Plantilla del América está valuada en casi lo doble que la de Cruz Azul

Los de Coapa tienen un valor más costoso | MEXSPORT
De acuerdo a información de Transfermarkt, los de Coapa tiene un valor más alto que los de la Noria
j.caamano
Comparte en:

América y Cruz Azul se preparan para una histórica final de Liga MX, a pesar de que ninguno ha mostrado su mejor forma futbolística. No obstante, la magnitud de ambas instituciones y las finales recientes que han disputado añaden emoción a este enfrentamiento.

En esta ocasión, el América parte como ligero favorito, no solo por haber terminado como líder del campeonato, sino también por tener la segunda plantilla más valiosa del fútbol mexicano. Según Transfermarkt, página especializada en cifras y precios de los clubes del mundo, el valor de los azulcremas asciende a 96.57 millones de dólares.

Es importante aclarar que estos valores mencionados solo son de mercado y no necesariamente lo que termina costando una operación entre clubes.

La diferencia en valor entre ambos equipos es considerable, con el plantel de las Águilas valorado casi el doble que el de Cruz Azul, cuya plantilla está tasada en 52 millones de dólares. Esto incluye las recientes incorporaciones de jugadores como Kevin Mier y Lorenzo Faravelli, fundamentales para el equipo.

Jugadores más caros

América cuenta con Julián Quiñones, el jugador más valioso de la final del Clausura 2024, valorado en 10.86 millones de dólares. Además, ocho de los diez futbolistas mejor cotizados en esta edición del Clásico Joven pertenecen al América, incluyendo a Álvaro Fidalgo y Diego Valdés, piezas clave en el ataque del club.

Por otro lado, el jugador más caro de Cruz Azul es Carlos Rodríguez, con un valor de 6.52 millones de dólares. Aunque la plantilla de la Máquina es menos costosa, incluye varios jóvenes con potencial para representar a la selección nacional, como Rodrigo Huescas (5.43 millones de dólares) y Érik Lira (4.89 millones de dólares).  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SANTIAGO BAÑOS ROMPE EL SILENCIO SOBRE LA TRIISECTA Y SENTENCIA EL FUTURO DE LICHNOVSKY