opinion.ignacio-suarez.irapuato-riesgos-de-revancha
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Irapuato: Riesgos de revancha

2021-07-07 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Gilberto es mecánico y tiene su taller ubicado en el Boulevard Paseo de Solidaridad de la ciudad de Irapuato. Desde hace semanas muy orgulloso presumía a sus amigos y chalanes el boleto de la Final de Ida ante Cruz Azul Hidalgo que ganaron sus freseros y que tiene enmarcado en la pared de su changarro, como le llama. Arriba del modesto cuadro y sobre la pared escrito con algo de pintura o tizne el título de: “A huevo. A mí no me cuentan” junto al cuadro, un collage de impresiones de computadora pegadas sobre una cartulina donde se ven fotos de él con sus amigos viendo la televisión en alguna plaza pública, que se convirtieron en estadios para ver el juego de Vuelta. 

 

 

'El Gil', como le dicen sus amigos, relata que tuvo que conseguir el boleto con uno de sus 'compas'. Asegura que pagó por dos boletos tres mil pesos porque le hicieron una rebajita. Se gastó quizá el sueldo de la semana, pero en ese momento pensó que había sido un privilegiado, tanto que hasta enmarcó el boleto. También presume en su celular el video que tomó en el estadio aquel día donde miles de celulares lo iluminaron en una postal maravillosa.

 

 

Pero no, Gil no estaba solo. Aquel 16 de mayo todo Irapuato se paralizó desde el mediodía. El casi medio millón de habitantes estaban atentos a la gran Final de Vuelta, la ciudad lucía desierta. Las plazas públicas donde el gobierno colocó pantallas gigantes con la señal de TUDN que pasaría el juego estaban a reventar. Fueron casi 90 minutos de sufrimiento, más cuando el local, Cruz Azul Hidalgo, se puso arriba en el marcador y se ponía a un gol del empate global. El gol de Armando González terminó con las taquicardias. La trinca 'mataba' al rival con un 1-3 global definitivo. Irapuato estalló de emoción. 

 

 

 

Los niños se abrazaban en la plaza, saltaban de gusto, otros lloraban, apareció el confetti, las banderas, lágrimas de felicidades, abrazos, gritos, porras, era el retrato perfecto de un maravilloso éxtasis colectivo.  Entre el griterío, se escuchaba la voz de Marco Cancino, que narraba el juego y que contagiado de la emoción decía: ¡Irapuato Campeón de la Liga Premier!, ¡El Irapuato, la trinca, ya es equipo de expansión!.

 

 

Aquel domingo literalmente fue el día que Irapuato NO durmió. El festejo fue apoteósico. Miles y miles de aficionados a la Trinca llenaron las calles, vitoreando, aplaudiendo y llorando en el recorrido del autobús donde sus héroes deportivos también eufóricos se pasearon arriba de un camión celebrando la victoria y el sueño del ascenso. 

 

 

LA AFICIÓN NO IMPORTA 

Ahora: ¿Cómo chingaos decirle a esos miles y miles que su ilusión, su pasión, su emoción valió madre, que la hagan rollito, que gracias por participar, que esos fueron sueños de opio en un mundo, que guarden sus fotitos del recuerdo? porque para Doña Fede y 'El Club de Toby' ya no hay lugar para los jodidos, ni para los sueños provincianos y mucho menos para la justicia deportiva.  

En el mundo de Doña Fede importan más las chequeras y las cuentas de banco que los goles en la cancha. Los goles solo cuentan si tienes muchos ceros en tu cuenta, el resto no importa. Para inscribirte en 'El Club de Toby' no necesitas ningún triunfo, y menos gloria deportiva como ganar una Final, para tener acceso a este club tan exclusivo, solo necesitas ser invitado y tener dinero para pagar la cuota.  

Ahí esos propietarios, esos dirigentes han perdido la memoria, no conocen la empatía. Cierto, el dinero los ha hecho dueños de una franquicia, pero NO son propietarios de los colores, de las emociones, de las alegrías y tristezas que el aficionado vive cada semana siguiendo al equipo de sus amores. Algunos dirigentes son tan pobres que solo tienen dinero.  

