opinion.ignacio-suarez.la-fianza-fantasma-del-veracruz-1a-entrega
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

La fianza fantasma del Veracruz (1a. entrega)

2020-05-27 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

La pandemia ha pegado en el corazón de la economía del mundo. México NO escapó, miles si no es que millones han perdido su empleo. Sin ingresos no hay dinero para el super, para el camión, para las colegiaturas, para el doctor, para las medicinas. Sí, fueron precavidos y existen ahorros para la los XV años de la hija, para el enganche de una casa o un auto, habrá que echar mano de ellos y dosificarlos; si no es así, a rezar.

Estas tragedias laborales las están sufriendo muchas familias cuando a mediados de marzo se paró gran parte de la económica con la implementación del programa vital #QuédateEnCasa. Si esta catástrofe económica la viven desde hace poco más de dos meses. Imagínese el enorme infortunio de quedarse sin ingresos, sin pago alguno desde hace doce meses, nueve o cinco ¡Eso es el infierno en vida para cualquier padre de familia!

Pues eso están viviendo precisamente mas de 200 familias que estuvieron ligadas de alguna manera a los Tiburones Rojos del Veracruz de Fidel Kuri. Para Doña Fede, muchos de estos son desconocidos. Muchos porque no metieron controversia, otros porque era personal del estadio o de administración y ellos son literalmente 'invisibles'.

Los que NO lo son tanto son, el primer equipo, el cuerpo técnico, los equipos Sub 20 y Sub 17, el equipo completo de Orizaba de la Liga de la Segunda Premier, el de la Tercera División, el equipo femenil. Creo que si hablo de 200 familias me estoy quedando corto. Algunos, los menos, han ido recibiendo pagos pequeños por parte de Fidel Kuri, pero son escogidos y contados.

A diferencia de los estragos del Covid-19, esta tragedia económica que viven esas familias hoy se hubiera podido evitar si Doña Fede hubiera sido responsable de su administración, del cumplimiento cabal de sus reglamentos y disposiciones, de los candados que ellos mismos implementaron para evitar semejante daño: la fianza.

El reglamento vigente de afiliación, nombre y sede y el numeral 35 referente a los requisitos financieros de todos los equipos, es CONTUNDENTE: "En el caso de Clubes de LIGA MX o ASCENSO MX, deberá presentar Póliza de Fianza o Aval Bancario por la cantidad que disponga el sistema económico de cada División Profesional, contenida en el Reglamento de Competencia aplicable". 

Para el caso de los equipos de la Liga MX, se supone, deberían presentar de manera anual una póliza vigente por cinco millones de dólares que tuviera como beneficiario a la Federación Mexicana de Futbol. Esta cantidad serviría para garantizar la operación administrativa y deportiva de los clubes, pagar adeudos de sueldos y otro tipo con algún afiliadoEn términos coloquiales: “SI NO pagas, de ahí me cobro”. Una fianza opera de manera similar al de un seguro de vida, de auto o de gastos médicos.

En junio del 2019, con el Veracruz prácticamente desahuciado, empezaron los problemas de pago. Con el trascurrir de las semanas, se empezaron a agudizar: “Tengo intervenidas mis cuentas”, fue el pretexto de Fidel Kuri para ganar tiempo. Pero NO hubo ni descongelamiento, ni cuentas, ni pago. En diciembre, su equipo fue desafiliado.

Doña Fede, humanitaria como siempre -léase con sarcasmo- mandó abogados al Puerto para que los jugadores de los Tiburones metieran controversias. “Si no hay controversia, NO hay ni pagos parciales. Si lo hacen, les garantizaremos su dinero”, fue la sentencia. Había un plazo reglamentario fatal: 30 días. Si el 6 de enero del 2020 no había controversia en Doña Fede, adiós dinero.

En noviembre 15 habían llegado reclamos de once jugadores encabezados por: Reyna, Menéndez, Melitón, Leo López, Diego Chávez, Paganoni y compañía.  El documento, que obra en mi poder, señala que el 'Polaco' exigía el pago de siete millones de pesos de adeudos. 

El 5 de enero, un día antes del plazo, se sumó la mayoría, jugadores y parte del cuerpo técnico. Pero había jugadores que sabían bien que en Doña Fede NO se podía confiar y acudieron al TAS. 'Polaco' Menéndez, Bryan Carrasco y Arturo Paganoni llegaron a solicitar el reclamo de los adeudos salarios completos, porque tenían forma de comprobarlo y NO la miseria que dio Doña Fede, porque era lo que tenían registrado. 

