opinion.ignacio-suarez.el-chava-iglesias-que-nos-callo
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

El 'Chava Iglesias' que nos calló

2021-05-19 | Ignacio Suárez
Comparte en:

El cine, la televisión y las series han replicado miles de historias con un entorno común: el chico humilde, pobre, que desde los lodazales y el abandono social o familiar, después de muchas vivencias, escollos y esfuerzos, finalmente logra a través del deporte la gloria deportiva y el éxito. La última trama que me impactó profundamente al conocerla fue la vida de Carlos Tévez, en la brutalmente conmovedora historia de su vida titulada 'Apache'.

 

 

Estas historias son maravillosas, inspiradoras. Sin embargo, ¿solo las historias de personajes que salen del arrabal para alcanzar el éxito merecen ser contadas y ser inspiradoras? ¡Por supuesto que NO! También hay otras historias, otros personajes que aún con diferente entorno social y económico comparten con otros distintos en entorno, los mismos sueños de gloria, la misma hambre de triunfo.  

LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN  

Recuerdo como si fuera ayer una charla con Cesar Luis Menotti, una de tantas noches que compartimos en el bar del Hotel Comodoro, en La Habana, Cuba, durante los Juegos Panamericanos de 1991. Recién lo habían designado técnico de la Selección Mexicana y había ido a ver a la selección, que en ese torneo dirigió José Luis Real.  

Era un deleite escucharlo hablar y filosofar. Él con su infaltable whisky en las rocas, su cigarrillo en la mano, yo con mi ron varadero siete años dispuesto a escuchar. Una de esas noches y escuchando a Pablo Milanés de fondo le pregunté sobre si al jugador del barrio le era más fácil llegar al éxito deportivo. Le dio una gran bocanada a su cigarrillo, expelió el humo como haciendo círculos perfectos, tomó un sorbo de su whisky y me respondió: “El hambre que provoca las carencias del arrabal ayudan a buscar el mayor sacrificio para salir de ahí, pero no es suficiente. El jugador que va a marcar la diferencia puede venir de vivir en La Recoleta (barrio lujoso de Buenos Aires) o en la comuna de Villa Lugano. Para alcanzar el éxito el hambre más importante es el hambre de acá (y con el dedo índice apuntó y se golpeó repetidamente la sien derecha) es acá en la cabecita donde el jugador marcará diferencia y acá arriba NO existen las clases sociales, tampoco dentro de un campo de juego. Los goles de chico pobre provocan la misma emoción que el gol del chico que llega en limosina al entrenamiento, el futbol tiene algo de comunismo donde por momentos todos son iguales”.

“Yo he dirigido a infinidad de chicos de arrabal con enormes condiciones, que por su falta de hambre mental fueron estrellas fugaces. También tuve chicos de La Recoleta, que sin ser unos fenómenos convertían su fortaleza mental, por sus entornos social y económico, en una fortaleza indestructible porque sabían exactamente qué querían y qué necesitaban hacer. La diferencia entre el niño pobre y el niño rico pasa por el destino, nadie elige en qué cuna va a nacer, es un accidente. Dime por qué un niño rico NO puede ser un extraordinario futbolista, si tiene talento y convicción ¿Acaso está prohibido? NO, pero para muchos jugar futbol y ser rico es considerado un pecado y eso es demasiado injusto”.

DE 'PIRRURRIS' A 'FIFIS'

Y no le faltaba razón, hay también cientos de historias en Fuerzas Básicas, donde los chicos, cuyos padres tienen buena posición económica, son estigmatizados. En mis tiempos eran los 'Ricky Ricón', 'Los Pirrurris', hoy en día son los 'Chava Iglesias', los 'Fifís'. Y antes como hoy eran estigmatizados, antes los jodíamos, les 'cargábamos calor', hoy les hacen 'bullying'. Diferentes etiquetas, pero el mismo e hiriente fondo.  

Acostumbrados como estamos por décadas a la corrupción, al tráfico de influencias, es muy común escuchar a aficionados asegurar que fulanito o sutanito juega porque es recomendado o porque su papá es importante. Sin duda que han existido y existen historias que les dan la razón a sus sospechas, pero son muchísimo menos que las que se cuentan. Si en el futbol solo los que tiene influencias jugaran en la Primera División seguramente en el Cruz Azul hubiera sido titular indiscutible como arquero Robín Álvarez, que llegó hasta reservas, o en el León, en lugar de estar de presidente Chuchito Martínez, ocuparía el lugar del Chapo Montes, porque vaya que el joven dirigente de León tenía talento para jugar, solo que en su juventud era más vago que un recuerdo.  

