opinion.ignacio-suarez.la-resurreccion-de-los-idolos
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

La resurrección de los ídolos

2022-03-16 | Ignacio Suárez
Comparte en:

En Latinoamérica, pero principalmente en México tenemos un grave problema: difícilmente aplaudimos o reconocemos un proyecto, una buena idea o una buena acción de algún competidor o de un rival.

Generalmente lo minimizamos, lo sometemos a un extremo escrutinio, le pondremos mil y un peros, en muchos casos al igual que una esposa enojada le sacaremos historias añejas para minimizarlo, y ya en un último caso, cual novia indignada, lo ignoraremos haciendo de cuenta que no existiera. 

La cultura del “si no lo hago yo no es bueno” esta enquistada en el ADN latinoamericano. Sucede en las familias, en la sociedad, y en la política, tiene su mejor demostración en lo que hacen los tricolores apesta para los morenos, lo que hacen los morenos, no le gusta a los azules y viceversa, así ha sido desde tiempos inmemoriales.

En esta lamentable manera de pensar, el objetivo es denostar las ideas o proyectos rivales de alguna manera, aunque sean buenos o regulares, eso no importa. 

Entre estas circunstancias, entornos y enconos deportivos, políticos y televisivos, nació y creció el llamado Salón de la Fama de Pachuca, que el día de ayer se vistió de gala, y después de dos años de ausencia por la pandemia se reunió para celebrar su décima investidura.  

El proyecto nació de la mente de Toño Moreno, el mismo que junto con Miguel Ángel Ramírez de la Jornada, fueron los periodistas que descubrieron a finales de la década de los ochentas la falsificación y alteración de actas de nacimiento de jugadores de selecciones nacionales por parte de Doña Fede, al que se le bautizó como 'Los Cachirules', y que provocó un castigo de dos años, por lo que el futbol mexicano no pudo disputar las eliminatorias para el Mundial de Italia 90. 

'SAN GOOGLE'

El buen Toño siempre fue un acumulador compulsivo de material deportivo, revistas, periódicos, grababa programas de radio, de televisión, todo lo que se decía que en algún momento pudiera servir de referencia o memorabilia para respaldar un reportaje o una nota. Además, no había otra manera de hacerlo, en aquellos tiempos no existía ni el internet, ni 'San Google', el santo patrono de la información actual, donde podemos consultar información pasada y presente. 

En aquellos tiempos remotos, si un reportero quería hacer un reportaje y obtener testimonios de 'credibilidad' para sustentar sus dichos debía pasarse horas y horas buscando en la Hemeroteca Nacional que está en la UNAM, el reporte periodístico del hecho que iba a relatar. Era una labor titánica, muchas veces era como encontrar una aguja en un pajar. Encontrabas la nota, le sacabas foto al viejo periódico y tenías la evidencia.  

Amante de la historia y la estadística, Toño Moreno fue acumulando experiencia en diversos medios, la radio, la televisión y la prensa escrita, donde recorrió la milla. Y ahí desde cada trinchera, cada semana empezó a crear su propio Salón de la Fama, donde en una sección a la semana ingresaba a algún jugador deportivo destacado, que para él tenía los merecimientos para ingresar a ese recinto del periodista.  

EN EL OLVIDO 

Y tenía razón, los humanos somos de memoria corta y a nuestros héroes deportivos los olvidamos pronto. Muchos después del retiro se mudan a la colonia del anonimato, de donde solo regresan a los medios cuando lamentablemente mueren. Ahí, entonces los medios, los aficionados sacan del sarcófago de los recuerdos los memorables recuerdos. Solo resucitan ese día, cuando se hace el recuento de sus logros, para volver a ser sepultados en el olvido a los días siguientes. 

Por eso era necesario hacer algo. Terminar con el olvido, había la necesidad de hacerlos inmortales. Tenían que tener un lugar donde las nuevas y futuras generaciones pudieran saber y atestiguar por sí mismo en audio, video o fotografías, quién o quiénes eran los ídolos con los que tantas veces sus abuelos o sus padres soñaron.  

