opinion.ignacio-suarez.fox-sports-los-socios-que-vienen-1a-entrega
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Fox Sports, los socios que vienen (1a. entrega)

2019-12-11 | Ignacio Suárez
Comparte en:

El año pasado, la noticia bomba en el mercado de las telecomunicaciones fue el anuncio de que Disney, propietaria también de ESPN, le compraba al magnate australiano Rupert Murdoch gran parte de sus activos de cine y algunos de sus canales de televisión, entre ellos incluía a todos los de Fox Sports desde México hasta la Patagonia.

La megafusión se pactó en 71 mil 300 millones de dólares y fue aprobada en Estados Unidos y varios países del continente americano, con la excepción de Brasil y México donde los gobiernos condicionaron la fusión.

La agencia Cade de Brasil aprobó la operación siempre y cuando se llevara un proceso de desinversión para la fusión; Disney NO podría ser dueño a la vez de Fox Sports e ESPN. En otras palabras, el canal (Fox Sports) en Brasil debía tener otros dueños.

En México, pasó algo muy similar. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) puso las reglas: Disney y Fox Sports NO podrían ser del mismo dueño para impedir una concentración que afecte a la afición mexicana, como sucede en otros rubros; las cableras, por ejemplo, que en su mayoría son controladas por Televisa, aunque a pesar de las evidencias los gobiernos anteriores no los consideraron agentes preponderantes.  

Los números eran claros y le daban la razón al IFT para su exigencia: “En promedio, los suscriptores de TV de paga obtienen 73.4 por ciento de sus canales deportivos por medio de las señales propiedad de Disney (36.5 por ciento) y Fox (36.9 por ciento)”, advirtió Ernesto Piedras, director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit. Esto le daría mucha ventaja a estos por sobre los canales de TUDN, que serían la única competencia real.

¿En qué baso principalmente el IFT su decisión? Primordialmente en dos puntos clave: se debía dar continuidad al negocio, no obligarlo al cierre. Esta continuidad con otros dueños daría la conservación de los empleos, tan necesarios y escasos en estos tiempos para los medios de comunicación. Conservación y generación de empleos DEBE ser prioridad de cualquier tipo de gobierno.

Se fijaron los tiempos, con la certeza que esa desincorporación de capital NO sería sencilla. En noviembre del 2019, se cumpliría el primer plazo donde tendrían que encontrar y cabildear con posibles compradores. En esa MISMA condicionante, se acordó que en ese lapso se podría solicitar una prórroga de seis meses más, hasta el 30 de abril del 2020, misma que se realizó en tiempo y forma. Existe de hecho la posibilidad legal de que hubiera una tercera y última prorroga de un año más, si fuera el caso, lo que me dicen que es poco probable que ocurra. Lo cierto es que hoy, lo que sobra legalmente es tiempo.

De acuerdo con los números de IBOPE y de consultoras especializadas, comprar Fox Sports en México es atractivo. Tienen dominio mayoritario en audiencias en programas 'unitarios' sobre su similar ESPN, NO me pregunten por qué, pero por ejemplo 'La Última Palabra' supera en promedio a 'Futbol Picante'. Otro punto que incidió, fue la decisión de Carlos Martínez, el 'jefe de jefes' de Fox Sports para América Latina, de apostar por adquirir derechos de transmisión del futbol mexicano, un éxito que provocó un despegue de alto impacto, y esto se tradujo que en gastos de operación y comercialización hubiera números negros.

NO fue extraño que de marzo a noviembre desfilaran grupos muy poderosos interesados en adquirir los canales, entre ellos Telemundo (NBC), Media Pro, AT&T, Comcast, DAZN (la empresa que trasmite las peleas del 'Canelo') y un nuevo grupo encabezado por el mismo Rupert Murdoch, quien se asocia con algunos dueños del futbol mexicano, como Jesús Martínez de Grupo Pachuca, Alejandro Irarragorri de Orlegi Sports, Jorge Alberto Hank de Grupo Caliente, todos ellos con sus respectivos tres equipos incluyendo los de Ascenso, así como FEMSA y su Club Monterrey. En total 10 equipos, y que a decir de los expertos del ramo financiero, marcha a la cabeza.