Vino entonces algo increíble. Apareció 'Poncio Pilatos' en Doña Fede. Víctor Garza, en su carácter de Presidente de Conciliación y resolución de Controversias, le respondió el 7 de enero a Arturo Paganoni: “La Comisión de Controversias ya NO era competente para conocer cualquier tema relacionado con Veracruz, porque ya había sido desafiliado, que la procedencia o no del pago sería determinada por la afianzadora Sofimex, S.A. Se lavaron las manos y le dijeron: 'aquí es la ventanilla equivocada'. ¡Veracruz desapareció! 

Bueno, el tema NO parecía tan grave. Sofimex, S.A. es una aseguradora de prestigio nacional, fundada en 1940, con 79 años de experiencia, una cartera de clientes muy sólida e importante la respalda. Maneja cientos de millones de dólares, la fianza que había 'contratado' Veracruz con ellos era de sólo cinco millones de dólares. Pagar esa cifra era quitarle un pelo a un gato. No tendría por qué tener problema alguno.

La Asociación de jugadores dejó pasar un mes. La desafiliación había sucedido en diciembre, hubo vacaciones, había que integrar expediente y que Doña Fede, como beneficiaría de la fianza, presentara su reclamo ante Sofimex en tiempo y forma, esperara el dictamen, se aprobara, le pagaran y entonces repartirían el dinero a los jugadores.

Sin embargo, pasaron semanas y no había noticias de la fianza. El 18 de febrero del 2020, el director jurídico de Doña Fede respondió a sus preguntas sobre la misma: “ya estaban integrando el expediente para presentar reclamación a la afianzadora”, les confirmó vía correo electrónico.

Pasaron febrero, marzo, abril y casi para terminar mayo. Más de 170 días después de la desafiliación y después de más de 90 días de aquel 18 de febrero donde el director jurídico les había dicho que estaban cerrando el expediente, NO había noticias de la fianza. Le preguntaron directamente a Yon de Luisa. "Hay avances, no es un tema sencillo con la afianzadora”, les dijo a los jugadores. A los dueños, en las videoconferencias, les dijo prácticamente lo mismo, sin abundar sobre el tema.

Mucho misterio a un tema simple y ante una afianzadora muy sería. Cómo aquella frase de “ahora que cobre te pago” que aplicamos los mexicanos. Evidentemente algo NO andaba bien en esa fianza: ¿Existía? ¿estaba vigente? ¿por qué tanto tiempo para armar un expediente y cobrar? Tiempo de hacer preguntas e investigar.

NO fue fácil, pero finalmente contactamos a un alto funcionario de Sofimex, S.A. “No puedo hablar mucho del tema por confidencialidad. Pero pagar 5 millones de dólares NO representa ningún problema para la compañía, son apenas 100 millones de pesos. NO es jactancia, ni presunción, pero manejamos fianzas de decenas de millones de dólares, me hablas de una cifra muy menor, como para no pagarla o entrar en conflicto con un ente tan mediático y poderoso como lo es la Federación Mexicana de Futbol. Si está todo bien en la fianza, se paga. No hay tema”.

¿Cuál es el procedimiento para el pago de una fianza? “Los protocolos para el pago de la fianza, sin importar los montos, es la siguiente: tienen 30 días hábiles para que su equipo jurídico reciba la reclamación del beneficiario de la póliza -en este caso la FMF- e integremos el expediente. En ese periodo, este equipo jurídico de Sofimex, S.A. determinará procedente o improcedente el reclamo. Si el dictamen es procedente, 10 días hábiles después, a más tardar, e importar el M-O-N-T-O -me enfatizó- del reclamo, pueden ser desde 100 mil dólares hasta 100 millones, el beneficiario de la póliza deberá tener en su cuenta vía transferencia electrónica el importa del reclamo, que la fianza ampara. Esto aplica en TODOS los casos, en T-O-D-O-S”.

¿Qué pasa entonces? Esto cuadraba menos. Hubo que tocar puertas muy importantes, había que saber si en las entrañas de Doña Fede estaba la póliza de Sofimex, S.A. de C.V. y si estaba vigente. ¿En dónde podría estar? En el SIID (Sistema Integral de Información Deportiva); ahí -en teoría- está TODO de los clubes. Los equipos solo pueden ver la información propia, y en Doña Fede, pueden ver todo de todos.

