copa-oro-hay-que-atesorar-el-exito

RECORDLogoRECORD

Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Copa Oro: hay que atesorar el éxito

2019-07-11 | Alejandro Molina
Comparte en:

Ganamos la Copa Oro. “Aún no es suficiente, nunca lo será”, opinan algunos. Pienso de forma distinta: Se gana y se es el mejor en la Concacaf en el 2019 y punto. Cuando se logra un objetivo es importante atesorarlo.

Esto constituye alimento para el alma, fortalece el músculo del éxito y las creencias de lo que se puede lograr. “Pero falta el proceso mundialista”, dirán otros. Ese nuevo reto ya llegará, hoy celebremos sin pretextos ni peros lo logrado.

En México, necesitamos sumar día a día a la masa crítica de éxito. Es vital darnos cuenta de lo que somos capaces, celebrar lo que se ha logrado. No sólo se festejó en el Estadio Soldier Field de Chicago, sino también en el Ángel de la Independencia y en muchos hogares de nuestro país. Con ello se manifiesta nuestra importante necesidad de afirmarnos y sabernos ganadores.

A veces escucho la discusión sobre si debemos o no 'creérnosla', como coloquialmente se dice. La conclusión para mí es simple: por supuesto que sí, pues que es importante generar credibilidad en nuestros equipos y en la colectividad del país.

Cuando se dan los resultados, se fortalece la autoconfianza y en ella radica la capacidad de enfrentar nuevos retos con la apertura mental de lo que puede lograrse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FALTA CONSISTENCIA MENTAL EN EL TRI 

Independientemente de la necesidad de seguirnos superando, de la táctica futbolística, de la elección de los jugadores ideales o del cuerpo técnico, hemos ganado.

Sin duda, esto suma y se convierte en una primera piedra angular. No es echar las alas al vuelo, es cosechar y establecer la base de un futuro mejor.

Esta reflexión va mucho más allá del futbol, se aplica en todos los ámbitos. Necesitamos generaciones nuevas que se crean capaces de cambiar a México. Crear hábitos de éxito y estar abiertos a la posibilidad. Tomar riesgos y atreverse a competir a nivel mundial.

Estimados lectores, celebremos el éxito cuando se logre, atesoremos lo obtenido para que tengamos la fuerza de enfrentar retos mayores. Promovamos el reconocimiento de lo que se hace bien en los equipos a los que pertenecemos. Perdamos el miedo al éxito. De esta forma, atesoraremos lo bueno y podremos impulsar a México a partir de sus fortalezas.

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".