primera-medalla-paralimpica
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Primera medalla paralímpica

2021-08-26 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Fabiola Ramírez ganó el bronce en la Final de los 100 metros dorso en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

La atleta declaró: "Me siento superorgullosa, porque después de tantos años de estar en el deporte pude darle esto a mi federación, a mi familia y a mí misma. Es algo que yo deseaba desde hace mucho tiempo con todo mi corazón, y ahora ya está aquí, presente. Es un día memorable en mi vida y sólo quiero agradecerles a todos por su apoyo y por confiar en mí".

Los primeros Juegos Paralímpicos oficiales iniciaron en 1960 para competidores con cualquier tipo de discapacidad física, intelectual o sensorial.

Estos Juegos promueven el trato igualitario de los atletas con discapacidad con los atletas olímpicos. El Comité Olímpico Internacional manifiesta de esta manera su compromiso: "La práctica del deporte es un derecho humano. Cada individuo tiene la posibilidad de practicar un deporte, sin ser discriminado y en el espíritu olímpico, el cual requiere comprensión mutua, solidaridad y amistad... Cualquier forma de discriminación orientada a un país, raza, religión, ideología política o género es incompatible con el movimiento olímpico".

Celebro este importante logro de Fabiola con una reflexión para que sigamos mejorando en la cultura de inclusión de las personas con discapacidad.

En primer lugar, tenemos que seguir trabajando en la accesibilidad, abrirles más el camino y facilitarles la movilidad.

En segundo, seguir promoviendo el respeto a los espacios físicos. Todavía cuesta trabajo entender la falta de conciencia de las personas que se estacionan en lugares reservados.

Tercero y el más importante, apertura a convivir con ellos. En algunos sectores de la población, sobre todo los que no han tenido en su familia a una persona con discapacidad, les hace falta más conocimiento sobre los retos de esa realidad y de cómo podemos ser más activos para seguirlos integrando.

He tenido la oportunidad de conocer más de cerca sobre estos retos gracias a Unidos Somos Iguales, organización sin fines de lucro que, a través de sus programas de inclusión, promueve la empatía, el liderazgo y la apertura al cambio a través de la interacción entre personas con y sin discapacidad.

Me parece que todos podríamos desarrollar más nuestra apertura a la diversidad. Exhorto también a los medios de comunicación para que los sigamos más de cerca y difundamos a estos enormes atletas de los que tanto podemos aprender.

Cierro con una frase de mi admirado amigo Jorge Font, consultor y deportistal, quien desde su silla de ruedas promueve el sentido y la resiliencia: "La vida no siempre se puede alargar, pero siempre, siempre se puede ensanchar. En vidas más anchas caben más personas, más experiencias".

Estimados lectores, ante cualquier oportunidad que tengamos de convivir con alguna persona con discapacidad, aprovechémosla con una actitud positiva e incluyente.

Felicidades, Fabiola, espero logremos muchas medallas más.

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CAMBIAR DE CAMISETA