Fue entonces que logramos, después de muchos ruegos, que nos hicieran llegar un video y capturas de pantalla del expediente del Veracruz en el SIID. Y llegó, ahí estaba el apartado de garantía para el cumplimiento de sus obligaciones y/o fianza o aval bancario. ¡Eureka! si había documentos… 

Al darle click para observar el documento, se abrió una pestaña. El nombre del documento: Fianza _club-Veracruz_a-junio-2018 en formato PDF ¿¡2018?!, ¡sí, ahí estaba la carta membretada dirigida a Enrique Bonilla, fechada el 7 de julio del 2017. ¡Ahí estaba la póliza de Sofimex, S.A.! con el número 210173 expedida el 14 de junio de ese año, por 5 millones de dólares y/o su equivalente a poco más de 90 millones de pesos

¡No, no había una póliza más! Ningún documento más reciente. ¡Ninguna renovación, NO en el apartado del equipo! ¡NO en el SIID! ¿¡Acaso el Veracruz jugó SIN NINGUNA fianza el último torneo, el 2019-2020?!

Eso pareciera indicar esa ausencia de mayor documentación, SI esto fuera así, NO habría cómo pagarles a los jugadores, a los deudores, NO hay fianza. Sería abominable. De confirmarse, sería una grave irresponsabilidad. Alguien en Doña Fede tendría graves problemas legales al ser omiso en la revisión de sus propios requisitos ineludibles en sus reglamentos.

"¿Quién pagaría si ese fuera el caso? ¿La FMF fungiría como deudor solidario por omisión? ¿Quién debe atender los pagos reclamados?", pregunté al bufete de abogados de Olvera y asociados. "Sí, la Federación fungiría como tal, aunque en una interpretación estricta vuelve corresponsables a TODOS los equipos de la Liga MX al ser miembros de la Federación, que era la beneficiaria de la póliza. Los 17 equipos serían corresponsables de esa responsabilidad solidaria por omisión que haya cometido alguno de sus ejecutivos. Si este fuera el caso, vaya problema legal y penal que pueden tener”.

Me niego a creerlo. Más que una irresponsabilidad, sería un delito. ¿Se atreverían a tanto? Hay razones para no estar tranquilo: la tardanza ha sido mucha. ¿Por qué NO aclarar las cosas enseñando la póliza vigente o que está en disputa ante Sofimex? Recordé entonces lo que me dijo el ejecutivo de la empresa en nuestra charla: "¿Porqué ahora que todos los dueños hacen videoconferencias cada rato, no enseñan sus fianzas vigentes? El que nada debe nada teme, ¿o no?". No pude responderle: "¿Veracruz sería el único caso de jugar sin una fianza vigente o hay otros?", terminó preguntándome.

Otro camino posible sería cuestionar al propio Fidel Kuri Grajales por la real situación de esa fianza. Lo contacté ayer, después de medio día. Me dijo que no podría responder muchas cosas porque esta en varios litigios abiertos en contra de la Federación. Así que fui al grano: “Tenemos evidencia que hubo una póliza con Sofimex, vigente de junio del 2017 a junio del 2018. Esta en el SIID, no hay ningún documento más. Fidel, ¿renovaste la fianza para la temporada 2019-2020 o jugaste sin fianza?". Escuché que se rio ante de contestarme. "Es buena pregunta. Que te la responda Enrique Bonilla. Ándale, que te la responda o que la muestre y me dices qué te dijo. Hay muchos temas de los que hay que hablar en los juzgados", y ya no me aceptó más preguntas.

¿Mostrará la Federación la póliza vigente más reciente del Club Veracruz que demuestre que jugó con fianza vigente? ¿Los equipos estarían dispuestos a pagar los adeudos por ser corresponsables de las omisiones de la Federación? ¿No había un Comité de auditoría que certificaba este papeleo? ¿Hubo omisión, dolo o quizá todo esté en orden y caminando al 70 por ciento como les dijo Yon de Luisa a los presidentes la semana pasada?

Las más de 200 familias que no han tenido ingresos por el tema de Veracruz y su fianza, merecen por elemental humanidad una respuesta clara, contundente y sin evasivas. NO pueden seguir jugando con su enorme necesidad.  

Por hoy se me acabó el espacio, pero NO esta historia

“En América Latina, la frontera entre el futbol y la política es tan tenue que casi resulta imperceptible”

Ryszard Kapuściński