiones naturales, eres un genio, eres un extraterrestre, se te imponen obligaciones que rebasan incluso tu zona de influencia, no se te juzga por cuestiones políticas y sociales en Cataluña de milagro.

Ante tal exigencia y presión diaria, estoy cierto debes tener algunos refugios en dónde resguardarte, a la distancia, por lo que leo y veo, tu mujer Antonella y tus hijos Tiago, Mateo y Ciro son unos de tus más sólidos bastiones. 

La otra comarca en donde mejor te refugias es la cancha, ese lugar en donde te regodeas exponiendo todas tus locuras, virtudes y magia. Ese rectángulo verde en donde eres libre, en donde eres feliz y lo haces patente utilizando esa sonrisa contenida que te caracteriza. 

Es como si te rieras de todos nosotros porque sabes que vives en otra dimensión y nos resulta complejo entender tanta grandeza y simpleza reunidas en un solo ser. Es una gozada observarte bailar con esa linda cadencia cuando llevas la pelota pegada a tu botín izquierdo, sabedor que eres indestructible. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LA COLUMNA: HIRVING LOZANO, AUSENCIA