opinion.ignacio-suarez.pumas-y-la-ley-olimpia-3ra-entrega
Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Pumas y la Ley Olimpia (3ra. entrega)

2020-11-11 | Ignacio Suárez
Comparte en:

La semana pasada con una votación unánime, 56 votos a favor, cero en contra y ninguna abstención, el pleno del Congreso del Senado de la República aprobó la llamada 'Ley Olimpia', que endurece las sanciones penales contra quienes ejerzan violencia digital hacia las mujeres, ya que contempla cárcel de 4 a 6 años para quienes graben, filmen, elaboren fotos, audios o video de índole sexual sin el consentimiento de la persona, justo el delito que denunció ante las autoridades Itzel 'N' en contra de Marco García y seis dirigentes relacionados con los hechos, que en su momento trabajaban para el Club de la Universidad.

Aunado a eso, en las semanas recientes, la Máxima Casa de Estudios de este país, la UNAM, tomó una decisión drástica y severa al despedir al profesor de la Facultad de Química, Mario Chin, luego de que realizara comentarios misóginos en una clase virtual y cuyo contenido se hizo viral.

Ante los hechos, el Dr. Carlos Amador Bedolla, en su carácter de director de la Facultad, emitió un comunicado que establecía la decisión de separar al profesor por considerarlo como una violencia de género, ratificando su lucha para erradicarlo, prevenirlo, denunciarlo y sancionándolo de manera ejemplar.

LA UNAM PUSO LA MUESTRA ¿Y PUMAS?

“Estos son precedentes y comportamientos ejemplares que honran los valores de la UNAM, es una postura radical que aplaudimos y que lamentablemente es opuesta a lo que está realizando la dirigencia de Pumas, en el caso de la denuncia que presento Itzel 'N'.

"Los Pumas representan a la UNAM, pero actúan de manera totalmente distinta y al parecer en colusión con las autoridades, que inicialmente trataron de bloquear y hacer 'perdediza' la denuncia. Tenemos que salir a declarar a los medios, porque si no, esto podría quedar impune y eso no puede pasar.

"Vamos a ir a todas las instancias que haya que ir, a Derechos Humanos, diversas agrupaciones feministas nos han contactado para levantar la voz y apoyar la causa. Itzel quiere dar la cara, hablar e ir hasta las últimas consecuencias, tope hasta donde tope”, me dijo de manera imperativa Roberto Alatorre, uno de los abogados que llevan el caso.

Sería la primera vez que ella, de viva voz, expresaría su postura sobre el tema. Quería decirle con su voz que 'existe', que es de carne y hueso, que su historia es cierta a personajes de la actual administración que pusieron en duda, si ella (Itzel 'N') en verdad se atrevería a enfrentarlos en los tribunales. Acordamos la cita y la entrevista, sería en una sala de juntas de nuestra casa editorial, el sábado pasado.

Acudieron puntuales a la cita. Itzel 'N' estaba nerviosa, la acompañaban dos miembros de su familia y dos de sus abogados. Se notaba nerviosa, tenía la mirada triste, pero firme a la vez. Sabe bien que quedarse callada ya NO es opción, ha sido amenazada en redes sociales, NO tiene nada contra Pumas, los dirigentes cómplices que callaron, que quisieron esconder la basura debajo de la alfombra NO representan ni al equipo ni los valores de la Universidad Nacional.

La única condición es de que NO se quitaría el tapabocas, lo cual aceptamos, no se trata de revictimizarla, ni exponerla aún más, agradecimos su valentía y la disposición de hablar por primera vez ante los medios y comenzamos.

LA ENTREVISTA

Las primeras preguntas eran obligadas y eran las interrogantes que el público se hacía en redes sociales:

¿Por qué hasta ahora? ¿Por qué tres años después de ocurridos los hechos sucedidos en septiembre de 2017 es que Itzel 'N' decide finalmente levantar la denuncia y dar la cara? ¿Qué busca Itzel: justicia, fama o dinero?

Primero fue un golpe psicológico muy fuerte para mí. Yo nunca me esperé eso de parte de los jugadores a los que daba clase. Yo busqué el apoyo de la directiva del club y lo único que recibí fue negativas, minimizaron los hechos, borraron las evidencias, hasta que consiguieron terminar la relación laboral. Desde entonces me bloquean laboralmente cuando piden referencias, desde mi salida del club no encuentro trabajo. Posteriormente, busqué ayuda legal.

 

 

¿No te dio miedo enfrentar a los Pumas en una demanda?

Muchos abogados me dijeron que era un tema muy complicado que me iba a enfrentar a un club muy poderoso y muy influyente en el país. Yo tenía miedo, sabía que me iba a exponer y no sabía cuáles iban a ser las reacciones.
Ha sido un calvario. Ha sido un acoso constante porque las personas opinan sin saber lo que pasó realmente.

 

 

¿Te duele lo que lees en redes sociales del tema?

Sí, mucho, no tienen ni idea de lo que he pasado. Cuando finalmente presento la denuncia, inicia la pandemia, luego la carpeta de investigación la extravían.

¿Es cierto que te negaron la copia del expediente por una falta de ortografía?

Sí exactamente. Me negaron en primera instancia la copia certificada. Me dijeron que no me la podían dar por esa falta de ortografía, pero que regresara la próxima semana, porque ahí en la Fiscalía no tenían fotocopiadora.

