opinion.blog.luis-garcia.santiago-gimenez-mejoria
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Santiago Giménez: mejoría

2020-09-29 | LUIS GARCÍA
Comparte en:

Sigo creyendo que tu convocatoria a la Selección Nacional es un premio excesivo a tu hoy exigua carrera. Estás empezando tu andar, y soy de los creyentes que portar la playera nacional debe ser un regalo a la consolidación, no un simple escaño en la misma.

Fuera de este tópico, tu evolución como futbolista ha sido notable. Cuentas con un físico descomunal, de esos que no son comunes en el jugador nacional, cuando te veo correr y moverte me transportas al futbol europeo. Y tu brutal fortaleza la estás empezando a utilizar con suma inteligencia en tu favor.

Hace tiempo sólo funcionabas como un poderoso e irrompible poste, es decir, te ponías de espalda a la portería, cubrías el balón de manera impecable y descargabas el mismo, la mayoría de ocasiones hacia atrás. Ahora has evolucionado en este tema, has aprendido a perfilarte, no sé quién haya sido tu docente, pero debe ser reconocido, o si fue autoaprendizaje, mereces muchas loas.

El simple concepto de saberse perfilar, máxime si se hace en la parte más adelantada de la cancha, hace enormes diferencias en beneficio del delantero, sencillamente cambia radicalmente hacia dónde y cómo ves el juego, poca cosa. He observado que no tienes ningún rubor en jugar por ambos costados, caes con la misma frecuencia y naturalidad sobre la banda derecha como en la izquierda, en el entendido que eres zurdo natural, y en ocasiones recargas mucho de tu definición en tu pierna hábil.

Por ejemplo, el domingo por la noche en donde hiciste una maravillosa jugada ante Sebastián Cáceres, el defensor central de América, en la que cambiaste de dirección y de ritmo varias ocasiones de manera deliciosa dejando tirado a tu marcador, incluso se lesionó, y cuando debiste concluir la obra rematando con la pierna derecha, decidiste acudir a tu refugio, a tu zurda, saliéndote un remate sin fuerza ni dirección.

Has evolucionado en tu manera de moverte en la cancha, tu siguiente paso, es hacerlo en relación a tu pierna derecha, no le debes tener temor ni desconfianza, debes utilizarla cuando la jugada así lo requiera. Y dado lo que a la distancia se percibe de ti, estás muy abierto al aprendizaje por lo cual no tengo duda en que irás ejecutando mejor.

Otro de los puntos en donde observo que tienes un área de oportunidad es en la toma de decisiones, debes aprender a discernir mejor. Debido a tu excelsa capacidad de ganar en la primera jugada, te enfrentas a frecuentes resoluciones de mayor envergadura, cuándo pasar, cuándo encarar, cuándo tirar a gol, y demás acciones del juego. Un buen futbolista sabe tomar la decisión adecuada en el momento justo, y tú en este medular rubro a veces te tropiezas.

De manera expedita te has erguido en un sano escudero para Jonathan Rodríguez, jugar de segunda espada no es sencillo, sobre todo cuando el ego del gol puede resquebrajar buenas sociedades.

No me atrevería a decir que conozco a tu padre profundamente en el plano personal, algo sé de él y sus honorables maneras, en donde sí me aventuro a emitir un juicio es el plano deportivo, y estoy cierto ahí cuentas con un extraordinario ejemplo de profesionalismo y calidad, por ende tus lecciones serán doblemente mejores.

Apenas cuentas con 19 años de edad, eres un mocoso, bien entendido el concepto, y sin el mínimo afán de jorobar, tu debut fue apenas el 2 de agosto de 2019, ante Xolos de Tijuana, es decir, eres todavía un imberbe con mucho horizonte por descubrir. Pero se te nota una envidiable voracidad, que no pretendes estar de paso, que cualquier cosa que te pueda hacer mejor la vas a asimilar y rápido.

Creo, sin que sea verdad absoluta, nadie la posee, que la profesión de futbolista es una especie de maratón, y no una carrera de 100 metros planos, es decir que el ascenso si es gradual es mejor, pero también existen casos de meteóricos ascensos, que sí se fusionan con un crecimiento constante termina por crearse un producto y un deportista fuera de lo normal.

Y no pretendo andar de adivino, pero presiento que tú podrías ser uno de raros casos, posees muchas cosas en tu favor, formación deportiva en casa, inteligencia, físico, juventud, momento, y eres sumamente feroz. Con el tiempo veremos cuántas de las buenas expectativas que rápidamente has generado, puedes cumplir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TIMO WERNER: RUTILANTE