la-eterna-oportunidad
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

La eterna oportunidad

2021-11-25 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Esta semana comienza la Liguilla, para algunos técnicos como el 'Vasco' Aguirre, de los Rayados, este es un nuevo torneo. La Liga quedó atrás. Entre las cosas importantes, ya no contará el gol de visitante, los cuatro mejores cierran como locales y en caso de empate, el triunfo será para el mejor posicionado en la tabla. El campeón del torneo pasado, el Cruz Azul, quedó fuera.

Le llamo eterna oportunidad porque como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, da la alternativa de llevarse el campeonato a los equipos que hicieron muy poco en la Liga y, sin embargo, lograron colarse a esta Fase Final. El América es el líder general con 35 puntos y se enfrentó anoche con los Pumas, que se colocaban en la posición número 11 que hicieron solamente 21 puntos. De ese tamaño es la diferencia entre los participantes y ya sabemos que nada está escrito hasta el segundo partido del sábado próximo.

Así que juego nuevo para todos, grandes rivalidades con nuevas oportunidades. Si lo vemos con perspectiva, la vida cotidiana, también es a veces así. Todos podemos encontrar nuevas Liguillas en dónde demostrar quiénes somos o lo que podemos lograr. Es como una segunda pareja, una nueva familia, un nuevo trabajo o una nueva profesión. Sin embargo, llevaremos siempre con nosotros una historia que nos marca de alguna forma y, sin embargo, no nos determina. Cuando tenemos una segunda alternativa nunca nos achiquemos por lo logrado en la fase anterior. Siempre está latente la eterna oportunidad de cambiar, no importa la edad, ni las condiciones, existe un posible repechaje si lo buscamos con decisión.

La Liguilla no es un borrón y cuenta nueva. Lo parece, porque entre otras cosas, cambia el nivel anímico de los equipos que venían más abajo; sin embargo, la inercia en el desempeño táctico y el rendimiento de los jugadores no cambia de una semana a la otra, pero en fin, es una oportunidad que como hemos visto en el pasado, algunos han sabido aprovechar.

Estimados lectores y lectoras, si no nos está yendo bien, asumamos un cambio y una nueva oportunidad como si fuera una Liguilla. Sacudamos lo más posible efectos del pasado y démonos la posibilidad de ser campeones. Si la vida nos da otra alternativa, tomémosla al máximo, podemos aprovechar también el impulso anímico, sin perder de vista que sin mejorar lo táctico y asumir un verdadero cambio de actitud, nunca será suficiente.

No me canso de impulsar a las personas a seguir descubriendo más de su potencial, insisto en que no se trata de soñar, sino de cambiar creencias, entender que hay siempre nuevas formas para hacer las cosas, aprender de otros y mantener un esfuerzo constante. La Liguilla está siempre como una nueva y eterna oportunidad.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿YA SOMOS CLIENTES?