Que ahora NO tenga ningún valor lo logrado en la cancha, pero sí los papeles en el escritorio es infame, cada que esto sucede el espíritu y la esencia del deporte es asesinada brutalmente. Cierto, algunos dirán: “es que hay que respetar las reglas, las certificaciones, todo es para mejorar”, a esta premisa le concedería la razón absoluta siempre y cuando los reglamentos se aplicaran con el mismo rigor para TODOS, pero evidentemente NO es así y ejemplos sobran.  

DOÑA FEDE Y BIG BROTHER 

¿A Irapuato le faltó alguna documentación? Posiblemente. Pensemos que fue así, que el equipo de la familia San Román no cumplió con algunos de los requerimientos para saldar con la estructura financiera, económica y control financiero que exige Doña Fede y que explicó en su comunicado. 

Bueno, entonces solamente quiero que me expliquen como chingaos esa misma familia (San Román) tiene en depósito o 'congelada' una franquicia certificada de Ascenso o de Expansión desde el 2019, con la misma acta constitutiva y mismas empresas de respaldo ¿Explíquenme? Es lo mismo, pero una sí está y otra no. Es incomprensible, si no es una vendetta. Es más, les digo algo, si quisieran hacer un cambio, de una por otra para que los freseros pudieran ascender algo inventarían para impedirlo.  

Esta es la mejor muestra que Doña Fede y Big Brother son primos hermanos, porque las reglas cambian cada día, con la diferencia que la federación es arbitraria, pues las reglas no se aplican igual para el amigo que para el que no lo es. Aceptar o negar ascensos es una historia que se repite de manera constante. No es una cuestión de documentos, ni certificaciones, se trata de de compadrazgos, de influencias, y a las pruebas me remito.  

Hace dos años, en el 2019. La misma bajeza que le hacen hoy a Irapuato la sufrió Loros de Colima, que se ganó en la cancha el derecho al vencer a Zacatecas 3-2, en la Final de la Liga Premier, y les dijeron que NO estaría certificado. A cambio de NO ascender, recibirían 15 millones de pesos, que era el castigo del Tampico Madero de Irarragorri, que había terminado último en el ascenso. ¿Qué eran 15 milloncitos de pesos para el dueño de Loros? Nada. Nunca me dijo si los recibió o no, quizá hasta en el cenicero de su coche y en la morralla que cargaba en su cenicero traía más dinero el multillillonario Jimmy Goldsmith, QEPD, cuya historia relate en una columna que titulé: 'Loros de Colima, el millonario despreciado'

LOROS, CERTIFICADO DE PALABRA 

Hago un extracto de lo que escribí aquella vez. La fortuna de Jimmy Goldsmith era inmensa, pudo, de haber querido, comprar a TODOS los equipos de la liga de ascenso o expansión, junto a la mitad de la Liga MX y le hubiera sobrado dinero y NO exagero. ¿Por qué Doña Fede NO certificaba a un multimillonario de este nivel? Por exceso de colesterol. Porque Jimmy no tenía empresa alguna, toda su inmensa fortuna la manejaba a través de un fideicomiso que había heredado de sus padres. Pudo dejar fianzas en depósito de los millones que fuera para garantizar su solvencia. Pero Doña Fede, siempre desde el 2008 le exigió respaldo de empresas. Vaya mentes obtusas.  

Semanas después Doña Fede rectificó y aprobó 'certificando' a Loros y Goldsmith. ¿Formaste una empresa? ¿Cómo fue que te aceptaron? (le pregunté a Jimmy por teléfono luego de conocer la noticia) "¿Cuál empresa? ¡No les entregué ni madres a esos culeros! Pero ya me dijeron que no hay pedo". Me contestó muy contento el bien y mal hablado Lord Inglés, al que recordamos con gran cariño.  

Tan es así que cuando murió de un infarto, al año siguiente sacaron de inmediato a Loros de Colima de la competencia del ascenso. ¿Por qué? Porque Doña Fede no tenía garantía o fianza alguna, a la familia no le gustaba el futbol, la franquicia quedó en el limbo o congelada y los jugadores fueron acomodados. ¿Qué pasó con esa franquicia? La familia NO sabe nada de ella.  

