la-tercera-no-es-la-vencida
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

La tercera no es la vencida

2021-10-14 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Mason Crosby, pateador de los Green Bay Packers, falló un punto extra en la primera mitad y tres goles de campo seguidos entre los últimos tres minutos del partido y el tiempo extra.

Para su fortuna, el pateador Evan McPherson, de los Bengals, estuvo erróneo también. Falló dos patadas, una en el último cuarto y otra en el tiempo extra para el desempate.

Crosby finalmente metió un gol de campo de 49 yardas para ganar el partido. No es la primera vez que le ocurre esto a este jugador, en octubre de 2018 falló cuatro goles de campo, lo que, en su momento, le dio la victoria a Detroit.

Para tener un poco más de contexto, Crosby ha anotado en su carrera 355 goles de campo en 435 intentos, tiene un porcentaje de efectividad del 81.6%, en este momento, el mejor pateador de la Liga tiene números del 90.8% y es Justin Tucker, de quien recientemente escribimos en esta columna.

En sus declaraciones ante la prensa, Crosby declara como lo haría un ganador, utiliza frases como:

"Estoy enfocado en lo siguiente, fue un partido loco, el equipo siguió luchando para darme otra oportunidad y estoy feliz de que pude meter el último tiro. Voy a ver los videos, evaluarlos, encontrar algo a corregir y seguir adelante. Fuimos resilientes.

"Limpiaremos lo que haya que limpiar e iremos por el próximo partido. Yo no tengo duda de mi habilidad y de lo que haré, así que seguiremos con el proceso. Nadie me dijo nada cuando fallé, ellos tienen toda la fe del mundo en mí y yo en ellos. Tengo la confianza cada vez que entro a la cancha de que lo haré bien", expresó.

Me parece un caso digno de análisis, por la perspectiva del jugador y su capacidad para no rendirse y reenfocarse nuevamente, con confianza y espíritu de lucha. He visto a muchas otras personas que ante las fallas caen en desesperación, ansiedad, enojo y avientan la toalla. Este no fue el caso.

Cuando la presión está al máximo y cometemos errores en nuestro desempeño, es muy importante volver a nuestro centro y seguirlo intentando. Nunca perder la confianza y atesorar la experiencia y las victorias previas como una piedra angular que nos permita seguir tratando.

Esto no es sólo un pensamiento positivo, son años de construir, de forma sólida, nuestra tenacidad para no rendirnos y saber de lo que somos capaces ante la adversidad. Eso es ser un profesional.

Los invito a observar qué pasa con nosotros cuando fallamos, cuál es nuestra capacidad resiliente para restablecernos. Cuando fallemos, cuidemos el lenguaje y la descalificación, mantengámonos centrados en el objetivo y en poner nuestro talento a trabajar. Es, en esos momentos, en los que se demuestra la verdadera autoconfianza.

Estimados lectoras y lectores, aun después de cometer tres fallas seguidas en un momento crucial, tengamos confianza en nuestra capacidad para lograr las cosas. Ahora no aplicó 'La tercera es la vencida', tuvieron que ser cuatro y se fueron con el triunfo.

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ÉSA SÍ ES CAMISETA