david-vencio-a-goliat
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

David venció a Goliat

2021-12-02 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

El América no pudo mantenerse en el liderato y está fuera de la Liguilla en los Cuartos de Final. Pumas demostró que el estado anímico del que hablamos la columna pasada, es un factor de mucha influencia en estas instancias. Ya son demasiadas las críticas emitidas para las Águilas, así que hoy no me sumaré a ellas, sino a reconocer que los universitarios hicieron lo propio y entender su éxito desde una perspectiva psicológica y de cambiar la forma de enfrentarse al oponente.

Pumas no tenía nada que perder, era pararse 11 contra 11, en igualdad de circunstancias y enfocarse en el momento presente. Lo demás ya es historia. Este es un excelente ejemplo para reflexionar sobre el efecto psicológico de los llamados “underdogs” también conocidos como los previsibles perdedores o el equipo que tiene menos probabilidades de conseguir un triunfo.

Esta victoria confirma que, no importando las circunstancias, no todo está perdido y siempre hay una oportunidad, aun en contra de las estadísticas y de la visión de los analistas.

Todos conocemos la batalla de David y Goliat. Lo que cuenta la historia es que David logró imponer sus virtudes sobre las de su adversario, Goliat, sin duda, hubiera ganado en una batalla cuerpo a cuerpo, pero David utilizó su fortaleza, el uso de la honda con la que llevaba mucho tiempo combatiendo con diversos animales.

“Metiendo David su mando en la bolsa, tomó de allí una piedra y la tiró con su honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano”. (Samuel 17, 49-50).

Cada vez que nos enfrentemos con un Goliat, busquemos sus debilidades y centrémonos en nuestras fortalezas.

Nunca asumamos que estamos perdidos o ya estaremos derrotados antes del juego. Siempre existe la posibilidad, el primer factor es la actitud con que asumamos el reto. El segundo el llevar al oponente a nuestro estilo de juego o al contexto que pueda darnos alguna ventaja. El tercero, la determinación que tengamos para utilizar nuestras mejores armas o herramientas para destacar y lograr el éxito. Es por eso es que celebro el éxito de Pumas altamente merecido, usémoslo como ejemplo de que nunca debemos menospreciarnos cuando somos considerados como los “underdogs”.

Estimados lectores, Pumas nos da un ejemplo que podemos aplicar en nuestra vida, nunca vernos como derrotados, entrar en el juego o la batalla siempre con decisión y centrados en lo que sí sabemos hacer. Da mucho gusto ver como asumieron el partido con atrevimiento y confianza independientemente del pobre juego que mostraron los azulcremas.

Hoy cumplo 200 columnas con el periódico RÉCORD, agradezco mucho la oportunidad de pertenecer a este importante equipo de comunicadores. También reconozco el apoyo que me dan semana a semana Fernando Escárcega y Alex Molina (mi hijo), en las ideas a desarrollar y en la revisión editorial.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA ETERA OPORTUNIDAD