HIGUERA Y LA SEIDO 

¿Quieren más ejemplos de aplicación de reglamentos light o certificaciones a modo? Apenas el 13 de junio el diario Reforma aseguró tener confirmado que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) había presentado una denuncia en contra del empresario mexicano José Luis Higuera por, supuestamente, haber sido beneficiario de una red de factureras: es decir, de haber participado en una red de lavado de dinero entre el 2015 y 2018.  

Higuera es socio mayoritario del Atlético Morelia y por reglamento tendría que ser inhabilitado o suspendido ¿Qué hizo Doña Fede? Nada, ningún extrañamiento, ninguna medida. Pero hoy sí es rígida y se da golpes de pecho.  Enorme diferencia ¿o no? 

Y si repasamos el historial encontraremos historias de aplicación de reglamentos a modo para equipos como Tapachula, Tlaxcala, Cancún, antes Tapachula, y otros. Los dos primeros, con evidentes problemas de certificación de estadios, alguno jugó incluso en una unidad deportiva. ¿Por qué NO ser más empáticos, más laxos, menos cuadrados en Doña Fede? ¿Por qué NO dar una prórroga condicionada en tiempo a la familia San Román, para cumplir con el proceso de 'certificación' si algo faltaba? ¿Por qué joder tan cruelmente a una afición, a una región tan maltratada por la delincuencia y la lucha entre los carteles donde cada semana se habla de enfrentamientos y decenas de ejecutados? ¿Por qué NO darles un respiro con el futbol?  

GOBERNADOR ENGAÑADO 

Me consta y tengo confirmado que Diego Sinhue, gobernador de Guanajuato, buscó la manera de ayudar a que Irapuato NO se quedara sin futbol. Habló al menos en dos ocasiones con Mikel Arriola, presidente de la Liga MX ¿Qué le pidió? “Dime cómo SÍ se puede que certifiquen al Irapuato. Esa ciudad y esa zona necesita el equipo, ha sido un bálsamo ante la problemática que tenemos. Si necesitas que consiga más empresarios para que aporten al equipo puedo ayudar a contactarlos. NO hay problema.  Díganme lo que necesites y busco la manera. Pero los guanajuatenses necesitamos ese equipo. ¡Ayúdanos!” Palabras más palabras menos, le habría dicho el gobernante.  

Arriola, como buen político que es, le dio el avión. Le dijo que no se preocupara, que todo estaba caminando bien. Hoy el gobernador tiene certeza de que Mikel Arriola, al estilo de sus primos políticos los Favela, los ruines, nefastos y tramposos dueños del murciélago, que tienen más demandas y deudas en controversia que Fidel Kuri, no le habló con la verdad al gobernador que buscó apoyo y ayuda.  

VALENTÍN ABOGÓ POR IRAPUATO  

Nos dicen que le habría asegurado que el fuerte pleito legal que Fernando San Román había tenido con Irarragorri, así como la discusión que también había tenido el mismo San Román con Joaquín Barcarcel, el abogado que manda en el futbol para Televisa, no pesaría en la decisión para aceptar a Irapuato, que NO influirían en lo absoluto.   

De lo que estamos seguros es que el poderoso empresario Valentín Diez, dueño del Toluca, abogó ante Irarragorri y el propio Barcarcel para destrabar el tema de enconos anteriores por problemas personales, dando su aval a la familia San Román para desarrollar su proyecto en Liga de Expansión. Ambos personajes le habrían prometido NO bloquear la llegada de Irapuato. Ante los hechos ¿Alguien podría asegurar que así sucedió en verdad? A mí no me cuenten en esa lista.  

¿MINTIÓ LA AUDITORA? 

Sería terriblemente irresponsable asegurar que la auditora Ernest & Young falseara información financiera o legal de Irapuato. Posiblemente pudieron incurrir en algunas omisiones, lo que es innegable es que esta empresa NO es autoridad de Doña Fede, es una simple consultora. Los dirigentes, de haber querido, bien pudieron condicionar la certificación del Irapuato y darle tiempo para cumplir con los requerimientos como se hizo con Tepatitlán o Tlaxcala con sus estadios ¿o no?.

