tmf.basquetbol.nba-stephen-curry-renacio-con-warriors-y-va-con-ritmo-de-mvp

NBA: Stephen Curry 'renació' con Warriors y va con ritmo de MVP

Stephen Curry en un partido con los Warriors
Stephen Curry en un partido con los Warriors | AP
El base de Golden State luce como en sus mejores años y se ha cargado en hombros a la quinteta
2021-04-20 | MARTÍN AVILÉS
Comparte en:

La intensa luz con la que brillaba Stephen Curry se apagó durante las Finales de 2019 cuando los Warriors se convirtieron en un hospital de urgencias. Un esguince en la rodilla izquierda propició la coronación de los Raptors y recién comenzada la temporada siguiente una fractura en la mano antecedió a la pandemia, por lo que solo disputó cinco partidos que dejaban en duda su futuro en la liga, mismo que luce tan promisorio como en sus mejores años al emerger de entre las cenizas cual Ave Fénix y con ello renovar las ilusiones de su equipo.

Y no es que el prodigioso base de Golden State no haya estado magnífico en toda la temporada, pues ha tenido partidos de 62 y 57 puntos este año. Pero con su quinteta sumida en la mediocridad al no tener a su fiel escudero Klay Thompson aún recuperado, Curry ha tenido que fajarse el overol para convertirse en un obrero que supo poner los cimientos de lo que es ahora una nueva era en el equipo impulsada por la sed de revancha de quien daban por muerto.

Con jugadores como Nikola Jokic y Joel Embiid jugando a un nivel supremo que los ha llevado a ser considerados como los principales candidatos para el Premio al Jugador Más Valioso, Curry se había desvanecido un poco en un segundo plano que recién dejó atrás después de cinco juegos con un magullado en el coxis, para comenzar así una racha de juegos de 30 puntos que ahora ha llegado a 11, rompiendo el récord histórico de Kobe Bryant para un jugador de 33 años o más.

El  base de Golden State ante 76ers

Y sigilosamente es con 31.4 puntos por juego, el líder anotador de la liga, para así haber revivido las conversaciones sobre un tercer trofeo MVP para sus vitrinas, y tiene a  Golden State —pese a competir en la disputada Conferencia Oeste y mermado por lesiones— con buenas posibilidades de llegar a los Playoffs, como el equipo al que ningún gran favorito quiere enfrentarse en caso de colarse a las rondas definitorias.

Recién en su último juego en el que se encargó de masacrar a los Sixers, tuvo una serie de 10 de 17 desde la larga distancia para finalizar con 49 puntos a los que añadió 3 rebotes y 5 asistencias en 37 minutos de juego. Una aportación del point guard representó entre sus tiros de campo y asistencias 59 de los 107 tantos de los Warriors, es decir, el 55 por ciento de la anotación de los californianos salió de un modo u otro de sus manos, porque queda claro que si GS entra a la postemporada será cargado en los hombros de su gran figura.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NBA: STEPHEN CURRY, IMPARABLE EN LA VICTORIA DE WARRIORS SOBRE SIXERS