opinion.blog.luis-garcia.timo-werner-rutilante
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Timo Werner: Rutilante

2020-09-22 | LUIS GARCÍA
Comparte en:

Tu ascenso como futbolista profesional ha sido meteórico. Apenas tienes 24 años de edad y fuiste una de las contrataciones bomba en un mercado que, por obvias razones, vive deprimido debido a la sorda situación de la pandemia. Aunque para ti no es ninguna sorpresa, ya que desde muy joven has estado acostumbrado a romper récords, tanto de goles como de participaciones en la compleja Bundesliga.

Resulta increíble y a la vez plausible, cómo desde muy temprano has convivido con suma tranquilidad con los retos, los cuales para ti lucen como simples compromisos que debes atender, y cumplir a carta cabal. La genética alemana, y puntualmente en el aspecto deportivo, resulta una canija maravilla, ya que no van por la vida escudándose en baratos pretextos. Al revés, los teutones están educados para competir, para ganar, para asumir sus responsabilidades, y no poner excusas. Y tú eres el perfecto ejemplo de ello.

En el VfB Stuttgart, a los 17 años, pisaste por primera vez una cancha en el máximo circuito, convirtiéndote en el jugador más joven en debutar de dicho club. Posteriormente, metiste tu primer doblete ante el S.C. Friburgo con sólo 18 años, siendo el más joven en la Bundesliga en lograrlo. Otra muestra más que desde muy temprana edad, tú conseguías complejos logros sin inmutarte, tú cumplías, no preguntabas, punto y final.

Es por ello que se entiende que hoy seas una de las figuras del Chelsea, y fue cosa de observarte el fin de semana pasado ante el Liverpool, en donde fueron maniatados y superados con claridad, para identificar que eres un delantero monumental.

Las pocas ocasiones que los Blues fueron una ligera amenaza fue por tu culpa. Te rebuscaste la vida en solitario sin quejarte en ningún momento, tuviste poco respaldo de tus compañeros de ataque, tanto Havertz, como Mount, no fueron buenos socios en los últimos metros de la cancha, y desde la mitad del campo tampoco recibiste mayor auxilio, ya que tanto Kovacic, Jorginho y Kante pelearon más de lo que generaron.

Aun así, en los peores y oscuros momentos, tú no claudicaste, incluso provocaste la falta para el penalti que tu capitán falló.

Jugaste por izquierda, por el centro, por la derecha, fuiste solidario cuando los tuyos no tuvieron la pelota, fuiste un necio lindo durante todo el duelo buscando solventar el galimatías rojo del Liverpool.

A pesar de los malos momentos que viviste, y vivieron los tuyos, siempre se te percibió sereno, en control, y buscando soluciones.

Recién llegaste a Londres y daría la impresión que eres oriundo de tan soberana y poderosa ciudad. Todos conocemos la frialdad alemana para sobrepasar escabrosos pasajes, pero resulta fascinante cómo un chamaco como tú tomó sitio desde el primer día.

En la selección alemana pasa lo mismo, has tenido aventuras con selecciones menores, y ahora ya eres un fijo en la mayor.

Has jugado 31 partidos con tu playera nacional y has anotado en 12 ocasiones, nada despreciable tu promedio, máxime los rivales a los que enfrentas.

Tampoco se puede obviar la mala participación tuya y de tus compatriotas en la pasada Copa del Mundo Rusia 2018, como tampoco se puede obviar la manera tan rápida y eficaz con la que te pusiste en pie después de un sonoro fracaso a nivel nacional.

Es evidente que tienes un especial vínculo con el gol, el cual no te impide participar del juego, no eres en absoluto un delantero dependiente, sabes adaptarte a las diferentes habilidades y condiciones de tus compañeros. Y cuando éstas no aparecen, sin el menor empacho como el ‘Llanero Solitario', te encargas de ser el héroe de la película, y cuando terminas la misión, no andas presumiendo que hiciste la tarea, por más espinosa que está haya sido.

Ya lo dijo el gran centro delantero polaco Robert Lewandowski, y tiene total razón, estás dentro de los delanteros de élite en la actualidad, y estoy cierto durarás en ese escaño múltiples años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 10 AÑOS DE EVOLUCIÓN