Esa idea nunca se salió de su cabeza. Pasaron muchos años, por ahí del 2003 o 2004 en una reunión de amigos y entre tequilas, Toño Moreno platicó sobre ese tema con Jesús Martínez, quien le tomó la palabra, para decirle que harían el proyecto del Salón de la Fama justo en el lugar donde se asegura nació el futbol en México: Pachuca. 

Sin saber dónde, quién y cuándo se haría, el dirigente de Grupo Pachuca anunció la reinauguración del Estadio Hidalgo el 1 de agosto del 2004 con el juego de Campeón de Campeones contra Pumas, y al final de la conferencia de esa mañana Martínez Patiño anunció que desarrollarían el proyecto del Salón de la Fama.  

TELEVISA MADRUGA  

Sin embargo, ese mismo día por la noche, solo horas más tarde, en el noticiero estelar de Televisa, el propio Joaquín López Doriga anunció que Televisa construiría en el Estadio Azteca el Salón de la Fama del Futbol Mexicano, donde el aficionado podría recrear en video las mejores jugadas de sus ídolos de antaño.  

¿Envidia? ¿No querían que alguien se los madrugara? No lo sé, lo cierto es que parecía lo más lógico. Televisa tenía TODO, absolutamente TODO para hacerlo, un estadio icónico, un acervo documental en video histórico invaluable, todas las relaciones del mundo y mucho, mucho dinero y poder. Era la empresa ideal para semejante proyecto. Jesús Martínez recién empezaba a construir su historia, no podía competir contra ello. 

Sin embargo, pasaron los meses, los años, y del proyecto de El Salón de la Fama del Futbol que anunció Televisa y López Doriga ni sus luces, quedó ahí archivado y en olvido. Tampoco Jesús Martínez se movió en ese sentido. Fue hasta finales del 2009 cuando Grupo Pachuca retomó la idea y anunció la construcción del mismo, ese día ya NO hubo contrarréplica de Doña Tele, es decir, ellos no estaban interesados en hacerlo ya, había camino libre.  

FIFA, CINCO AÑOS DESPUES 

La construcción del arquitecto Ricardo Calderón concluyó en julio del 2011. A este edificio se le considera 'el balón' más grande, con sus más de 38 metros de altura, 30 de diámetro, 120 escalones y capacidad para 326 visitantes, considerado el único en su tipo y está avalado por la FIFA.   

Fue tal el reconocimiento que tuvo esta construcción mexicana, que cinco años después de la inauguración en Pachuca, en febrero del 2016, se construyó en Zurich, Suiza, el Museo de FIFA, donde el máximo organismo invirtió 30 millones de dólares, fue inaugurado por Gianni Infantino y se adoptaron muchos de los formatos y características interactivas que vieron en Pachuca.  

ARREPENTIDOS 

Recuerdo que en una ocasión platicando en una comida con un par de los llamados 'Cuatro Fantásticos' de Televisa, reconocieron: “Eso lo tendríamos que haber hecho nosotros ¡La cagamos!” Y la verdad que se equivocaron, imagínense lo que hubiera sido ese Salón de la Fama en el Azteca, sin duda sería un sitio icónico para el Mundial del 2026.  

Pero el 'hubiera' no existe. Y contra vetos disfrazados y algunos desdenes el Salón de la Fama fue creciendo, madurando, y volviéndose aspiracional para los personajes de la industria del futbol, que, sueñan, quizá sin decirlo, estar algún día ahí, entre los inmortales.  

Este recorrido de 10 años ha estado envuelto de historias y anécdotas poco conocidas que vale la pena contar, así que le pedí a Toño hacer la recolección de 10 momentos vividos en las 10 investiduras y algunas de verdad son para la historia.  

VOTACIONES Y TEMBLORES 

Llámele coincidencia o casualidad, pero resulta anecdótico recordar que la votación de inducidos al Salón de la Fama en sus primeros años se realizó justo en el interior de ese gran balón de futbol, y justo en esas dos primeras votaciones, que se hicieron en fechas distintas, se sintieron sendos temblores de tierra que espantaron a más de uno de los ahí asistentes. Don Nacho Matus QEPD, dijo en tono coloquial: “Es la forma en que los espíritus de las leyendas del futbol se están manifestando para hacernos sentir su presencia”. Parecía que votación era sinónimo de temblor.   

