opinion.ruben-rodriguez.una-liga-muy-pero-muy-x
Opinión

Rubén Rodríguez

El periodista de Fox Sports llega a RÉCORD para revelarnos las bombas del futbol nacional y de la Selección Mexicana.

Una liga muy, pero muy X

2020-04-15 | Rubén Rodríguez
Comparte en:

¿Y LOS JUGADORES?

Una Liga que presume grandeza y ganancias, que cada mes envía conteos de aficionados que sólo ellos se los creen o los ven, una liga que se jactó en su momento de estar en el grupo de las mejores 10 ligas del mundo y que con sus acciones no está ni dentro de las 20 mejores, que presume calidad en sus plantillas, pero que le cierra la puerta a los jugadores mexicanos, con un sinfín de extranjeros, una liga sin autonomía, con 18 cabezas que no les da margen de maniobra, mismo caso que en la FMF, quienes brillan por su ausencia en los momentos más importantes, esta misma liga que busca una ampliación a 20 equipos y que hace unos días comunicó que nadie podía acceder a ella por no cumplir con más de dos docenas de puntos, pero donde los principales puntos son la correspondencia moral, así como ser un dueño intachable y leal. Esta liga ni las manos metió para no quitarle el trabajo a cientos de jugadores, que ahora tendrán que vivir de su pasado o de su nombre, porque para el nuevo proyecto el jugador de mas de 30 años ya no tiene cabida.

LA HIPOCRECÍA DEL BALÓN

No se han dado cuenta que la materia prima es el jugador y que ahora con determinaciones unilaterales, traperas y que buscan beneficio de algunos por la desgracias de varios se están llevando la escena del deporte a los suelos: la competencia y el derecho de pelear deportivamente por mejorar.

El futbol mexicano suma un año y medio de errores, fracasos, problemas, señalamientos y conflictos internos, acusan que los jugadores no están unidos, pero entre los que mandan reina la ambición y desunión. Todos salen en la misma foto y comen la misma mesa, pero no todos se pueden dar la mano y mirar a los ojos, esto ha llevado a una guerra interna por el poder, control y sumar grupos de poder para debilitar a unos y hacer crecer a otros, lo que ha dejado mal parado al futbol mexicano. Quien se asoma a la liga con capital fresco y nuevo sale corriendo por la imagen y la manera de operar, un ejemplo: el señor Carlos Slim, quien con pocos años y siendo una franquicia ganadora mejor decidió hacerse a un lado, ya que esas arenas se mueven mucho y para todos lados y así hay más nombres y nombres que piensan en lo que les venden y cuando intentan comprar la desilusión es igual que cuando se ve lo que ofrecen, un espectáculo raquítico, pobre y nada atractivo que es mejor no volver al estadio.

APROVECHADOS DE LA SITUACIÓN

Y así con estos antecedentes se dan el lujo de hacer, desaparecer y armar proyectos como si se dieran en macetas, han dejado sin empleo a muchos futbolistas que hace años dieron tiempo y esfuerzo por diversas instituciones y ahora ni el recuerdo les llama. Hay contratos, cláusulas, convenios que han valido de nada y que ahora quieren arreglar con unos meses de sueldo aprovechándose del momento mundial, que si bien no había argumentos para competir, tampoco para aprovecharse y colgarse de la rama para llevar el plan que hace dos meses le informamos en este mismo espacio, abolir el descenso y ascenso, que hace unos años fue quitado para proteger a Morelia, Atlas y otros clubes que pertenecían a una de las dos manos que controlan el futbol mexicano, conducido por un plan bien llevado de sus más cercanos y quien ahora auxilian y asesoran en los más altos escritorios del balompié mexicano.

HONESTIDAD Y COHERENCIA

Estos mismos le han dado un golpe artero de credibilidad, deportividad y carácter a una liga que necesita y con urgencia una limpia, autonomía, credibilidad y un poco de congruencia, porque ahora resulta que tienen planeado invitar a uno que otro club, que hace días no podía ascender por no cumplir con la certificación, para de a poco cumplir con los intereses presupuestados de tener más partidos en televisión, más no equipos, que suena igual, pero no es lo mismo.

LA SOBERBIA

Esta liga ha descobijado a sus jugadores, que es cierto han cometido errores y en su burbuja también se sentían y se sienten intocables y nunca buscaron una unión para fortalecerse y crecer juntos, el que gana más y el que menos percibe, una conjunción que tuviera peso, equilibrio en la toma de decisiones que tienen que ver de manera directa o indirecta con su futuro profesional, sin embargo, eso no lo exime de pedir respeto a lo que se hace, porque para muchos el escudo perfecto es, que ganan mucho dinero, y sí, pero también es porque se los pagan y lo generan, de lo contrario no habría maquinaria que funcione, estos mismos hoy deben de levantar la mano y unir fuerzas, ante un proyecto excluyente y ambicioso para algunos que busca desaparecer una liga que han dejado morir, luego de tantas Investigaciones financieras y de las cuales muchos se quieren lavar la manos para no salir sucios.

A resumidas cuentas, se han aprovechado de una situación extrema para tomar una radical determinación, sin miramiento alguno para beneplácito de algunos y en quedar como lo que es, una liga muy, pero muuuy equis. X.