opinion.blog.christian-martinoli.cambiar-o-morir
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Cambiar o morir

2021-05-20 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

A Monterrey todo lo que sobra de plantel y dinero le falta de juego y ambición. Pero ojo, Aguirre forma parte del tema, pero no es el único responsable, quizá su pecado mayor ha sido todavía no poder levantar a un plantel anquilosado con anterioridad, situación por demás sorprendente porque si en algo es especialista el Vasco es en sacar esa motivación guardada, es decir, agua a las piedras.

El tema entonces va por la desidia de un plantel millonario, que siente desde hace rato haber cumplido objetivos y que simplemente vive de la renta.

Muchos en el club que lleva el nombre de la capital de Nuevo León no resisten más a la mitad de sus estrellas que a veces ya ni juegan y que, quizá, en tres cuartos de los clubes participantes de la Liga serían titulares indiscutidos. Así que si pueden hacer caja con ellos, es ahora o nunca.

Rayados tienen un problema de comodidad y la única manera de erradicarla es buscando salida a los elementos más caros y que en precio/calidad entregan menos dividendos, parece una obviedad, pero quizá por las oficinas del club regio no lo sea tanto, ya que esto no es nuevo, lleva como mínimo un par de años.

Las sirenas suenan con Camilo Vargas, guardameta estelar del Atlas y hombre que ya ha probado titularidad en la Selección Colombia, un “salvapartidos“auténtico que podría en caso de cerrarse cubrir el espacio jerárquico que dejó en su momento Barovero.

Un asunto no menor es la distracción y presión a la vez que le genera a la vieja Pandilla que su vecino también reviente “el cochino” (le cochon) y se traiga otra figura francesa a sus filas, evento no menor e incómodo, porque en Regioland, lo que hace uno, intenta hacer el otro. Plata por aquellos lares sobra, incluso en tiempos pandémicos.

Los detractores de Aguirre, que por ahora no son pocos, tendrán razón en exigir un mejor espectáculo más allá de que los equipos que ha manejado Javier, no suelen caracterizarse por ser un balet de gracia y estética.

Quizá, Monterrey ha llegado a un punto en donde muchos de los que antes eran inamovibles se tengan que alejar de la Institución y empezar una reestructuración de tajo, no hay de otra y ahí sí, Aguirre, con “su gente” será el máximo responsable para bien o para mal de lo que hagan de aquí en adelante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PECADO AZUL