opinion.alberto-bernard.la-vida-sin-jimenez
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

La vida sin Jiménez

2021-06-15 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

MITO: Existe un antes y después de la lesión de Raúl Jiménez para la Selección.

REALIDAD: En los planes de Martino nunca estuvo la posibilidad de no contar con el delantero del Wolverhampton, pero el desgraciado destino nos obliga a conocer la era del Tata sin Raúl.

La diferencia es abismal. En los últimos cuatro partidos de Jiménez con el Tri, marcó en tres y en el otro dio una asistencia. Tras la lamentable lesión, todo cambió. Ha intentado con cuatro distintos jugadores en la posición, en seis partidos y en ninguno logró anotar el '9'.

Lozano, Pizarro, Henry y Pulido ocuparon el lugar, pero no cumplieron con las expectativas.

Son seis juegos con la ausencia de Raúl, los números son negativos y preocupantes. No ha logrado marcar en tres de seis partidos: ganó dos, empató dos y perdió dos. Lo que prende las alarmas son los cuatro enfrentamientos ante tres equipos de Concacaf, de los cuales sacó victoria en uno (Costa Rica), igualó dos (Honduras y Costa Rica) y fue derrotado por Estados Unidos.

En las comparaciones odiosas, pero necesarias con Jiménez, jugaron cuatro partidos en el 2020, de los cuales ganaron tres y empataron uno.

Los cinco goles que suma el Tri en el DDR (Después de Raúl) los han marcado: Lozano (3), Lainez (1) y Corona (1). Dos de las anotaciones nacieron en un robo del balón, uno en jugada elaborada, otro más en un centro y otro de táctica fija.

Otro síntoma de la falta de un centro delantero son los minutos en los que anota la escuadra nacional. Un gol fue de vestidor (Tecatito ante EU) y los otros cuatro se consiguieron en los últimos 20.

Antes de la pandemia, sólo ante Argentina se fue en blanco, en este año ya suma tres juegos sin marcar y el problema más grave es que la producción ofensiva ha disminuido notoriamente.

CONCLUSIONES: La vida sin Raúl es dura, es áspera, sin referencia, lejana del gol. Se refleja en la escasa presencia de área, las pocas opciones de gol que se general y altera la estructura ofensiva. Demasiadas dolencias para una sola ausencia.

Henry lleva ochos meses donde las lesiones lo tienen distante de su mejor nivel. Pulido se acostumbró a jugar fuera del área en la MLS. Poner a Lozano transforma a un extraordinario extremo en un ordinario delantero. Lo de Pizarro es anecdótico.

Con Santiago Ormeño en el combinado de Perú, sólo quedan dos opciones y las dos parece que no gozan de total aceptación, resucitar a Javier Hernández o apresurar los papeles de Funes Mori. Los dos califican como solución al problema de la selección, pero será el gusto del Tata lo que decida quien será la medicina y ahí el naturalizado saca ventaja sobre el histórico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: VERANO NUBLADO