opinion.ignacio-suarez.undiasinnosotras-y-la-falsa-solidaridad-de-pumas
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

#UnDíaSinNosotras y la falsa solidaridad de Pumas

2020-03-09 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

El tema de la violencia de género en nuestro país es muy grave, y lastimosamente ha ido en aumento. Diversos estudios y especialistas coinciden en señalar que lo que empieza con violencia, en la mayoría de las ocasiones termina convirtiéndose en feminicidio. El común denominador es que antes de llegar a este tema, hay 'señales' de que esto pueda ocurrir y se ignoran o minimizan.

La violencia de género NO solo son los insultos, golpes, hostigamiento sexual, son infinidad de circunstancias. Hoy, en nuestro país hay un mega movimiento que se ha denominado #UnDíaSinNosotras para crear conciencia, para buscar de alguna manera ponerle un freno a este cáncer social.

Sin embargo, para lograr el objetivo se tiene que actuar de manera ejemplar, congruente, empática y con un gran sentido de autocrítica. Esconder hechos irrefutables debajo de la alfombra es el PEOR camino para seguir ¿Que faltan adecuar leyes para castigar más severamente todo tipo de violencia de género? Por supuesto ¿Que hace falta combatir la impunidad de quien comete este delito? Tampoco hay dudas, pero también es cierto que, también las mujeres deben actuar con más valentía, energía y dignidad en TODOS los casos.

¿Sabía usted que en la Ciudad de México, en el 90 por ciento de las VÍCTIMAS de casos de violencia familiar, delito NO considerado grave, terminan perdonando a su agresor? ¡El 90 por ciento de las mujeres perdonan a su agresor! ¿De qué sirve así el apoyo, la solidaridad, si se traiciona la dignidad?

El portal La Silla Rota presentó un reportaje con datos abiertos del Gobierno de la Ciudad de México y refiere que de enero a octubre del 2019 se registraron 20 mil 209 denuncias por este delito, lo que representó un aumento de 18.7 por ciento. El 90 por ciento de estos casos terminaron con el perdón y la denuncia archivada.

Algunas lo hacen por un amor mal enfocado, otras por presión familiar, por un beneficio económico, por estabilidad financiera, por los hijos, por chantajes, por lástima y muchas cosas más. Pero sea cual fuese el caso, es primordial, es URGENTE, bajar de manera radical esa cifra del 90 por ciento y eso sólo lo pueden hacer todas las víctimas si no terminan siendo cómplices del delito que tanto pretenden erradicar.

Y el tema se presenta en todos los sectores y estratos sociales. Se mediatiza cuando el infractor o la víctima es un tipo famoso. Casos como el de Renato Ibarra, que comenzó negando todo y pasó el fin de semana en el reclusorio. Como este caso lamentablemente hay miles en el día a día de nuestro país, pero como no son famosos NO le importan a nadie, solo cuando llegan al extremo impactan y son temas de los noticieros nacionales.

Antes de entrar de lleno al delicado tema y testimonio que describiré, le pediré me haga un especial favor: quítese la playera de su equipo favorito, NO se trata de nada personal contra su equipo, NO se trata de desestabilizar a nadie, se trata de NO minimizar los delitos, encubrirlos, meterlos debajo de la alfombra para que NADIE se entere que es una complicidad abominable.

Si NO puede quitarse la playera de su equipo y por solo este hecho justifica de una o mil maneras un comportamiento delictivo, está en su derecho pero entonces le pido empatía y que por un momento piense que la víctima de este penoso hecho que relataré, imagine que es su hermana, su novia, su esposa, su prima o sobrina, y acto seguido, piense cómo actuaria usted si ese fuera el caso, qué exigiría a la directiva de su equipo favorito, a los medios, a la sociedad.

A la víctima NO le llamaremos por su nombre real, le llamaré 'Valentina' porque, aunque tarde, tuvo la valentía para compartir su abominable vivencia y sus consejos para que cualquier otra chica que lo sufra NO repita los errores que ella cometió, no se deje manipular y actúe sin contemplaciones ante las autoridades correspondientes.

'Valentina' estaba en su cuarto año de trabajo con los Pumas, sí, el equipo que representa a la Máxima Casa de estudios, el mismo que el pasado 25 de febrero en sus redes sociales sacó un comunicado que decía: "El Club Universidad A.C., apegado a los VALORES fundamentales de nuestra Universidad, respeta y apoya SIN reservas la decisión de sus colaboradoras a participar el 9 de marzo en la iniciativa #UnDíaSinNosotras“. Sin duda alguna, un comunicado muy “bonito”.

