opinion.blog.luis-garcia.copa-oro-puas
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Copa Oro: Púas

2021-08-03 | LUIS GARCÍA
Comparte en:

Este torneo es una monserga para la Selección Nacional, siempre lo ha sido, ganarlo significa triunfar en una cáscara entre cuates, y si se pierde, como sucedió, te pretenden quemar en leña verde.

Nada nuevo bajo el sol, es así, y con esa volatilidad se debe vivir, esas son las ásperas reglas con las que se debe competir en una batalla que se gane o se pierda, en su mayoría deja sensaciones amargas.

Pues bien, perder, volver a perder con Estados Unidos, desató en escasos minutos un vendaval en contra de la Selección, y por obvias y naturales razones sobre ti Gerardo Martino. Tú, de entrada, le bajaste la locura a la situación, reconociste el duro golpe asestado, y fuiste como siempre, lapidario y pragmático en tus expresiones públicas.

Mencionaste con categoría y elegancia que la derrota no será una catástrofe al interior del equipo, que sin duda duele, y que se buscará corregir lo mal hecho. Voces sumamente autorizadas en el futbol mexicano están pidiendo tu renuncia, como bien decía mi querido Bora Milutinovic, yo respeto, pero no las comparto.

La Selección Nacional está en sabias manos y mente para seguir caminando, y, sobre todo, darle paso más acelerado a la ya iniciada regeneración y necesaria depuración. Varias vacas sagradas de la cofradía mexicana están cerca de la salida, cuestión de ciclos de vida futbolística, y si bien tú Gerardo Martino habías sido sensible e inteligente emocional para llevar con tiento este recambio, esta dura caída te permitirá meterle velocidad a la purificación.

Esto, combinado con la sensacional actuación de la Selección Olímpica en la cual militan varios futbolistas que sin el menor atisbo de duda pueden pelearle el puesto a cualquiera de la mayor, casos como los de ustedes Luis Romo, Sebastián Córdova, Alexis Vega, Diego Lainez, Carlos Rodríguez, Henry Martín, y algunos más.

Una de las posiciones en donde la Selección mayor sufre de manera profunda es la parte defensiva, no han logrado establecer un fortín, no han edificado una pareja de defensores centrales estables y sólidos que comanden la retaguardia. Tú Héctor Moreno, que cuentas con una esplendorosa carrera, para mí, después de Rafael Márquez y Claudio

Suárez peleas junto con Carlos Salcido el puesto del tercer mejor defensor mexicano de la historia, estás lidiando con frecuentes lesiones, y eso merma tu velocidad de reacción, y otros aspectos medulares en esa demarcación como el ser tiempista.

Tú Carlos Salcedo eres sumamente volátil, contigo no se sabe qué esperar, daría la impresión que saltas a la cancha sin el menor concepto de sociedad, tú juegas a tu aire, y eso a la larga termina lastimando a los tuyos.

Tú Néstor Araujo, para mí eres el mejor posicionado en esta carrera parejera, pero te falta levantar la voz, la mano, creértela, decidir erguirte en el líder, trono que está vacante, y que pide a gritos quien lo ocupe.

Es por eso que tipos como tú César Montes, que si bien has tenido algunas desatenciones en Tokio, posees atributos increíbles para contender con quién sea por el espacio, eso sí, necesitas a un cacique que te guíe, que te oriente, que te convierta en su inseparable socio.

Tú Johan Vásquez eres una grata sorpresa, y a la vez, realidad, lo que has jugado en los Olímpicos debe darte pase directo a pelear por un puesto titular en la Mayor, posees juego aéreo, no te importa jugar mano a mano en cualquier zona del campo, haces una coberturas de antología, caminas hacia adelante sin rubor, y con la pelota en los pies eres sumamente solvente.

Y hay otros dos jugadores que en la última zona también andan pidiendo pista, tú Vladimir Loroña, que eras un lindo suplente hasta que se lesionó tu compadre Erick Aguirre, la circunstancia te aventó al ruedo, y decidiste volar, no tengo la mínima duda de que hoy podrías ser titular en la Selección Nacional mayor, tienes un descomunal físico, eres técnico, sabes cuando ir por fuera, y cuando cerrar a la espalda de tus defensores centrales, te sabes meter como mediocampista cuando la pelota está del otro costado al tuyo, la neta, lo traes todo.

Y el otro es Jorge Sánchez, después de asumir severas críticas, te aislaste de ellas, y te convertiste en una garantía de marca, y de apoyo cuando se debe ir hacia adelante, tanto por derecha como por izquierda. Las opciones de recambio ahí están, tienen vida, son palpables y cuentan con sustento, e insisto, el desbarranco en Las Vegas, puede y debe precipitar nuevas apariciones en la Selección Mayor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SELECCIÓN NACIONAL, TURBULENCIA