tmf.nfl.texans.nike-y-beats-dre-terminan-relacion-con-deshaun-watson-por-demandas-de-agresion-sexual

Nike y Beats by Dre terminan relación con Deshaun Watson por demandas de agresión sexual

Deshaun Watson en partido
Deshaun Watson en partido | AP
Nike se dijo perturbado por las acusaciones en contra del jugador de los Texans
2021-04-07 | EFE
Comparte en:

Nike y Beats By Dre, una firma de auriculares propiedad de Apple, han roto sus relaciones publicitarias con Deshaun Watson, mariscal de los Texans de Houston, tras varias demandas de agresión sexual y conducta inapropiada por parte de una veintena de mujeres, según informaron este miércoles medios locales.

"Estamos profundamente preocupados por las perturbadoras alegaciones y hemos suspendido a Deshaun Watson. Seguiremos vigilando la situación de cerca", indicó Nike en declaraciones a CNBC este miércoles, después de que este martes diera públicamente su testimonio una de las 22 mujeres que lo han acusado en una conferencia de prensa.

Beats By Dre también ha finalizado su acuerdo de patrocinio del mariscal de los Texans, según dijeron fuentes cercanas del asunto al canal ESPN, por lo que son ya dos las marcas que se han retirado de una lista de colaboraciones publicitarias que suele ser habitual para las estrellas deportivas.

Deshaun Watson posa con tachones Nike

Watson, de 25 años, está siendo investigado por la Policía de Houston (Texas) después de que una veintena de mujeres masajistas lo demandaran por agresión sexual y comportamiento inapropiado. El deportista ha negado las acusaciones y está cooperando con las autoridades.

Deshaun Watson utilizando los audífonos Beats by Dre

Ashley Solís, la primera de las mujeres demandantes en revelar su identidad, acusó este martes a Watson de haberla acosado y luego agredido sexualmente en su propia casa el 30 de marzo de 2020 mientras le realizaba masajes terapéuticos. 

Ashley Solís, masajista, en conferencia de prensa

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DESHAUN WATSON: POLICÍA DE HOUSTON INICIÓ INVESTIGACIÓN POR PRESUNTA AGRESIÓN SEXUAL