opinion.luis-castillo.se-requiere-revision
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en la Octava Sports | Radio Centro, que pone al alcance información detallada del futbol mexicano.

Se requiere revisión

2021-11-09 | Luis Castillo
Comparte en:

La muerte trágica, el viernes pasado, del árbitro Néstor Damián Ángeles Rodríguez, de tan sólo 21 años, cuando se dirigía a arbitrar el partido de la categoría Sub 18 entre Mazatlán y Guadalajara en el puerto sinaloense, es por sí mismo una tragedia, un joven en busca de su sueño.

Desde lo más alto de la FMF y la propia Comisión de Arbitraje que preside Arturo Brizio Carter, debe de venir indudablemente un cambio de estrategia para antes que nada, primar el estado físico de los árbitros y después garantizar un clima laborar idóneo a los jóvenes que buscan trascender el en arbitraje.

Este lamentable hecho también desnudó las precarias condiciones en que se desarrollan los árbitros en las categorías con límite de edad.

Los árbitros que se desarrollan en estas categorías entrenan diario, y cuando son asignados a este tipo de partidos no reciben viáticos, pago de transporte o de ser necesario hotel, por eso muchos tienen que viajar durante la noche o madrugada para llegar a la ciudad donde les asignaron para prácticamente llegar a arbitrar.

Algunos árbitros que tienen actividad en estas categorías, desde el anonimato señalaron a José Santana, responsable arbitral de la Liga Femenil, Premier y Sub 20 y 18 de decirle que “le deben invertir” para poder dedicarse al arbitraje.

En la actualidad, un árbitro que silba en la Sub 18 cobra dos mil 950 pesos por partido, los auxiliares mil 450 y el asesor 450 pesos. De esos mismos deben de sufragar sus gastos.

Debe de venir una revisión para mejorar las condiciones en las que estos jóvenes realizan su actividad arbitral y no olvidar que estos árbitros son los que están formando para llegar a la máxima categoría.

CONTRASTES
En el partido de filiales de este fin de semana protagonizado por Monterrey y Pumas, mientras que Raya2 presentó en su once titular a diez de sus once elementos regulares formados en sus fuerzas básicas, salvo el veterano Humberto 'Chupete' Suazo, Pumas Tabasco apenas alineó a cinco jugadores creados en su cantera.

El caso del jugador Jesús Alvarado Morín no se toma en cuenta, ya que regresó con los auriazules 13 años después y a los 33 años de edad.

Ramón Pasquel, un arquero con futuro fue formado en Toluca, Edgar Alaffita se ha desarrollado en diversos equipos de la categoría de plata, Víctor Isaac Mora es producto de las inferiores de Pachuca, Martín Rodríguez, de Gallos de Querétaro, y Ricardo Monreal, de Alebrijes de Oaxaca, son los elementos del conjunto felino.

Bien por Raya2, que entendió rápidamente de qué va un equipo filial, en cambio Pumas Tabasco vive en la interrogante de ser parte del desarrollo formativo de los universitarios o buscar competir en el circuito.

Ojalá que con el regreso del profesor Miguel Mejía Barón se retome con seriedad el proyecto de filiales, el claro ejemplo de lo que se debe hacer fue con el equipo Pumas Morelos, conjunto que fue netamente formativo.