Ese comunicado caló hondo en el corazón de 'Valentina'. Muchos de los que mandaron este comunicado de Pumas, conocieron perfectamente su caso y la manipularon, la presionaron, la engañaron, la dejaron sola hasta que terminaron 'liquidándola' para NO complicarle la carrera a un brillante canterano.

'Valentina' estaba teniendo una carrera en ascenso, estaba ya en la Coordinación de Desarrollo Organizacional del club. Recién se había diseñado un sistema de bachillerato en línea para que jóvenes de las Fuerzas Básicas pudieran terminarlo en lo que sería la primera generación. NO había muy buenos resultados, así que decidieron que 'Valentina' les diera clases presenciales a estos jóvenes por la tarde, para reforzar estos conocimientos.

Una de esas tardes notó un comportamiento extraño del grupo de canteranos, pues se miraban y se empezaban a reír. Algo hicieron, pensó de inmediato 'Valentina'. Frente a ella estaba el joven y talentoso volante Marco García, a quien le pidió su teléfono celular de inmediato, al revisarlo se percató que en la galería se encontraban fotos que le habían tomado minutos antes de manera clandestina, donde se apreciaba su ropa interior y partes íntimas pues ella llevaba un vestido verde.

Pero NO eran las únicas fotos, había muchas fotos más similares de varios días, siempre que ella llevaba falda. “Él se acercaba a mí o en mi escritorio, para decirle que le explicara sobre algún tema y mientras lo hacía, el colocaba el teléfono abajo y tomaba las fotos o video sin que me diera cuenta. Luego supe que lo compartía con todos sus compañeros por WhatsApp o el Messenger de Facebook.

“Fue tan tonto o tan cínico, que en una de tantas fotos que me tomó, salía también su cara. ¡Me tomó fotos íntimas y él aparecía! Esto era una prueba contundente, me enfurecí y con el teléfono de Marco García en la mano, bajé para ir a la dirección de Fuerzas Básicas”.

Marco García, jugador de Pumas

 

'Valentina' nos cuenta que habló con David Patiño en ese momento, no supieron qué hacer, la mandaban de un lado para otro. Finalmente llegó a la dirección de recursos humanos, donde recibió el apoyo de Irma Manrique, quien tomó el teléfono en resguardo para guardarlo como evidencia.

Manuel Alcocer, el abogado general que NO es abogado titulado y otros directivos, le pidieron tranquilidad y cordura por la 'travesura' del chamaco, le aseguraron levantarían un acta administrativa que diera fe de los hechos. El tema llegó al director de administración y finanzas, Gustavo Martínez, que le confirmó el tema del acta y le pidió tranquilidad, serenidad y paciencia.

'Valentina' NO supo que le venía una puñalada por la espalda. Cuando pidió los avances sobre el tema, Irma Manrique le informó que había recibido la instrucción que se borraran todas las fotos del celular de Marco García. Es decir, ¡borraron todas las evidencias!

¿Por qué? Era claro. Marco era y es una de las joyas de la cantera. Tanto así que ya debutó, ya anotó gol con Pumas. Este tema era complicado, se le blindó y se le protegió. ¿Cómo levantar un acta por acoso sin pruebas? El tomar fotos íntimas y compartirlas sin el consentimiento, es un delito que está tipificado, e incluso, se han reformado los artículos 178 BIS y 179 del código penal, que señala una pena que va de uno a tres años de prisión. Sin evidencia, ¿cómo llegar hasta ahí?

No conforme con ello, el jugador insistía en recuperar el teléfono. La jefa de recursos humanos se lo entregó. Los argumentos fueron diversos: “NO podemos retenerle su teléfono, no tenemos autoridad para hacerlo, si lo hacemos el jugador Marco García nos puede demandar por robo, nos dijo gente de la oficina de Leopoldo Silva, quien en ese momento fungía como Secretario Administrativo de la UNAM”. Argumentos tan infantiles y otras patrañas le inventaron a 'Valentina', pero la prometida acta administrativa que dejara evidencia de los hechos, tampoco aparecía. Le empezaron a dar largas y más largas, querían ganar tiempo, enfriar el asunto.

Para tranquilizarla, le dijeron: “No te preocupes. Al jugador se le va a castigar, se le va a suspender dos semanas". Sí, así como lo leyeron, ¡DOS semanas! Además, vamos a hacer una reunión con los padres del jugador y algunos directivos.

