tmf.nfl.noticias.ultimo-pick-del-draft-con-paso-irrelevante-en-la-nfl

Último pick del Draft, con paso 'irrelevante' en la NFL

Último pick del Draft, con paso 'irrelevante' en la NFL
Anuncio del 'Mr. Irrelevant' | NFL
Sólo dos 'Mr. Irrelevant' han podido quitarse el estigma de ser seleccionados al final
2020-04-21 | MARTÍN AVILÉS
Comparte en:

Tres… dos… uno… La cuenta para la última selección del Draft no parecería tener demasiada importancia. Fue a partir de 1976 que por primera vez se otorgó el Premio Mister Irrelevant en una iniciativa del exjugador Paul Salata para darle relevancia al último hombre en ingresar a la NFL de cada año, que la expectativa creció alrededor del último pick. 

Quien fuera receptor de los 49ers y los Colts creó así una serie de eventos conocidos como la Semana Irrelevante para honrar al último jugador seleccionado del año y darle así un toque especial al desenlace del Draft.

La imagen puede parecer embarazosa, con un jersey con el número del pick bordado y los ojos del mundo mirando con compasión, pero la celebración bien vale la pena, pues consiste en invitar al Mr. Irrelevant y su familia a pasar una semana en Newport Beach, donde disfrutan de un viaje a Disneyland, un torneo de golf y una ceremonia de entrega del trofeo Lowsman, una estatua que imita al Heisman.

Ryan Succop celebra un gol de campo

Desde su creación, sólo 18 de 44 jugadores condecorados como Mr. Irrelevant han podido disputar al menos un partido de temporada regular en la NFL, pues ni siquiera Kelvin Kirk pudo jugar en los emparrillados pese a ser el primero de este selecto grupo de jugadores. De ellos, los más destacados han sido Ryan Succop y Marty Moore, siendo el último el único que ha ganado un Super Bowl.

Moore fue seleccionado en el Draft de 1994 por los New England Patriots. Experto en equipos especiales, olvidó rápidamente el haber sido elegido en el último pick y se convirtió en el primer Mr. Irrelevant en participar un Super Bowl, cuando llegó con los de Foxborough a la edición XXXI ante los Green Bay Packers y fue parte del primer título de la dinastía de Tom Brady y Bill Belichick en 2001.

Pero el caso más destacado es el de Ryan Succop, que llegó a la NFL en 2009 como Mr. Irrelevant y se borró rápidamente ese estigma con una muestra de talento asombroso. En su temporada de novato, el de South Carolina empató el porcentaje más alto para un jugador de primer año en cuanto a goles de campo convertidos con 86.2 por ciento, para dar así una muestra de que lo importante no es llegar sino mantenerse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ASÍ SE PREPARAN LOS EQUIPOS DE LA NFL PARA EL DRAFT VIRTUAL 2020