70-anos-de-espera
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

70 años de espera

2021-12-09 | Alejandro Molina
Comparte en:

Han pasado 70 años desde la última vez que Atlas logró el anhelado título de la Liga MX y no llegaban a la Final desde 1999. Hoy inician la disputa por la Copa y se enfrentan al León. Ambos merecidos contendientes que, además en el torneo regular, demostraron ser de los mejores, obteniendo en la tabla el número 2 y 3, respectivamente.

Al obtener el pase a tan deseada Final, su director técnico, el argentino Diego Martín Cocca, declaró: "Son muchas sensaciones increíbles, estoy muy agradecido por la entrega, el respeto y compromiso de los jugadores. Hoy se vivió una fiesta completa, más allá de que se sufrió, pero el equipo nunca perdió su personalidad ni su identidad, orgulloso de este equipo y de ser el DT del Atlas". Una declaración que refleja claramente el gozo y plenitud que se viven en la institución.

Los Rojinegros, además, tienen el mérito de ser un gran semillero del cual salieron importantes jugadores como Rafa Márquez, Oswaldo Sánchez, Juan Pablo Rodríguez, Jared Borgetti, Pavel Pardo, José de Jesús Corona y Andrés Guardado.

Si aún hubiera seguidores de los Zorros que hubieran esperado por tanto tiempo, serían personas que en aquel entonces tenían 10 años de edad y hoy, al menos, 80. Sin embargo, la afición actual es enorme. Miles de aficionados a los Rojinegros festejaron con matracas, banderas y cánticos el pase a la Final en la Glorieta de los Niños Héroes. Así que hay gran expectación para el día de hoy.

Tener la camiseta puesta es estar con el equipo en las buenas y en las malas. Es permanecer apoyando bajo cualquier circunstancia o resultado. Ponerse la camiseta implica defender los colores del propio bando sin guardarse nada. Es una profunda querencia hacia el equipo sin importar los resultados. Hoy, Atlas tiene la oportunidad de dar el primer paso de una enorme satisfacción a sus seguidores que han estado por siempre apoyando.

La importancia del amor a la camiseta es crucial. Es lo que da solidez a las instituciones. Sin ella, el compromiso a lo largo del tiempo sin el logro de los objetivos, haría tirar la toalla a cualquiera. La camiseta da identidad, genera permanencia por el amor y el apego que se le tiene al sueño y a la ilusión de lograr el objetivo último.

Estimados lectores y lectoras, mantengamos firme nuestra fidelidad a la camiseta que hemos elegido. La lealtad es la base que hace perdurar a las instituciones en búsqueda de su fin último, en este caso, el lograr el ansiado campeonato.

El sentido de pertenencia de las personas hace posible que las tradiciones pasen de generación en generación y que logren durar con esperanza como lo hemos visto ya, hasta 70 años de espera. El no tener afiliación alguna genera personas convenencieras que cambian como veletas según se den los resultados y que traicionarán sus colores por ambición personal o de obtener beneficios de forma inmediata. Lo vemos como ejemplo muy a menudo en los partidos políticos. Pero siendo esta una columna deportiva, sólo celebro el apego de la afición de los Rojinegros.

Ambos finalistas son dignos del triunfo, pero en el caso del Atlas, dada la fidelidad de sus seguidores y el fiel acompañamiento a través de los años, los hace en mi humilde opinión, los ganadores ideales de tan esperada Copa.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DAVID VENCIÓ A GOLIAT