futbol.futbol_internacional.zidane-deleita-con-su-magia-blanca-al-real-madrid

Zizou recibió a RÉCORD en las oficinas del Real Madrid
Zizou recibió a RÉCORD en las oficinas del Real Madrid | Foto: DÉBORA D'AMATO

Zidane: 'magia blanca' en el Real Madrid

En charla exclusiva con RÉCORD, el exjugador revela que nunca pensó en ser técnico, pero goza la faceta en el club de sus amores
DÉBORA D'AMATO | ESPAÑA Mié, 02/10/2016 - 07:10

El invierno en Madrid no es tan crudo como otros años. De hecho, el sol acaricia logrando un clima otoñal. Valdebebas, a unos cuantos kilómetros de la zona más céntrica de la capital de España, es el lugar en el mundo de Zinedine Zidane.

Allí, el Real Madrid no sólo entrena, sino que posee un complejo habitacional en el que concentra y tiene todas las comodidades para que la máquina de mejores jugadores del mundo pueda disponer de todo lo que necesita, sin necesidad de recurrir al mundo exterior.

Allí, un día que decidió darle descanso al primer equipo, Zizou convocó a RÉCORD para dar una de las pocas exclusivas que ha dado en su vida profesional.

Con andar pausado, pero firme, vestido con su traje de entrenador (el deportivo), nos vio ingresar, a la distancia levantó su mano derecha para saludar, permitiendo ver que en el pecho de su chaqueta brillan sus iniciales: “Z. Z.”, casi cosidas con hilos de oro.

Un gesto de: “En cinco minutos estoy contigo”, bastó para que Marta, la recepcionista del lugar, nos indicara la zona permitida para armar el clima para la entrevista. Y de golpe, interrumpe él. “Decide tú qué lugar es más cómodo que yo vengo en un instante”, dijo con voz tímida el futbolista francés con más magia del universo. Recorrió dos o tres oficinas, y cuando encontramos la ideal, fue a ultimar un detalle para volver de inmediato.

Zidane, observando a su equipo contra el Granada

Siempre quisiste estar en el campo de juego. ¿Por qué nunca aceptaste los insistentes pedidos de Florentino para estar a su lado (como directivo)?
Es que nadie se esperaba ni siquiera esto inclusive... Nunca pensé que un día podía ser entrenador.

¿Jamás?
Nunca. Cuando terminas de jugar piensas en algo: primero aprovechas un poco de la familia…

¡Y la familia después dice: “Vamos, vamos, afuera”!
(Risas) Claro, exacto… y uno también un poco, ja. Y eso fue lo que pasó. Mi idea era estar en el campo, porque ahí yo sé. A mí me gustaba eso además. Lo otro, no lo sé.

Y cuando esa oportunidad llegó y te tocó el primer partido. Ver que pides algo y no lo pueden plasmarlo en la cancha. ¿Te genera ganas de entrar a resolverlo por tu cuenta?
Sí, claro, pero ahora eso no puede suceder. Ya está. No puedo entrar en el campo. Sí es verdad que es distinta la sensación que tengo cuando estoy en la banca, es distinta. Ahora tengo una presión diferente a la que sentía cuando estaba en el campo y podía resolver las cosas. Ahora, conmigo afuera, son los jugadores los que determinan.

Y ahora que diriges, ¿entiendes un poco más a tus antiguos entrenadores?
(Risas) La verdad que sí.

¿A cuál de todos ellos le dirías: “la verdad, tenías razón en esto”?
A todos les diría algo de ese tipo, seguramente. Es que ellos estaban tensos con su labor y ahora ya lo sé. Ahora yo soy el que está tenso.

¿Cómo prepara Zinedine sus partidos?
La idea principal es el mensaje que le quiero transmitir a mis jugadores. Eso es lo más importante. Intento que sean pocas cosas las que les pido porque yo tengo jugadores muy profesionales, muy buenos. Tengo un grupo de verdad, un equipo sensacional y estoy muy a gusto con ellos y con lo que están haciendo cada día. Lo importante es que el mensaje sea muy simple porque saben jugar, eso es indiscutido. Luego hay dos o tres cosas que yo quiero enmarcar. Dentro de todo eso, son dos o tres cosas las que importan para que le haga bien al grupo.

¿Qué es lo que pretendes? No me digas ganar, porque eso es para otra filosofía futbolística…
Es que en el futbol sólo importa eso. Nosotros nos preparamos para ganar todos los partidos y ésa es la meta del Real Madrid. Lo que tenemos que hacer es estar preparados para eso. Hoy lo que estamos haciendo con la plantilla es trabajar fuerte. Si estamos bien físicamente, si también estamos convencidos de eso luego con la calidad que tenemos, no estoy preocupado.

Zidane, dirigiendo un entrenamiento del Real Madrid

¿Qué tanto importa la fortaleza mental a la hora del rendimiento?
Para mí un 80 o 90 por ciento. Es lo más importante, si tú estás metido, concentrado en lo que haces. Es muy difícil no creértela con todo tu alrededor que te dice que eres guapo,  que eres el mejor, que tienes dinero; entonces lo que yo les digo es: “Tú concéntrate que esto, en 10 años, se termina”. La concentración es la más importante. Si la tienes, estás listo para lo que tú tienes que hacer.

Víctor Valdés dijo que aquella lesión de su rodilla le terminó sirviendo para volver a ser mortal. Su recuperación fue tan larga que supo lo que era volver a tocar monedas para tomarse el metro que lo llevaba a la kinesiología…
Yo espero que mis jugadores no esperen a tener que lesionarse para darse cuenta de algo así. Por eso tengo esas charlas; esto es un tiempo y luego se acaba. Entonces, tú tienes que pensar que para muchísimos jugadores, jugar en el Real Madrid es un sueño y que nunca lo van a realizar. Nosotros tenemos la suerte de estar aquí. Y tenemos que estar conscientes de todo eso. Una vez que eso sucede, todo es más simple.

¿Lograste eso en este grupo?
Lo que intento es hacer que eso suceda. Voy bien.

¿Importa o no el entrenador?
Sí, importa. El técnico siempre es el culpable de la derrota. Pero tú cuando asumes esa responsabilidad sabes cómo son las cosas. Siendo jugador también sabes cómo es la cosa. En el campo son ellos los que arman todo con responsabilidad. Pero en técnico es el responsable que determina cosas y lleva al grupo. Cuando algo no anda es él quien debe saber qué hacer. Yo asumo esa responsabilidad con lo bueno y con lo malo que eso lleva.

¿Te gusta el jugador rebelde, el desobediente?
Sí, me gusta todo. En un grupo hay de todo y eso es bueno. Lo importante es lo que haga con el balón.¿Qué le puedo decir yo que hagan con el balón?

Eres Zizou, ¡le puedes decir lo que quieras con el balón!
(Risas) Les puedo decir en un entrenamiento pero una vez que empieza el partido, ya está, saben lo que tienen que hacer. En cambio, cuando no tienen en balón es el tema. Ahí sí el jugador tiene que saber qué debe hacer defensivamente para el equipo. Porque hay dos cosas: cuando tienen la pelota y cuando no la tienen. Cuando la tienen deben correr, pero cuando no la tienen deben defender todos. Este es el concepto de cómo veo el futbol. Y luego cuando tenemos el balón es simple: la mejor manera de no correr o no defender es tener el balón.