JUST FONTAINE 

Hacer llegar la invitación a esta leyenda francesa fue épica. Toño Moreno fue a Toulouse a visitarlo. Cual sería la sorpresa cuando al llegar a su casa en compañía de su traductor, el icónico goleador francés, a sus más de 80 años, los recibió de manera efusiva con un sombrero de charro que portaba con orgullo. Hablaba muy bien español, su esposa era española e incluso los invitaron a comer enchiladas que ella había preparado, mismas que se engulleron escuchando discos de mariachi que Just Fontaine había puesto exprofeso para agradecer la visita. 

Por su edad y que estuviera mejor cuidado y seguro, Toño le propuso que en su viaje a México llevara a alguien, además de su esposa. A lo que Fontaine agradeció y dijo que lo acompañaría uno de sus nietos. Vaya sorpresa que se llevaron cuando les envió copia del pasaporte del nieto de Fontaine ¡Tenía solo siete años! La intención de Toño Moreno era que tuviera un familiar mayor de edad cercano que los cuidara.

¿Y si trae a alguien más, además de su nieto? replicó Toño Moreno, el francés respondió de inmediato ”Bien, me llevaré al arquero del Olympique de Marsella” ¡Ah mira traerá un jugador! pensó Moreno. Cual sería su sorpresa, cuando el acompañante era ¡un contemporáneo de Fontaine, incluso más grande que él!.

En la investidura, Just se robó la noche y bromeó porque le hicieron poner un traje, le regalaron un saco y amenazó con regresar al año siguiente por el pantalón.  

EL CANTO DE 'EL TIGRE'

Cómo olvidar la investidura del gran Tigre Sepúlveda, de esos centrales que hoy Chivas NO tiene. Aquel día terriblemente emocionado y consternado, porque había muerto recientemente su gran amigo Chava Reyes, dio muestra de su grandeza, pues, así como un día en CU se quitó la playera al ser expulsado ante el América, para gritar ¡con esta tienen! Aquel día en Pachuca tomó el micrófono y mató al acérrimo rival al cantar una parodia de la canción 'Se te olvida', que hiciera famosa Javier Solís. 

Los asistentes rieron a carcajadas cuando cantando esa parodia mencionaba que para ganar el América daba hermanas y propinas a los árbitros.

EL MÁGICO Y SUS LOCURAS 

Las nuevas generaciones no tienen ni idea de quien fue el Mágico González y porqué a un futbolista salvadoreño, que era más vago que un recuerdo, y que se tomaba hasta el agua de las macetas, está en ese reciento de los inmortales.

 Para esta generación y las que lo disfrutamos les recomiendo ampliamente un espléndido documental que está en YouTube sobre su historia, vivencias y excesos, se llama informe Robinson, de verdad no lo podrás dejar de ver.

Este genio del futbol, que regalaba su ropa, que se ponía a cascarear con los niños en el zócalo, y que regalaba su dinero a los pobres, fue uno de los investidos. El problema NO fue tanto localizarlo, sino asegurarse que vendría aún con boletos en mano. Le pusieron 'la marca' del defensor Jaime Rodríguez, aquel central de Atlas y León, para que lo acompañara y vigilara.  

Los investidos NO reciben ninguna paga, solo se les proporcionan todas las atenciones, viáticos, alojamiento y pasajes para los que ellos indiquen. El Mágico pidió que dos amigos lo acompañaran. Cuando pasaron por él para llevarlo al evento en Pachuca, el salvadoreño salió de su habitación con unos tenis de medio cachete, unos pantalones de mezclilla y una camiseta fosforescente.

No sabía que era de traje y de vestir, así que camino al evento se pararon en un centro comercial para dotarse de un saco, una camisa blanca y unos zapatos, eso sí, su viejo pantalón de mezclilla no se lo iba a quitar por nada y por supuesto que ni decirle que tendría que usar corbata, era el Mágico en su estado puro.  