No, no nos equivoquemos, en el futbol mexicano no hay jugadores de apellido Slim, ni Azcárraga, ni Salinas Pliego. Si fuera solo cuestión de dinero y de palancas, sería una liga entre primos y NO es así. El recuerdo más representativo y real de tráfico de influencias para que un junior jugara futbol fue el Cheto Leaño, en los Tecos, al que sus compañeros le apodaban 'El Patrón'. Que jugara de titular fue una condición que le sugirió su padre a varios técnicos, a fuerza de jugar y jugar, el buen Cheto terminó siendo un central cumplidor, como muchos otros. 

HACE HISTORIA ANTE FIFA 

Vayan estas evocaciones para poner en contexto el tema y personaje que hoy nos ocupa, se trata del joven Javier San Román, quien contra todos los pronósticos hizo historia, pues se convirtió en el segundo dueño de un equipo de futbol profesional, de una liga avalada por la FIFA, que dirige de manera personal a su equipo y que además consigue el ascenso de categoría. El primero en hacerlo y que se encuentra vigente es el francés Bruno Luzi, dueño y entrenador del Chambly, que logró ascender a la Ligue 2, la división de ascenso del balompié galo, similar a lo que acaba de lograr San Román con el Irapuato. 

Las vidas de Lazi y Javier San Román son paralelas. Ambos tienen padres que son exitosos empresarios en Walter Luzi y Fernando San Román, ambos amantes del futbol que compraron equipos desde la Tercera División, en donde sus hijos destacaron primero como futbolistas, luego como directivos, y ahora como técnicos. En Francia, Bruno Lazi fue el goleador de su equipo en su etapa como jugador. Con Grupo Tecamachalco, pocos saben que Javier San Román en el 2003, a los 15 años, se corono Campeón de Goleo de la Tercera División superando con 18 tantos en la carrera a Luis Ángel Landín, quien tuviera algunos momentos brillantes con Pachuca y Cruz Azul, y que anotara 16. 

Luego de ascender con Grupo Tecamachalco, al Atlante de Toño García le llama la atención y ficha a Javier San Román, quien, junto a los Potros, hace la mudanza a Cancún en el 2007. San Román, registrado, es parte de la platilla del primer equipo que logra coronarse ante los Pumas en aquel gol histórico de Ovalle.

 

 

Con su medalla de Campeón San Román NO ve muy halagador el futuro como futbolista. “Siendo honestos, no me iba alcanzar para mucho e iba a ser uno más y no me gusta ser del montón. Como futbolista era bueno para ir al frente y huevon para ir atrás y en el futbol actual eso no se puede”.

ADIÓS FUTBOL, HOLA DIRECTIVO 

Así que después de la autocrítica es hora de reorientar su vida y su futuro, retoma sus estudios en la Anáhuac donde estudió la Licenciatura en Administración de Empresas ¿Y el futbol? Ahora será más de hobby que profesional, aunque ficha para el Tecamachalco de su padre, donde llegan a las dos Finales del torneo enfrentando al poderoso Titanes de Tulancingo, que ha construido y diseñado el Ingeniero Enrique Badillo para Grupo Pachuca, ahí él ha descubierto a Héctor Herrera, Gullit Peña, Chucky Lozano, Dieter Villalpando, y decenas más que le están más que agradecidos. No fue gratis, el llamado 'Inge' era el cerebro intelectual, junto a Fassi, de los proyectos muy exitosos de categorías inferiores, desde Indios, Tlaxcala, León, entre muchos otros. El auténtico 'Rey Midas', coleccionando títulos al por mayor. En el Tulancingo estaba el arquero William Yarbrough y algunos otros, al equipo lo dirigió el Ratón Ayala. 

 

 

Tulancingo les pasa por encima en ambas Finales, pero como NO tiene derecho a ascenso es Tecamachalco quien sube. Justo ahí, fichan a quien sería su mentor en el área directiva, un viejo lobo de mar, brillante en el armado de equipos y un león en las negociaciones y quien fuera su rival en las Finales: Enrique Badillo, y se convierten en Alebrijes de Oaxaca. Con la carrera terminada, San Román comienza su carrera de directivo bien arropado. 

A la par con el equipo, y por sugerencia de Badillo, quien conocía perfectamente la plaza y su entorno, es que convencen a Fernando San Román para que invierta y compren también al Tampico Madero de la Segunda División. Y así Badillo y Javier San Román se convierten en socios, y presidentes tanto de Alebrijes, como de la Jaiba Brava. 

