opinion.alberto-bernard.la-alegre-italia
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

La alegre Italia

2021-06-26 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

Mito: Esta versión de la azzurra se aleja de su historia y busca la portería rival.

Realidad: Tres victorias, cero  goles recibidos, siete anotados son datos que llaman la atención y que se salen de los parámetros históricos de Italia.

Roberto Mancini utiliza un 1-4-3-3, le cambió el rostro y la forma de vivir los partidos, muy lejana al estereotipo del catenaccio. Ahora son un equipo que le gusta tener el balón y prioriza el ataque.

Es la segunda mejor ofensiva de la Eurocopa, está entre los cinco equipos que más tienen la pelota (59%), es la escuadra con más tiros a gol (52), es la cuarta con más pases intentados (1694) y también el cuarto con más encares o regates en campo rival (89). Los números nos describen a un equipo muy distinto a la Italia que conocemos.

Siempre serán odiosas las comparaciones, pero siempre serán interesantes. La sufrida Italia del 2016 ante la propositiva Italia del 2001.

Pasó del 41% al 59% de el esférico, aumentó en casi doscientos el número de pases por partido (de352 a 541), duplicó los disparos a portería de ocho a 17 y además mantiene la esencia de ser un equipo que sabe defender y redujo de 11 a cuatro opciones de gol del rival por encuentro.

La ejecución pasa por un once muy definido. Donnarumma en la portería un fenómeno que a los 22, suma cinco años de convocatorias a la azurra; la central de Bonucci  y Chiellini (tiene problemas musculares) una pareja con más de 300 partidos juntos, Spinazzola por izquierda y las dudas pasan por el lateral derecho donde ha utilizado a tres jugadores en tres partidos.

En el medio campo Jorginho es el soporte, Locatelli y Barella los interiores que pisan las dos áreas; por los costados Berardi e Insigne son el desequilibrio al atacar y el equilibrio al defender; con Immobile como eje del ataque.

Conclusiones: Esta Italia es alegre, busca el arco rival, le gusta la pelota, cambió el sufrimiento de defender en su área a proponer el partido  en campo rival. Esta versión de Mancini tiene partidos más completos, sigue defendiendo bajo los mandamientos del catenaccio sin la pelota y con el esférico nos muestra una cara distinta. La misma intensidad de toda su historia sin la pelota, defensa rocosa, áspera, mantiene sus orígenes, la diferencia se muestra cuando recupera el balón. Un ataque donde suma las voluntades del medio campo, de los extremos y el eje de ataque. Después de muchos años alguien le dio rienda suelta a los instintos ofensivos de los italianos y hay que disfrutarlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TAN LEJOS DE EUROPA