De la escuela del Barça: Thomas Christiansen cambia filosofía del futbol de Panamá

De la escuela del Barça: Thomas Christiansen cambia filosofía del futbol de Panamá
Thomas Christiansen da indicaciones durante un partido | AP
El estratega hispano-danés ha impactado de manera positiva al cuadro canalero desde su llegada
2024-06-18 | AP
m.zavala
Comparte en:

Cuando Thomas Christiansen se embarcó con rumbo a Panamá, estaba convencido de que iba a afrontar su mayor reto como entrenador. Asumía por primera vez el mando de un equipo nacional.

El técnico hispano-danés arribó en 2020 con la idea de cambiar el rumbo del futbol panameño, y llevar al país centroamericano a su segunda Copa del Mundo.

Aunque no se logró el boleto para Qatar en 2022, Christiansen puede pregonar que en cuatro años ha alcanzado impregnar su sello personal y una nueva filosofía a la manera de jugar de Panamá.

Ahora espera mostrar algo o mucho de esa revolución en la Copa América en Estados Unidos, a la que Panamá acude por segunda vez en su historia.

En una entrevista reciente con The Associated Press, Christiansen recordó que cuando inició su trabajo en Panamá "habían muchas cosas que ajustar, pero lo más importante que teníamos era la materia base (los jugadores)".

Metió manos a una transición que ya había comenzado tras el Mundial de Rusia — la primera cita a la que se clasificó Panamá — armando un equipo con caras nuevas — Adalberto Carrasquilla y Andrés Andrade, entre ellos— pero manteniendo a varios mundialistas.

Bastó el debut de Panamá en la visita en Jamaica en el pasado octagonal final para darse cuenta que Christiansen aplicó sus ideas de juego de inmediato. Panamá impresionó y terminó arrollando 3-0 al local.

Pese a que al final del proceso terminó cediendo la plaza del repechaje a Costa Rica, Panamá confirmó su nueva identidad. Alcanzó dos veces la fase final de la Liga de Naciones —2022 y 2023— y la final de Copa Oro de 2023.

En su fase como jugador, Christiansen, de 51 años, pasó por las categorías inferiores del Barcelona, donde conoció a Pep Guardiola, el actual técnico del Manchester City, y disputó dos partidos con el primer equipo azulgrana en la época en que era dirigido por Johan Cruyff. Estuvo mayormente en el Barcelona B desde donde pasó a préstamo a varios clubes españoles. Tras salir del Barcelona, pasó por otros equipos en Europa, hasta recalar al Bochum, donde se erigió como el máximo goleador de la Bundesliga en la temporada 2002-2003.

En sus inicios como entrenador, Christiansen llevó el ADN del Barça —el 4-3-3— al AEK Larnaca de Chipre, sacándolo dos veces subcampeón, aunque no le funcionó en en el siguiente equipo que dirigió, el Apoel de Nicosia, al que de todas maneras logró clasificar a octavos de la Liga Europa tras eliminar al Athletic Bilbao, un hito. Después condujo otros clubes, inclusive el Leeds inglés, antes de dirigir a a Panamá.

Algunas de esas ideas de la escuela del Barcelona las ha llevado a la práctica en torneos de la zona.

Panamá está en el Grupo C de la Copa América

Panamá está concentrada estos días con miras al viaje a la Copa América, luego de disputar sus dos primeros partidos de la eliminatoria mundialista con insípidos triunfos sobre Guyana 2-0 y Montserrat 3-1.

En su primera aparición en Copa América hace ocho años, debutó en su llave con un triunfo 2-1 sobre Bolivia, pero luego cayó 5-0 ante Argentina en un partido en que Lionel Messi firmó un triplete, y frente a Chile 4-2. Culminó en tercer lugar de la zona, detrás de Argentina y Chile. Bolivia fue última.

En el torneo que arranca el 20 de junio, está en el grupo de Uruguay, Bolivia y la anfitriona Estados Unidos.

El "Coco" Carrasquilla, volante creativo del Houston Dynamo y jugador más valioso en la pasada Copa Oro; el defensor Michael Murillo, del Olympique de Marsella; y el veterano arquero Luis Mejía, del Nacional de Uruguay, son las figuras a seguir.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: BRASIL APUESTA A VINICIUS Y ENDRICK EN LA COPA AMÉRICA, PERO ARRASTRA MUCHAS DUDAS