contra.home.pepenadores-tendran-que-registrarse-para-trabajar

RECORDLogoRECORD

Pepenadores tendrán que registrarse para trabajar

Un hombre arrastra una carreta para recolectar basura
Un hombre arrastra una carreta para recolectar basura | Foto: JORGE CORDERO | JUAN CARLOS WILLIAMS
En caso de no inscribirse, los recolectores serían acreedores a multas e incluso hasta la cárcel podrían pisar
2017-07-11 | JORGE BUTRÓN
Comparte en:

La nueva ley de residuos sólidos, así como los cambios en el Artículo 227 Bis del Código Penal en materia de recolección de residuos, no beneficiarían a los pepenadores que trabajan en diferentes zonas de la CDMX, pues les complicaría realizar su labor, por la separación de basura que ya realizan los recolectores delegacionales y posibles multas.

 “Ya no se puede vivir de la pepena, solamente ganamos entre 700 y 800 pesos a la semana, lo cual no alcanza porque las familias necesitan comer, vestir e ir a la escuela; los recolectores cada día acaparan más el mercado de la basura y ya no nos llega nada cuando vamos a los basureros, donde anteriormente revendíamos zapatos u otros objetos que aún sirven”, argumentó Benito Téllez Chimal, vocero de los pepenadores capitalinos.

Imagen de un basurero de la CDMX

Por otra parte, aseguró que las autoridades no se han acercado con ellos, para darles a conocer el nuevo método de trabajo y la puesta en marcha de la separación de residuos que entró en vigor el sábado.

En días pasados, Francisco Uriostegui Pineda, presidente de la Confederación Nacional de Industriales de Metales y Recicladores, alertó sobre las posibles penas contra el gremio, tales como multas que irían de los 37 mil hasta los 150 mil pesos o cuatro años de cárcel.

Imagen panorámica del centro de recolección de basura ubicado frente al Estadio Azteca

Aunado a esto, tendrán que registrarse ante la Oficina de Regulación Ambiental, dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), para no ser acreedores a sanciones, recalcó Pedro Miranda, titular del área de Comunicación Social; sin embargo, aún no se definen dichas multas.

Mientras llegan o no las sanciones, el pan escasea en la mesa de los pepenadores: “ya no dejan nada para vender, y con eso de que quieren que ya no haya basura en la ciudad, nos van a dejar sin chamba”.

Síguenos en Facebook