Recordemos que esta prestigiosa auditora certificó también al Veracruz de Fidel Kuri, meses después el equipo se llenó de deudas, el dueño aseguró no haber pagado ninguna fianza y los jugadores y más de 20 familias siguen sin poder cobrar desde hace dos años ¡brillante certificación! ¿No es eso mi querido Yon? Infalibles NO son.  

Un brillante consultor financiero me dijo una máxima: “Nosotros los auditores emitimos juicios, opinamos, pero quien decide qué hacer, qué no hacer, y la última palabra, es quien nos contrata. Nuestro juicio NO es palabra de Dios, el cliente es quien decide que candados poner o quitar. No culpes al consultor”.  

En este caso, la familia San Román, con sus muy buenas o muy malas historias, no es un desconocido para Doña Fede. Está en el futbol federado desde hace más de 20 años, ha sido Campeón de Tercera División con Grupo Tecamachalco, de Segunda División dos veces, y también del Ascenso con Alebrijes cuando se coronó de visita ante los favoritos Bravos de Ciudad Juárez, en diciembre del 2017. NO eran improvisados, pero los trataron como si fueran hijos del vecino. 

 

 

La decisión de NO certificarlo fue absolutamente impopular. En tiempos enormemente complicados para Doña Fede por las amenazas de castigo por parte de FIFA, que pueden quitarle, incluso la posibilidad de ir a Qatar. Olvidémonos de la familia San Román, ellos son los menos importantes o dañados. La decisión fue una puñalada por la espalda contra la toda la afición de Irapuato, del Bajío y los miles o millones de aficionados que acostumbran a solidarizarse con las víctimas de una injusticia. Así somos los mexicanos.  

Esta afición que son miles en México y Estados Unidos están profundamente dolidos y lastimados por tan aberrante decisión. En otros tiempos solo tendrían la posibilidad de 'mentar madres' en redes sociales, pero la situación ha cambiado drásticamente. Hoy lamentablemente, el desafortunado grito de puto puede ser utilizado como un arma de castigo para quien los 'acuchilló' o los lastimó, y una turba enfurecida, no piensa, actúa por el enojo.   

Este lunes en las redes sociales, cuando Irapuato se volvió tendencia nacional, aparecieron ya varios cartones amenazantes que decían: SI no hay ascenso, no hay Mundial ¡ehhh! Putos, con el logo de la federación. Esta mañana lo platicaba con un alto ejecutivo que me decía: “No pasará nada Fantasma, unos días y todo estará en calma como siempre”.

ENORME RIESGO  

En verdad, espero que así suceda, porque si sus cálculos salen mal, si esto no se olvida, si en verdad hay revancha de la afición del Bajío en juegos de la Selección Mexicana o en la Copa Oro todo saldría muy mal, para todos. El riesgo puede ser muy grande. Estoy seguro de que quienes tomaron la decisión NO contemplaron esa grave posibilidad. Conociendo a Emilio Azcárraga, creo que él jamás hubiera puesto en riesgo lo que significa para su empresa no tener a México en un Mundial por los ingresos que genera y menos arriesgarlo por negarle el ascenso a un equipo de Segunda División a otra donde NO se juega nada, como lo es la de Expansión. Eso está claro y además, NO es partidario de las injusticias.   

Al mexicano le cuesta mucho obedecer las reglas. El tema del grito está ardiendo y esta pésima decisión le echó gasolina al fuego. ¿Acaso no imaginaron esa posibilidad siquiera? Aún hay tiempo para corregir lo que se hizo muy mal, como sucedió con los Loros de Goldsmith. A grandes males, grandes remedios, rectificar es de sabios. Mantenerse en una mala decisión es una necedad peligrosa ¿a ustedes se les ocurre alguna otra forma de congraciarse con una afición que está tremendamente dolida?  Leeré con atención sus propuestas.  

“Quien siembra vientos, recoge tempestades”. Refrán Popular.  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FMF INFORMÓ QUE IRAPUATO NO JUGARÁ EN LA LIGA DE EXPANSIÓN.