Es decir, ¿Murdoch, quien vendió los canales de Fox Sports a Disney, quiere recomprarlos? La respuesta es sí, solo que ahora con nuevos socios. Ninguna ley se lo impide y el dinero, después de recibir más de 71 mil millones de dólares, NO es impedimento. Además, Murdoch NO se salió de la televisión, conservó su alma mater en Estados Unidos: Fox News, Fox Network, vendió muchos de sus otros activos a Disney: series como 'Los Simpsons' y 'Modern Family' y películas como la saga de 'Avatar', la serie animada 'Era del Hielo' y la franquicia de 'El planeta de los simios', entre muchos otros. En canales de televisión, por ejemplo Disney, ya es dueña de FX, National Geographic, entre otros.

Que quede claro, Disney NO compró Fox para competir en audiencias en deportes ni para juntar otra vez a Orvañanos y José Ramón, ni tampoco por el Santos Laguna o el Pachuca. NO, no nos equivoquemos, la apuesta de Disney es por el nuevo gran mercado que es el streaming. Disney va por Netflix. Fox Sports e ESPN significan para ellos apenas un pellizco de un enorme pastel de ganancias multimillonarias.

Pero volvamos a esa sociedad de dueños de equipos con Murdoch. "¿Cómo juntar el agua y el aceite? ¿Cómo hacer coincidir en una sociedad a chairos y fifis, a chiva hermanos con socios águilas, a Jesús Martínez con Irarragorri?", le pregunté a mis interlocutores cuando estaba investigando el tema y se carcajearon. Todos coincidieron en un nombre, el hombre que cabildeó, planeó y esta incipiente sociedad fueron los oficios de Carlos Martínez, el todavía hombre fuerte de Fox Sports, que también les aclaró que NO tendrían ninguna injerencia en los contenidos del canal, que serían estrictamente socios comerciales. Irarragorri y Martínez podrán estar enemistados, pero no con su cartera, ni con el negocio y esta sociedad tiene muchos atractivos en ese sentido.

"¿Cuál es el modelo de negocio de esta sociedad?", pregunté. Los dueños aportarán dinero y un porcentaje de su contenido -los derechos de transmisión de sus equipos- para lograr más ingresos que los que obtenían. Trataré de evitar los detalles, legales y financieros para explicar cómo operaría el negocio.

Hoy en día un equipo vende sus derechos de transmisión en México o en el extranjero en contratos multianuales. Se acuerdan los montos totales, los premios, el incremento anual, entre otras cosas. Por ejemplo, si Santos Laguna acuerda 100 pesos por temporada, al final recibirá eso; ni un peso menos, ni un peso más.

Con este modelo de negocio, las posibilidades de generar más ingresos se incrementan notablemente. Digamos que Santos Laguna negocia un precio de garantía no de 100, sino de 80 pesos. Siendo socio de los canales, si a este le fuera mal en ingresos, comercialización y venta de señal a suscriptores, Santos obtendría solo los 80 pesos que estaban garantizados, pero si al canal le va bien, esos 80 se podrían traducir en 100, 120 o 150 pesos. Esto es lo que hizo atractivo para los dueños ¡podrían ganar más dinero!

Algunos se preguntarán, ¿Por qué podrían ganar más si hoy las empresas se anuncian menos? Recordemos que los canales de paga NO viven de la comercialización, sus máximos ingresos dependen de lo que cada suscriptor del sistema de TV de paga que tenga, paga por tener ese canal. Por ejemplo: si usted paga 300 pesos al mes por la televisión, de esos 300 la cablera le paga un peso a Fox Sports, otro peso por Fox Sports 2, otro peso por ESPN, etc. TODAS las cableras reciben el dinero de usted y luego le pagan un porcentaje al canal. Entre más importante, más visto y solicitado sea este canal, mayor será el cobro de este a los sistemas de cable.

Es decir, cada vez que haya un suscriptor más para una cablera o un sistema de cable, sonará también la caja registradora de estos equipos. Cada cliente de las cableras, de su streaming, será por consiguiente también un cliente suyo. Ganan con la taquilla, con la venta de los derechos, con la comercialización del canal, con cada suscriptor que se mantiene o el que llega. El abanico de ingresos se abre.  

