opinion.el-francotirador.piojo-herrera-y-roger-martinez-apenas-se-hablan
Opinión

Francotirador

Nadie como El Francotirador. Cual superhéroe, guarda celosamente su identidad para obtener la información que nadie se atreve a contar.

Piojo Herrera y Roger Martínez apenas se hablan

2020-01-07 | El Francotirador
Comparte en:

Saludos mi querido francolieber. Ya llegué con la mejor información y hoy voy a empezar con mis Águilas, pues supe de muy buena fuente que Roger Martínez y Miguel se dirigen la palabra para lo necesario.

Para muestra de ello te cuento que al momento en que fue llamado a la línea para entrar de cambio por Ibargüen en el partido de Ida de la Final, quien tuvo que darle las indicaciones fue el asistente, Álvaro Galindo, ya que desde que lo eligieron para entrar, el colombiano se hizo de oídos sordos, no volteaba a verlos y fue hasta que Pecanha corrió a decirle que él entraba. Lo único que hizo el Piojo fue acercarse al jugador ya que estaba a punto de entrar y decirle un par de cosas.

Ahí no paró todo, Roger se quitó con toda la calma del mundo la casaca de entrenamiento y caminó a paso de tortuga hacia la línea de cambio. Al ingresar, Martínez sorprendió con su pasividad y su poco interés por disputar los balones, prácticamente se la pasó caminando. “No corre, no está haciendo nada”, se dijeron molestos en la banca los miembros del cuerpo técnico.

Pero el enojo mayor para el Piojo fue que tuvo que utilizarlo desde el arranque para el choque de Vuelta, debido a que no tenía de otra, ya ves que mi amigo Córdova se hizo expulsar y el propio Ibargüen no se recuperó... Hasta tuvo que meter lesionado a Renato y ya sabes cómo terminó. Yo creo que ya son más problemas que soluciones las que Roger le ofrece a las Águilas.

Berrinche, no secuestro en Coapa

Siguiendo con el Ave de las Tempestades, ¿te acuerdas de aquella noticia que RÉCORD destapó previo a la Final, de que había preocupación por el supuesto secuestro de dos futbolistas del club? Pues esta semana bien viene a colación contarte qué pasó realmente.

La información publicada fue que no se sabía del paradero de dos elementos de la institución, que incluso los altos mandos del equipo habían alertado a autoridades ante una posible ‘privación de la libertad’, pero que ya entrada la noche, se supo que estaban en casa y no pasó a mayores.

Pues aquí está su Franco de confianza para revelar lo que sucedió a detalle. Resulta, de entrada, que sí fueron elementos del primer equipo, peeeeeero no del varonil, sino del femenil, ni más ni menos que dos jugadoras que recién salieron del Nido y fueron a parar a Tijuana: Lucero Cuevas y Esmeralda Verdugo.

Justamente la exgoleadora de Coapa dio este lunes una entrevista donde aseguraba que salió del América “por una cuestión personal que viví en la Ciudad de México”, que tiene que ver con este caso, pero que falta más por aclarar, pues al final resultó un mero pretexto.

De entrada, para los que no están enterados, tengo que explicarles que Lucero y Esmeralda son pareja sentimental, algo que se sabe al interior del club, que no tendría nada de malo si no hubieran incurrido en diversas indisciplinas y que viene al caso explicar para entender el alboroto que causaron.

En su momento, Leo Cuéllar, timonel de las Águilas, dio pistas del problema con Lucero, principalmente, y con Esmeralda, al tratar de explicar por qué perdieron minutos en su equipo: “Es una combinación de lesiones y disciplina. La ropa sucia la lavamos en casa, y si sigue sucia la volvemos a lavar, y si sigue sucia, habrá que cambiar. Son temas que internamente vamos a manejar con todo respeto”, comentó el estratega hace unos meses.

Pues resulta que en una comida de fin de año en el club de Coapa, una semana antes de la Final de Liga MX, Lucero se enteró que su compañera especial sería dada de baja del equipo, que iría a Tijuana, y montó en terrible cólera.

El enojo fue mayúsculo, al grado que Lucero y Esmeralda se fueron de la comida y nadie supo nada de ellas. Digamos que se desconectaron del mundo, y cuando las empezaron a buscar sus amigos y familia, enterados del enojo, no respondían. Llegó la preocupación al grado que la directiva del club tuvo que contactar a la policía, como ya se supo, y hasta altas horas de la noche se volvieron a conectar y avisaron que estaban bien.

Pues el berrinche al final logró su cometido: días después, el América accedió a ceder también a Xolos a Lucero, luego de la monumental rabieta, que se sumó a que sus constantes faltas al código interno ya tenían cansados a cuerpo técnico y directiva, así como la actitud a algunas jugadoras, me dicen que incluso a elementos del equipo varonil, que nunca entendieron por qué la goleadora era tan distante, no se integraba, vaya, ni el saludo les daba.

Así que las dos están juntas ya en Tijuana, Esmeralda está más cerca de casa junto a su pequeña hija, pues es originaria de Ensenada, y Lucero está feliz por tener una nueva oportunidad de mostrar su tremendo nivel junto a su compañera favorita.

Les ofrecen a senegalés ante baja de Caraglio

Cruz Azul está sufriendo por el tema de la delantera, ya que pasó de tener un ataque sobrepoblado a quedarse únicamente con Santiago Giménez, por la lesión de Milton Caraglio, pero no faltaron quienes vieron la oportunidad de mostrar sus cartas, refiriéndonos a los representantes, que de inmediato provocaron una lluvia de nombres de delanteros en La Noria.

Déjame platicarte que a las oficinas celestes llegó el currículum del senegalés Diafra Sakho, quien se encuentra libre luego de que el último año formó parte del conjunto francés Metz. La directiva celeste no ha dicho que no, las pláticas siguen y el tiempo se agota para que sumen a un ariete, aunque es casi un hecho que Santi tendrá la oportunidad de estar de inicio en el Clausura 2020.

Lo cierto es que en La Máquina están a marchas forzadas por encontrar al atacante, pero no quieren regarla como ya ha pasado en otras ocasiones que contrataron por contratar.

Briseño y Alanís, a la banca, pero con la camiseta puesta

Ante el equipazo que armaron las Chivas, existen algunos elementos que desde la pretemporada perdieron protagonismo y ahora están entendiendo cuál será su nuevo rol en el equipo y ya la hacen más de consejeros que otra cosa.

Me refiero a mis adorados Pollo Briseño y Oswaldo Alanís, quienes a pesar de ser la pareja de centrales durante gran parte del torneo pasado, ambos parecen tener destinado un lugar entre los suplentes, por lo menos de arranque; sin embargo, mis contactos en el Rebaño me aseguran que están más metidos que nunca con el equipo y hablan mucho con los jóvenes.

El discurso de los jugadores es de hermandad y compañerismo, y tanto Alanís como Briseño están haciendo su parte, pero los centrales querrán jugar y es normal, son futbolistas que serían titulares en casi cualquier equipo, pero mientras parece que tendrán que conformarse con observar a Hiram Mier y Gilberto Sepúlveda y seguir alentando desde la banca.