Lo que logran que suceda en Tampico fue impresionante. Un estadio de Segunda División que registraba llenos de más de 20 mil personas cada 15 días, algo insólito para el futbol mexicano en esa división. Se coronan al vencer a Murciélagos, de los tramposos y nefastos Fabela de Sinaloa, pero en la Final por el ascenso pierden ante los Potros de la UAEM.  

 

 

El éxito de la plaza no pasa desapercibido. Grupo Orlegi decide asociarse con la familia San Román y llevar la compra de la franquicia de Delfines de Ciudad del Carmen, de Amado Yáñez, futbol de ascenso a Tampico. Sin embargo, ya sin Badillo y sin San Román, el equipo fracasa en sus primeras temporadas, el romance con la afición se termina y por incompatibilidades en el proyecto San Román renuncia y se va a Oaxaca. 

En Alebrijes, comparte la directiva con su hermano menor Santiago San Román, hoy director deportivo de Necaxa, que en su momento como jugador fue un volante de contención con buena pegada, que militó en Alebrijes y Atlas. Es presidente, también ha demostrado gran capacidad para el armado de equipos y a sus 26 años, se coronan  venciendo al millonario equipo de Ciudad Juárez, en una dramática serie de penales y en calidad de visitante. 

 

 

IRAPUATO, VOLVER A EMPEZAR 

Luego vienen los problemas, el cacique de José Murat, padre del gobernador, quiere imponer a sus amigos y socios, quiere la plaza y el equipo. Así que Grupo Tecamachalco deja su franquicia en resguardo ante la FMF y se aleja del futbol un año.  

Surge entonces la posibilidad de regresar, ahora es el exsilbante Paco Chacón, quien pide a Javier San Román se hagan cargo del equipo, el estadio esta recién remodelado, pero NO tienen equipo. De último momento acepta regresar, se arma el equipo con el tiempo encima y no camina, el equipo termina con solo 25 puntos, a ocho de Cruz Azul Hidalgo. Si quieren calificar y pelear por el ascenso tendrán que hacer una temporada de 31 puntos, algo que lucía casi imposible. Viene entonces una decisión que nos sonó de plano absurda. El dueño Javier San Román decidió dejar el escritorio y volver a la cancha, ahora como técnico.  

Las críticas, los memes y las burlas (me incluyo en ellas) aparecieron. El 'Chava Iglesias' de la popular serie Club de Cuervos, se hacía realidad. Pocos confiaron, por si fuera poco, el nombre era Javier, como 'Javi Noble', otro personaje fifí, del actor que dio vida a 'Chava Iglesias'. El riesgo era enorme; o hacer el ridículo inmenso o lograr una hazaña histórica: el ascenso. 

DOLORES DE 'CHAVA IGLESIAS'

¿No te dolió la mofa que te hicimos, por lo cual me disculpo, al satanizarte como el 'Chava Iglesias', el 'Junior', como calificamos tu primera decisión? ¿Por qué correr un riesgo tan grande? (le pregunté ayer a Javier San Román) "Te respondo con otra pregunta Fantasma: ¿Por qué NO? Claro que me dolieron las mofas, no es fácil convivir para mí, para mi esposa y mi familia con las burlas y las etiquetas. ¿Por qué NO ser técnico si me preparé como todos, en el mismo curso y con las mismas pruebas? ¿Por qué NO intentarlo si fui jugador, si fui directivo? Si me preparo cada día, me desvelo viendo videos de los equipos rivales, hablo con los jugadores, veo muchos juegos”.

“A diferencia de Chava Iglesias, que no estudió, yo me he preparado en todos los sentidos. Tengo una carrera universitaria, el título de entrenador, un diplomado en la Johan Cruyff ¿Solo porque NO es común, solo porque mi condición económica y la de mi familia no es mala? De eso no tuve la culpa. NO hubiera hecho esta locura jamás si no me hubiera preparado, pero lo hice. Le tengo un gran respeto a la institución. No me considero ni junior, ni fifí, hoy ya aprendí a convivir con los adjetivos, soy el 'Chava Iglesias' versión mejorada. Hoy disfruto mucho este momento maravilloso y esos memes me divierten”.  