¿Es un golpe para Televisa esta posible sociedad de dueños con Fox Sports? Más que un problema, creo que se puede convertir a un nuevo modelo de negocio donde podría salir también beneficiado. Transmitir en multiplataforma, compartir eventos, es algo que es muy común y cada día lo será más. Se comparten partidos de futbol, del Mundial, de la Liga, peleas de box, los eventos exclusivos son cada vez menos ¿por qué? Porque al revenderlos, disminuyen los costos de compra de los derechos. Hacia allá va el mercado mundial y nacional, deberemos adaptarnos y acostumbrarnos.

En esta ecuación es que entra Chivas, un equipo que ha quedado libre de contrato de televisión justo ahora. Sabedores de su potencial y audiencia, se dejaron pedir cerca de 100 millones de dólares anuales, algo que todas las cadenas consideraron imposible de pagar aun compartiendo derechos. Ante la falta de ofertantes, Chivas decidió cambiar la estrategia.

Si el plantel mediocre, que peleaba el descenso, aun siendo el más popular no provocaba ofertas, decidió dar una manita de tigre al vocho, lo convirtió en Ferrari. Le cambió casi todo. Hasta el momento ocho refuerzos, NO todos son figuras, algunas grandes promesas, pero la ilusión de los chiva hermanos es grande y el impacto mediático ha sido brutal. Con esto, esperan que las televisoras piensen en tenerlo, así resulte muy caro.

¿De dónde sacó dinero Chivas para comprar refuerzos con una empresa como Omnilife con problemas financieros, con amenazas de líos legales por la sucesión testamentaria de Jorge Vergara? Con una apuesta muy audaz y como hacen la mayoría de los mexicanos cuando les dan una nueva tarjeta de crédito: comprando a meses sin intereses.

Los 18 millones de dólares que acordaron pagar por los tres jugadores del Necaxa los harán en 24 mensualidades. Los casi 11 mdd de Guzmán los pagarán en 18 y así por el estilo estuvo el resto, meses más, meses menos. La familia Vergara, espera que, si bien NO logran los casi 100 millones por derecho, al menos si más de 60 y con estos poder pagar los compromisos adquiridos.  

Las televisoras me dicen NO llegarán a pagar ni los sesenta, aseguran que aun así NO sería rentable. A treinta días de que inicie un nuevo torneo, se ve difícil que Chivas logre cerrar un contrato como lo pretende, posiblemente inicie el torneo firmando una multiplataforma por seis meses más como está ahora, o incluso, empezar sin televisión y negociar sin presiones estos primeros meses del año.

NO se si Chivas llegue a cobrar la cifra que pretende, de lo que NO tengo dudas es que ya sea por poco margen o por mucho, se convertirán en el equipo mejor pagado de la Liga. NO tengo dudas de que estas Chivas reforzadas con contrato o sin contrato, le hacen mucho bien al mercado, a los aficionados, a la industria. A nadie le servían unas chivas famélicas, peleando el descenso; hoy por lo menos en el papel, si no son favoritos, ya competirán.

De entrada, podemos asegurar que Chivas, en este momento, NO está en este paquete de posibles nuevos socios de Fox Sports, pero NO lo descartaría en el futuro. Los primeros meses del 2020 serán claves para ellos, solo el tiempo dirá cómo libra la amenaza de problemas legales, de sucesión y fiscales que le aquejan. Pero mientras eso sucede, los chiva hermanos disfrutarán de una Navidad llena de ilusión, como hace mucho no la tenían.

¿Cuándo se sabrá si los dueños serán socios del multimillonario Rupert Murdoch en Fox Sports o será AT&T o DAZN? Los especialistas creen que en febrero Disney ya haya decido a quién venderle Fox Sports México, son ellos los que decidirán a quién SÍ o a quién NO, una vez que estas tres empresas finalistas han cumplido con TODOS los requisitos que pidió el IFT para avalar la compra.  

Lo que parece un hecho es que, independientemente de qué empresa resulte elegida de Disney, para a ellos vender los movimientos en la administración de operación y planeación NO serán muchos. Una fuente directiva de AT&T consultada sobre el tema, me confirma que los equipos de Carlos Martínez y Ernesto López seguirían operando como lo han hecho hasta ahora, nuestra compañía tiene un lema interno que dice: “if it's not broken, don't fix it”, que metafóricamente significa que si algo funciona bien, no hay necesidad de cambiar nada.

 

“Cambia de opinión, mantén tus principios; cambia tus hojas, mantén intactas tus raíces”

Víctor Hugo