Interviene entonces el abogado Roberto Alatorre, al que le tengo que preguntar: ¿Es dinero lo que buscan al presentar una denuncia dos años después? ¿Es dañar al club?

-Y categórico responde:  Lo que buscamos es justicia para Itzel 'N' y que se sancione ejemplarmente a cada una de las personas que intervinieron en este delito tanto para el que grabo, como para quienes ocultaron y borraron las evidencias. Es para que otras mujeres que han sufrido lo que sufrió Itzel 'N' levanten la voz y denuncien.

 

 

Es terrible que suceda esto en una institución que representa a la Universidad Nacional y sus valores. Es lamentable que los directivos hayan actuado como cómplices, ellos tienen mujeres en sus vidas; madre, hermanas, tías, hijas, nueras, nietas. ¿Si les hubiera pasado esto a alguna de ellas?, ¿les hubiera gustado que borraran las evidencias? ¿Qué hubieran hecho ellos entonces; acaso no estarían exigiendo que se llegara hasta las últimas consecuencias ¡Seguramente que sí!

Si esto no lo denunciamos, no exigimos justicia y castigo, los delitos van ir escalando, como lo que está sucediendo ahora con este jugador de Chivas, ahí ya no es un asunto de acoso, ni de fotos, están acusándolo de violación.

Cerrar los ojos, hacer como si no pasara nada no sirve, no ayuda, ni a Itzel 'N' ni a ninguna de las mujeres.NO es contra Marco, es contra todos los dirigentes que intervinieron y representan a la UNAM.

¿Esconder o perder los expedientes, la carpeta de investigación es una práctica común de ayudar a los influyentes?

Sí, no es nuevo. Acá lo lamentable es que estamos hablando de la institución académica más importante de nuestro país como lo es la UNAM.

Al lado de Itzel 'N', también está Manuel Valadez, otro de los abogados del bufete que lleva el caso, a quien le pregunto: ¿De dónde es egresado usted?

-Frunce el ceño y responde: De la UNAM, precisamente.

¿Qué sentimiento le genera estar litigando contra su alma máter por no aplicar los valores que en teoría deben de inculcar a sus egresados?

Pues imagínate, da pena, da vergüenza ajena porque eso NO me lo enseñaron en mi alma máter. Eso NO es mi Universidad, ni sus valores ni sus preceptos ni su legado. Creo que al estar litigando contra ellos en lugar de dañarlos, es por el contrario, ayudarlos a resarcir y encontrar el rumbo de sus valores y su filosofía.

No logro entender por qué ocultar un delito, encubrirlo, borrar las evidencias, eso es una conducta delictiva de un grupo de personas que de alguna manera representan a la Universidad Nacional.

Con un tema NO tan grave como la denuncia que nos ocupa la Facultad de Química, actuó de manera ejemplar contra un catedrático porque había evidencias, acá con evidencias sucedió lo contrario ¿Sabes por qué? Porque ven a los jugadores sólo como dinero y que juegue bien es lo único que les importa más allá de los valores, de su formación integral como persona. Proteger su 'activo' fue su única finalidad.

¿Acaso un catedrático no es también un activo?

Lo es, pero vale menos que un futbolista. Pudieron sancionar como se debía en su momento y evitar todo esto, pero no lo hicieron y vino una constelación de conductas delincuenciales en cadena. Simplemente NO lo entiendo.

Itzel 'N' sigue con atención las respuestas. Sus ojos brillan, se nublan. Puedo ver cómo uno de sus tíos que escucha la entrevista tiene la mandíbula trabada por el dolor, el coraje, la impotencia.

Saben que el camino es corto, irán a donde tengan que ir y ellos estarán ahí apoyando a donde tope. Están seguros de que les asiste la razón y agotaran todas las instancias. Evalúan si, como les ha sugerido un grupo de feministas, hacer acto de presencia masiva en algún juego de la Liguilla del equipo para que las autoridades escuchen su voz y actúen en un marco de legalidad y transparencia.

¿Por qué dejaron llegar esta lamentable historia hasta acá? ¿Cuánto vale el prestigio y el buen nombre de los Pumas y la Universidad Nacional para que personajes que NO merecían representar a la institución lo hayan manchado de esa manera? ¿Les importará acaso? ¿Qué pensarán de todo esto los socios que han sido convocados para la Asamblea Ordinaria, el próximo 20 de noviembre, donde se decidirá si Polo Silva sigue al frente?

En la cancha, Pumas se ha reencontrado con sus raíces, su esencia, habrá que buscar que en el escritorio se limpie la casa y puedan retomar el rumbo perdido en la administración anterior.

En 1920, al asumir la rectoría, José Vasconcelos presentó la propuesta  de la frase: “Por mi raza hablará el espíritu”, señalando que este significaba la convicción de la UNAM y de que “la raza elaboraría una cultura de tendencias nuevas, de esencia espiritual y libre”.

La próxima semana sabremos, si siguen honrando ese legado o ya no importa en lo absoluto y quizá sea necesario cambiarlo.

"La sociedad no paga para que los profesores den clases, sino para que los estudiantes aprendan", José Bernardo Toro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: VIOLENCIA SEXUAL, LA OTRA PANDEMIA