EXPULSIÓN VERGONZOSA 

“Si algo debo de arrepentirme es en ser demasiado apasionado, mi familia es así, pero no somos ni malas personas, ni unos barbajanes. Nos hemos equivocado, y lo lamento mucho. La expulsión y la escena terrible y lamentable que hice cuando me expulsaron en la Semifinal, por la que ya ofrecí disculpas NO volverá a suceder, tengo una gran responsabilidad por asumir. ¿Pero sabes cuál fue el peor castigo de los ocho que me suspendieron? ¡NO poder estar dirigiendo la Final! No hay peor castigo que ese, te juro que he aprendido la lección. Sé que tanto en algún momento mi familia o yo con ese desfogue de emociones no contenidas nos pudimos equivocar. Si así sucedió, les ofrecemos nuestras sinceras disculpas. Hoy miramos hacia el presente y el futuro dando por concluido el pasado. NO hay rencores, necesitamos construir para toda la industria un mejor futuro y aquí estamos para aportar”.

Y aunque se le califica de fifí y junior, su lenguaje en las charlas tácticas está lejos de tener ese comportamiento. Tuvimos acceso a tener lo que fue su primera charla como director técnico de Irapuato, curiosamente fue para enfrentar al superlíder Cruz Azul Hidalgo, el 16 de enero de este año, cuando incluso la calificación parecía imposible. 

¿Qué sucede en esta charla cuyos extractos de video compartimos? Se ve a un Javier San Román, dejando el disfraz de directivo, para ponerse el uniforme de entrenador, para hablar coloquialmente como se habla en el vestidor, para decir las cosas como deben decirse, directas y sin golpes de pecho. Fue su primera charla y NO, no les habló de un triunfo, de entrega, les mentalizó para buscar, desde ese momento, la gloria: el ascenso. La verdad el video es imperdible. 

 

 

LA CHARLA SECRETA 

“Es una plaza en donde todo gira en torno al futbol y los ídolos son ustedes, eso es espectacular y lo tienen que aprovechar porque los que los van a recordar toda la vida si logramos el ascenso es la gente... El equipo Irapuato inocente del torneo pasado se acabó. Somos cabrones, nos la jugamos por los que estamos acá. Como equipo somos una gran familia, pero en la cancha somos unos hdp... Si tenemos que aguantar un saque de meta para ordenarnos, aguantamos. Todo con la cabeza, todo con la razón no con el corazón. Si a mí me preguntaran si me quisiera ir al Cruz Azul Hidalgo, que tiene 33 puntos, con amplias posibilidades de calificar, con un trabajo de cinco años, les diría ¡ni madres! ¡A mí me gustan estas historias!... yo me la juego con los que estuvieron el año pasado y los que están ahorita...Que si ganamos hoy se abre todo. Seremos imparables...”.

Luego se observa en el video cómo uno a uno los jugadores de Irapuato pasan a hablar de lo que han trabajado en la semana y lo que será su labor en el juego. Si ves el video completo puedes entender perfectamente la metamorfosis que logró con el equipo a partir de su llegada: ligaron seis victorias consecutivas, sumaron 15 partidos sin perder hasta conocer el título, NO perdieron un solo partido de visitante. La era del 'Chava Iglesias' de Irapuato se complementó de 18 partidos en total, sumando 11 triunfos, 6 empates y una sola derrota. 

 

 

EL 16 DE MAYO 

La noche del domingo 16 de mayo será histórica para la ciudad de Irapuato, una ciudad y una zona que por décadas ha sido muy castigada por la delincuencia. Ese día la ciudad completa se volcó a las calles para vitorear a sus nuevos héroes. Ahí en el fresabus, la alegría y el asombro era impresionante, esos momentos estarán en su memoria por el resto de sus vidas. Esa ciudad, esa zona, se merecía una alegría tan inmensa como ésta. 

 

 

Llevaron al equipo a la tierra prometida, más cerca de la Liga MX, en donde ya han estado y sueñan con regresar. Hoy ya están en la Liga de Expansión, a la que en la temporada 2022-23 regresará finalmente el ascenso, según ha anunciado de manera oficial Mikel Arriola.  

Pero más allá de lo que suceda en el futuro inmediato y su merecido ascenso, para Grupo Tecamachalco, para la Familia San Román, y para Irapuato, siempre habrá un 16 de mayo en sus recuerdos de una trayectoria muy exitosa. Para los detractores del joven dueño y técnico, simplemente será el día en el que 'Chava Iglesias' se graduó como técnico siendo Campeón, en aquella noche cuando Irapuato NO durmió. 

“He aprendido que la gente olvidará lo que dices y lo que hagas, pero jamás olvidará cómo los hiciste sentir”, Maya Angelou.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AFICIÓN DE IRAPUATO FESTEJÓ EN LAS CALLES EL ASCENSO A LA LIGA DE EXPANSIÓN.