contra.home.globos-tenedores-y-botellas-lo-que-mas-contamina-el-agua-en-mexico

Globos, tenedores y botellas lo que más contamina el agua en México

Globos, tenedores y botellas lo que más contamina el agua en México
Globos, tenedores y botellas lo que más contamina el agua en México | ESPECIAL
A nivel nacional, el consumo de plásticos está estimado en 66kg por habitante al año
2024-05-07 | REDACCIÓN RÉCORD
m.alcantara
Comparte en:

De acuerdo con el Inventario Nacional de Fuentes de Contaminación Plástica en México, elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), productos derivados del plástico como son globos, tenedores, cucharas, vasos y botellas, es decir, aquellos de uso cotidiano, son los principales agentes contaminantes del agua en nuestro país.
 
A nivel nacional, el consumo per cápita de plásticos está estimado en 66kg por habitante al año, derivando en 59kg de residuos con manejo inadecuado, es decir más del 58% de estos objetos llegan al medio ambiente y en su defecto, al agua.
 
Aunque la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó en 2019 sobre el riesgo potencial  de esta problemática, que de no ser atendida llevará a tener más plástico en los océanos que peces para el año 2050, y se han visto distintas acciones para fomentar el reciclaje y manejo adecuado de residuos de este tipo, lo cierto es que sería la acción colectiva y diaria la que tendría mayor impacto para revertir la contaminación del agua con estos polímeros.
 
Pero así como son los plásticos utilizados en la vida cotidiana los que representan una gran amenaza, también lo son otros objetos derivados de ese material.
 
Los textiles sintéticos también encabezan la lista de agentes contaminantes del agua, contribuyendo con un 35% del total de microplásticos, debido a que cada vez que una prenda de poliéster u otros materiales sintéticos es lavada, éstas liberan partículas diminutas que terminan en los desagües.
 
Los neumáticos de automóviles son otra fuente importante de contaminación acuífera, aportando un 28% del total de microplásticos. Las partículas de plástico desprendidas de los neumáticos se acumulan en las carreteras y son arrastradas por la lluvia hacia los desagües y los cuerpos de agua naturales, ampliando así su dispersión.
 
El polvo urbano, es responsable del 24% de los microplásticos y está presente en la abrasión de las suelas sintéticas del calzado hasta los revestimientos de edificios y la descomposición de plásticos en vertederos.
 
Otras fuentes de contaminación que llegan al agua, son las pinturas utilizadas en la señalización de calles y vehículos, los productos de limpieza y belleza, así como los pellets de plástico utilizados en la industria para la fabricación de piezas, que en conjunto, generan el 13% restante de microplásticos encontrados en las fuentes acuíferas.
 
Los filtros de agua para el hogar, diseñados para atrapar estas partículas intrusas, ofrecen una solución tangible para aquellos preocupados por la calidad del agua potable. Desde la filtración mecánica hasta la ósmosis inversa, existen opciones para adaptarse a diversas necesidades y presupuestos.
 
Frente a este desafío, la innovación y la acción individual pero colectiva, serán los pilares para revertir el impacto del denominado “Día Cero” en nuestro país y generar cambios en los hábitos de consumo, que garanticen la utilización adecuada de materiales así como su correcta separación y desecho en favor de la preservación del agua.