dario-veron-fue-un-idolo-de-pumas
Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Darío Verón fue un ídolo de Pumas

2020-04-23 | José Ramón Fernández
Comparte en:

Recordar viejos tiempos es maravilloso, sobre todo si esos momentos han sido indispensables en la carrera de un comentarista o de un periodista.

En este momento recuerdo perfectamente a los ídolos de Pumas. Cabinho era un ídolo, era un goleador; como él no ha habido otro, Cardozo se le acercaba mucho, y había jugadores de gran capacidad en cada equipo, pero líderes eran pocos. En aquél equipo puma había varios líderes que fueron campeones. Cabinho era uno, Spencer era otro, Muñante era otro, en fin, Mejía Barón era otro.

En el Pumas posterior, el que ganó el bicampeonato, había un líder, era paraguayo y se llamaba Darío Verón. ¿Quién lo descubrió? Lo descubrió Hugo Sánchez cuando jugaban la Libertadores, y se fijaron en él por su gran capacidad para jugar al futbol y lo demostró en México.

Jugó 28 temporadas, 480 partidos, metió cerca de 30 goles como defensa. Era un líder absoluto, hecho y derecho. Difícilmente Pumas ha vuelto a tener un líder de la capacidad de Darío Verón, eso lo platica Hugo Sánchez, que lo dirigió y te lo platican los compañeros que estuvieron con él.

Pumas tuvo otros líderes muy importantes, pero de la capacidad del paraguayo, difícilmente. Recuerdo tres paraguayos que fueron líderes en sus equipos: Eladio Vera en Cruz Azul, José Cardozo en Toluca y Darío Verón en Pumas.

La carrera de Darío Verón fue larga, extensa. Salió por veterano, casi 35 años, ya lo empezaban a golpear las lesiones, ya no tenía la velocidad de cuando llegó a México, pero era un baluarte del equipo universitario, un estandarte, un jugador fundamental, clave en el bicampeonato.

Su usted platica con Hugo Sánchez le va a decir que en la columna vertebral el único que no podía faltar era Verón y así fueron Bicampeones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PROMESAS Y FRANQUICIAS, A LA VISTA

Verón cumple hoy tres años de ya no estar en Pumas. Es uno de esos extranjeros de nos gusta que vengan al futbol mexicano, es un extranjero que siempre motivó y luchó por los colores de la camiseta universitaria, la gente de Pumas, que es una afición difícil, lo quería muchísimo, lo consentía, le permitía entradas fuertes, pero jamás dejó de ser un profesional en el campo de juego. Corpulento, físicamente bien dotado, se cuidaba al cien por ciento, seleccionado paraguayo. Fue un baluarte y un histórico de los Pumas de la Universidad.

Le hicieron su homenaje, pero bien merecía otro homenaje más, como muchos más jugadores de Pumas que de repente desaparecen, se tienen que ir o mueren, como el caso de Muñante, que fue un gran jugador, el caso de Cabinho, que está viviendo dramáticamente en Brasil, a Spencer le perdimos la ruta.

Darío Verón sigue siendo el hombre fundamental de aquel bicampeón y de aquel equipo que causó sensación en la época de Hugo Sánchez.

Teniendo un central de la capacidad de Verón, hoy Pumas estaría en los primeros sitios del campeonato. Le daría seguridad, enseñaría a los que estuviera junto a él, se lesionaba muy poco, iba a todas, se pegaba en la cabeza en todos los partidos, pero nunca dejaba de jugar.

Darío Verón es un símbolo de Pumas. Cómo él pueden llegar los que quieran. Bienvenidos.