opinion.carlos-ponce.el-cuento-incompleto
Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

El cuento incompleto

2021-12-20 | CARLOS PONCE DE LEÓN
Comparte en:

Hace un año tuve el honor de narrar con La Octava la Final de la Expansión que la Jaiba le ganó al Atlante en el Estadio de la Ciudad de los Deportes, pero con una diferencia abismal, algo que lo convierte en un inmueble distinto: aquella fue a puerta cerrada por la pandemia. Ser espectador en un estadio vacío es peor que pasear en un cementerio a la hora de los muertos.

Pero el Azulgrana se transformó este torneo en el monstruo de mil cabezas que apoyaba a los Potros, 22 mil fervientes atlantistas atestiguaron el sábado en la reedición de aquella Final el retorno oficial del Atlante como equipo capitalino, como el equipo del pueblo.

La historia Azulgrana tuvo a los personajes necesarios para un cuento de hadas: el héroe fue el 'Gansito' Hernández, capitán y salvador; con comparsas como Ramiro Costa y 'Hobbit' Bermúdez, los de los goles oportunos y que engancharon con la tribuna; Mario García la hizo del maestro, el gurú que entregó las herramientas de transformación; y el gran benefactor que hizo posible la aventura es Emilio Escalante, el dueño que con los colores azul y grana corriendo por las venas no sólo hizo posible el retorno a la Capital, sino que lo lleva por el camino a tener una administración que cumpla con los requisitos para ascender.

Pero aún con el festejo desenfrenado del coloso de la colonia Nochebuena, y con el reluciente trofeo que entrega la Expansión MX al ganador, este cuento de hadas no está completo, pues falta superar el gran reto, el que marca el clímax de esta historia y cuyo desenlace marcará la transformación final del Atlante: el ascenso, el retorno a Liga MX, que sólo será posible hasta el verano de 2023, después de que al menos cuatro clubes cumplan con los requisitos.

¿De qué sirvió este capítulo para el Potro? No es un título de chocolate, tampoco es un mero disfraz de gloria deportiva sin ascenso, en realidad es un paso en el camino para el gran final, es la forma de irse acostumbrando a ganar, de reconquistar a una afición histórica hambrienta de éxitos, de prepararse para el momento adecuado.

El Potro cabalgó de nuevo e hizo retumbar a la Ciudad de México, los colores azul y grana ondearon como en sus mejores momentos, y así se acercan al momento de la verdad, a la prueba final para volver a Liga MX que no tarda en aparecer en su recorrido. Te esperamos, querido Atlante.

SE TENÍA QUE DECIR…

Hace un par de semanas califiqué a Tigres como un equipo vulgar después de ver las actitudes de Herrera, Gignac y Nahuel en la eliminación ante León, y la anterior se repitió un episodio en la Femenil, con el golpe de Stefany Mayor a una rival sin balón de por medio, donde confirmo que el club de la UANL tiene como filosofía la de ‘ganar a costa de lo que sea’, un concepto que los hace corrientes y que deberían revisar para limpiar su imagen. Claro, si es que les interesa.

Y SE DIJO

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¡FESTEJA!