opinion.blog.luis-garcia.cruz-azul-dolencias
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Cruz Azul, dolencias

2021-05-18 | LUIS GARCÍA
Comparte en:

Esta organización ha vivido inmersa en el dolor durante varias décadas, las dudas y la incertidumbre han sido constantes acompañantes de viaje, y una prueba fehaciente de ello se dio en el partido de vuelta ante Toluca. Pero a diferencia de muchas otras amargas experiencias, salieron avante, y lo hicieron no por obra de la casualidad, se podrá debatir sobre el penal que te cometieron Luis Romo; que aprovechando, que pedazo de futbolista eres, ya no perteneces a esta latitud, tus notables maneras y habilidades deben ser apreciadas y utilizadas en un futbol de mucho mayor envergadura que el mexicano.

Regresando al duelo ante Toluca, por primera ocasión en mucho, mucho tiempo, percibí que entendieron que el sufrimiento es parte del juego, de la pelota, de la vida misma. Entendieron que coquetear con el tormento es esencial para ganar batallas, tenemos estos conceptos y valores mal entendidos sobre el sufrir, sobre las caídas, sobre los tropiezos.

Se nos ha, erróneamente inculcado, que padecer es nocivo en todos los sentidos, vaya yerro, las cicatrices que vamos recogiendo por la vida, incluye obvio el futbol, y cualquier otra disciplina, oficio, o profesión en la que participemos, deben ser sumamente valoradas, ya que son esas cicatrices las que nos proveen de experiencia, de sabiduría, de conocimiento, no rehuyamos a los traspiés, reconozcámoslos. Y a la distancia me da la impresión que Cruz Azul lo entendió, no existe forma alguna que en un partido de futbol, sea Liguilla o no, se goce todo el tiempo, la frustración es inherente al juego, resulta imposible arrancar este tópico del juego y de la vida.

Por primera ocasión creo que Cruz Azul no le dio la espalda a su historia, y si bien su reciente historia conlleva sufrimiento, esa es su historia de nadie más, por ende no la pueden obviar, no la pueden desconocer. Y desde esa trinchera decidieron combatir ante un jerárquico y ejemplar Toluca, y lo vencieron a carta cabal, fueron mejores en la película completa, jugaron mejor, y sobre todo, tuvieron la estabilidad emocional y mental de que faltando menos de 10 minutos y estando eliminados, nadie se volvió loco, nadie quiso improvisar desde la anarquía, insistieron con inteligencia, valentía y corazón, y tuvieron el premio que merecían.

Tú, Juan Reynoso, eres un gran culpable de la actual situación, y no me refiero al burdo y engañoso asunto de ganar y perder una eliminatoria, sino de sentirse orgullosos de quiénes son, de inflar el pecho por pertenecer a una entidad que cada semestre busca la redención, que aceptan sus miserias, que no las esconden, que las buscan refutar, y en la primera batalla librada lo han conseguido.

Falta camino por andar, empedrado trayecto sin duda, en donde serán cuestionados por la misma situación de hace varios ayeres, pero hoy se perciben venturosos, hoy no se les percibe apenados, con los hombros caídos, como si debieran algo. Para estar dispuesto a ser exitosos, se debe estar dispuesto a fracasar, y ustedes están abiertos a ambas posibilidades, por que no hay que ser un genio para comprender que nadie gana siempre, y nadie pierde siempre.

No soy de Cruz Azul, no tengo filiación alguna con este club, es más, al equipo que más disfrutaba y quería ganarle cuando era futbolista profesional y andaba en las canchas de nuestro país, era a Cruz Azul, pero hoy deseo que sean campeones, creo que lo serán. Y si es así, tendrá mucho que ver con que abrazaron su historia contemporánea, que desde ningún ángulo ha sido alegre, pero dejaron de sentir pena por ser de Cruz Azul, reconocieron su sufrimiento, y agarrados de la mano del mismo, están a cuatro partidos de ser monarcas. Aspecto que no quitará en su totalidad el pesar del ayer, y que bueno, ya que esa aflicción fue, es y será siempre, parte de su vida, como futbolistas y como personas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: RICARDO FERRETTI, TODOPODEROSO