VOTACIÓN DE EXPORTACIÓN 

La votación del Salón de la Fama se internacionalizó hace unos años, cuando tuvo a Madrid, España, como la sede. Ahí Florentino Pérez les hizo a todos una recepción impresionante en el Bernabéu, llenándolos de atenciones.

Al día siguiente Miguel Ángel Gil les abrió las puertas del Estadio Wanda, que sería meses después sede de la Final de la Champions League, y los recibió con la sorpresa de que las imágenes del Salón de la Fama de Pachuca, Hidalgo, estaban en todas las pantallas y los leds del impresionante escenario, donde les brindó a los asistentes una comida espectacular. 

Fue un gran reconocimiento internacional, se notó en el trato tan especial y los dichos de la prensa internacional que asistió, todos conocían el evento y lo aplaudían. La idea era exportarlo cada año, al año siguiente en Milan, en la sede de dos de los grandes equipos del Calcio, dos años después en Argentina, la tierra de Boca y de River, solo que la pandemia frenó el proyecto, que volverá a ser puesto en marcha.

EL 'CÓNDOR' VOLÓ

Hay anécdotas tristes en este evento. Miguel Calero, ese espectacular portero colombiano y mejor persona, siempre estaba presente en la ceremonia, que le emocionaban hasta las lágrimas, y les prometió a su esposa y sus hijos que algún día estaría allí, en ese reciento inmortal como investido. Aún no tenía cinco años de retirado, por lo que no era elegible, y justo cuando los había cumplido murió, y ya no pudo recibir ese saco verde en vida, pero desde el cielo, seguramente el 'Cóndor' volaba de alegría.  

EL RENEGADO 

El gran Jefe Tomás Boy, QEPD, siempre un polemista encendido, cuestionaba entre amigos y a los organizadores que tenía él mucho más merecimiento que muchos otros y que no había sido elegido. Era algo que en corto siempre reclamaba, pues le pegaba en el ego. Lo que son las cosas, cuando fue finalmente elegido decidió NO acudir personalmente a la investidura.  

Muchas historias hay de estos 10 años, figuras que no acudieron porque perdieron el vuelo, otros que se enfermaron, otros que murieron en la víspera, pero a final de cuentas los detractores del proyecto fueron quedándose sin argumentos ante los reconocimientos nacionales e internacionales.  

No sé si usted ya lo conozca, pero si es usted aficionado al futbol su visita a este recinto le hará entrar a una especie de túnel del tiempo donde sin duda recordará tiempos donde usted, junto con su padre su abuelo o sus amigos lloraban de alegría con las hazañas de sus ídolos.​

DE TODOS Y DE NADIE 

Es un recinto con olor a nostalgia, a recuerdos, a vivencias, que nos transportan a nuestra infancia y juventud y a los años maravillosos de nuestra vida. El Salón de la Fama es un lugar donde los ídolos han resucitado para volver a tocar nuestros corazones al recordarlos.  

No nos equivoquemos, el Salón de la Fama no es del Grupo Pachuca, es de TODOS los que amamos este maravilloso deporte, porque los recuerdos, las vivencias, son propias, son únicas e irrepetibles para cada uno de nosotros, y no son propiedad de nadie más. Entrar ahí, estar ahí, es regresar el cassette de nuestras vidas para ponerle de nuevo play, a nuestros imborrables recuerdos. 

Si una vez está por Pachuca no deje de visitarlo, dicen que recordar es volver a vivir.... y es cierto, ayer lo volví a vivir otra vez, ¡Gracias futbol! ¡Gracias Salón de la Fama! ¡Gracias por resucitar a mis ídolos! 

"Si algo cobra vida en los demás por tu culpa, entonces has hecho un acercamiento a la inmortalidad", Norman Cousins.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: INMORTALIZAN A DÉCIMA GENERACIÓN DEL SALÓN DE LA FAMA DEL FUTBOL.