Llegó la dichosa reunión. Los dirigentes del club minimizaban los hechos, una vil 'travesura' de un puberto, no había por qué hacer escándalo. Lo peor para 'Valentina' NO fue estar oyendo todo eso, si no la actitud prepotente del padre, quien le dijo: ¡¿Si estás enterada de que yo soy abogado!? Quiso amedrentarme, diciéndome que estos temas son muy complicados porque luego lleva a haber hasta difamación, lo cual era muy grave y más por la falta de evidencia. El semblante de Marco era de tranquilidad absoluta, no me veía ni apenado, es más, estaba con un semblante soberbio y retador. A la única que vi apesadumbrada fue a la madre del chico”, me dijo 'Valentina'.

Por si fuera poco, la cereza del pastel fue el comentario de Luis de Buen, director de la rama femenil, quien le sugirió a 'Valentina' mejor usar pantalones para ir a trabajar y vestirse menos cachonda. ¡Hágame el favor! Y estamos hablando de un equipo que representa a la Maxima Casa de estudios.

¿Qué paso después? La sacaron de dar clases para no tener que enfrentar a Marco García ni las miradas burlonas de los chicos de fuerzas básicas. En el lugar de 'Valentina' llegaron dos profesores de género masculino, lo que no llegaba y no llegaba era la acta administrativa que solicitaba una y otra vez 'Valentina'.

Esta acta NO llegó, lo que sí es que pasaron los meses, el tema se enfrió y un buen día que coincidió con la llegada de Marco García ya al primer equipo de Pumas de Míchel, 'Valentina' recibió una llamada de recursos humanos. Aquel lunes, sin más ni más, por la tarde le dijeron que iban a prescindir de sus servicios, pero que NO se preocupara que su liquidación sería conforme a la ley. De un día para otro se quedó sin trabajo, sin acta administrativa, ya no había fotos como evidencia ni tampoco la víctima. Sus cinco años y medio con Pumas, borrados de un plumazo.

¿De que te arrepientes? ¿Qué les aconsejas a otras chicas que seguramente viven o vivirán casos como el tuyo?, lé pregunte a 'Valentina'. “Que denuncien, pero ante las autoridades, que NO permitan que las manipulen, que las engañen con promesas de justicia interna, que nuestra dignidad como mujeres vale mucho más que cualquier trabajo. Que NO se queden calladas como lo hice yo, porque me utilizaron, me faltó experiencia y me echaron cuando fui desechable ¡Vayan a las autoridades! ¡Denuncien, la dignidad NO tiene precio!”.

El estiércol se guardó bajo la alfombra del Club Universidad, pero mientras, su joya aparecía brillando en la cancha, en las redes del grupo de jugadores canteranos volvieron a aparecer las fotos íntimas de 'Valentina'. El tiempo los creyó impunes, ya pasó un año, ya no pasa nada pensaron, y esa 'hazaña' merecía ser recordada, decían los mensajes de WhatsApp que me compartieron hace unos días.

Hoy gracias a esa denuncia anónima, me permitió llegar y buscar a 'Valentina', que con gran entereza me autorizó a usar solo un par de ellas como evidencia de sus dichos. Por ello es por lo que ahora el estiércol que escondieron debajo de la alfombra saldrá a la luz. No tienen ni idea del inmenso asco que me provocó ver el apoyo y solidaridad a la violencia de genero en la pantalla de Ciudad Universitaria.

Al minuto 68 del juego ante el América, apareció la frase: “Sin mujeres, NO hay Pumas”, “Pumas por la igualdad de género”. Después de conocer esta historia, me parecieron abominables estas frases, tan lindas, tan solidarias, pero tan falsas en los hechos.

Reitero, NO se trata de Pumas, de América o de Chivas, se trata de mujeres, se trata de un cáncer que para combatirse necesita de hechos y NO dichos, se necesitan empatía NO discursos. No piense en un equipo, ni es sus colores, piense que usted tiene una hija, una novia, una sobrina, una hermana, una madre y que TODO el resto de las mujeres merecen el mismo trato que usted les dispensa a las mujeres que le acompañan en su vida.

La falsa solidaridad es también violencia de género. Y esta se combate en casa, con valores y principios. Empecemos nosotros en nuestra casa. Quedarnos callados, ocultar hechos vividos nos hace cómplice, mujeres ayúdenos también a ayudarlas. Nos necesitamos TODOS en los hechos y no en los dichos.

“Periodismo es publicar lo que alguien NO quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas”

George Orwell