opinion.luis-castillo.la-crisis-que-viene
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en Radio Centro Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

La crisis que viene

2020-03-30 | Luis Castillo
Comparte en:

Ante la crisis que viene en la Liga de Ascenso con la pausa obligada del campeonato del Clausura 2020 a causa de la emergencia de salud por el Covid-19, al menos cuatro equipos buscan solucionar y encontrar la forma de cómo van a afrontar económicamente esta situación que atraviesan desde el pasado 15 de marzo; si no se encuentra una fórmula con la que puedan salir, situación que ya se han planteado, el dejar de pagar a sus jugadores y apegarse a la Ley Federal de Trabajo. 

Dicha ley señala en el capítulo VII, artículo 427, fracción VII: “Son causa de suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento”. VII. La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de contingencia sanitaria. 

Se acota también en el artículo 429 fracción IV que el patrón estará obligado, tratándose de una emergencia sanitaria, a pagarle a los trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes. 

Es decir, tanto a propietarios, jugadores y cuerpo técnico no les queda más que negociar para no llegar a este extremo, el claro ejemplo y el primer paso y de manera ejemplar ya lo dio Grupo Orlegi, propietario de Santos, Atlas y Tampico Madero, al diferir los pagos para que no haya un colapso financiero; para ello se necesitará de la voluntad de todos para que puedan salir adelante. 

POCO RENTABLE 

Es una realidad que a diferencia de los equipos de la Primera División, en donde la mayor parte de sus ingresos financieros llega mediante la venta de derechos de transmisión, en la Liga de Plata este rubro les significa poco. 

Aquí unos datos de los 12 equipos participantes en el Ascenso MX: nueve equipos perciben por tal rubro apenas, en promedio, 500 mil pesos por año, salvo Mineros de Zacatecas, Tampico Madero y Dorados de Sinaloa que por la televisión les pagan entre tres y cuatro millones de pesos anuales. 

Por cuestiones de patrocinio, como la venta de los espacios publicitarios en la playera, publicidad estática en el estadio, cada club recibe en promedio anualmente nueve millones de pesos. 

En la División de Ascenso ninguna marca de ropa deportiva paga por vestir a la institución, se llega a un acuerdo en donde la empresa de ropa se compromete a entregar al equipo en promedio 4 mil prendas para que el equipo pueda tener la indumentaria para partidos oficiales, entrenamiento, concentración y viajes; la pregunta es aquí: qué ganan las marcas de ropa a cambio de esta alianza, obviamente presencia en el futbol profesional y en la mayoría de los casos el club se compromete a comprarle a la empresa con la que hace el convenio dos mil 500 jersey a un costo de 400 pesos más IVA, para que la marca deportiva tenga un retorno de inversión. 

En promedio un equipo de Ascenso tiene un gasto operativo de 52 millones de pesos anuales que incluye el pago de nómina a los jugadores y cuerpo técnico, gastos de logística, mantenimiento de instalaciones y pago de personal administrativo, entre otras. De esta cantidad el 51 por ciento esta destinado al pago de nómina del equipo profesional, es decir aproximadamente 26 millones de pesos van directo al pago de jugadores y cuerpo técnico, lo 25 millones restantes son parte de la operatividad del club, viajes, concentraciones, arbitrajes, pago de cuotas a la Federación Mexicana de Futbol entre otras, de este mismo rubro en caso de tener equipos filiales en otras categorías como Liga Premier o TDP (Tercera División) también son absorbidas de esta presupuesto. 

Es decir, con estos números a lo que se tuvo acceso, hoy en día no es rentable para los empresarios tener un equipo en esta división, ya que en promedio tiene que poner de su bolsa o de sus empresas 40 millones de pesos, apostando a dar el salto de categoría y ya en la máxima división recuperarse mediante la venta de derechos audiovisuales. 

Vienen momentos en donde los clubes tendrán que buscar esquemas en donde puedan ser autosustentables ante esta crisis. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LA COLUMNA: LOS HOMBRES DEL PODER